PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Medio Oriente

Egipto se vuelca en América Latina y Asia mientras la guerra frena el turismo ruso

El hogar de las pirámides busca compensar la caída del mercado clave

Moscú
Por Abdel Latif Wahba
23 de abril, 2022 | 05:00 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Egipto busca atraer más visitantes de América Latina y Asia, al tiempo que habilita nuevos vuelos internacionales a un centro turístico principal, mientras intenta limitar el golpe que la invasión rusa de Ucrania ha supuesto para su industria turística clave.

Con el conflicto poniendo en peligro el flujo de llegadas rusas y ucranianas, que representaban entre el 30% y el 40% del total de Egipto, las autoridades también buscan acelerar el regreso de las naciones europeas que en su mayoría se mantuvieron alejadas durante la pandemia, dijo en una entrevista la viceministra de Turismo, Ghada Shalaby.

PUBLICIDAD

“Las expectativas para el turismo egipcio en 2022 no son mayores que las del año pasado”, dijo, declinando dar proyecciones. Los ingresos por turismo de la nación norteafricana fueron de US$5.800 millones en el segundo semestre de 2021, frente a los US$1.800 millones del mismo periodo del año anterior, según mostraron la semana pasada los datos del banco central.

Las turbulencias en el turismo egipcio se sumarían a las presiones económicas de la nación más poblada del mundo árabe, que está luchando contra el aumento de los precios de los alimentos y la energía como resultado del conflicto y ha recurrido al Fondo Monetario Internacional en busca de apoyo. Junto con los ingresos del Canal de Suez y las remesas, el sector ha sido tradicionalmente uno de los principales ingresos de divisas de Egipto.

PUBLICIDAD

Los nuevos vuelos internacionales al centro turístico de Sharm El Sheikh, en el Mar Rojo, procedentes de los países del Golfo, también podrían suponer un impulso, dijo Shalaby. El domingo, la aerolínea israelí Sun d’Or, filial de la compañía nacional El Al, realizó su primer vuelo desde Tel Aviv a la ciudad de la península egipcia del Sinaí, según un comunicado de El Al.

La reanudación de los vuelos diarios entre El Cairo y Moscú, tras varias semanas de suspensión, “ayudará a recuperar parte de lo perdido”, al igual que los servicios limitados desde Rusia a los centros turísticos egipcios del Mar Rojo, dijo Shalaby. Los inversionistas rusos también podrían aumentar su actividad en el sector turístico tras la promulgación de una nueva ley que permite la inversión extranjera en el sur del Sinaí, según el viceministro.

A más largo plazo, naciones latinoamericanas como Brasil representan esencialmente un nuevo mercado para Egipto, dijo.

Shalaby también dijo:

PUBLICIDAD

Otros mercados a los que se apunta son India, Pakistán, Marruecos, Argelia y países del Golfo como Bahréin, Qatar y Kuwait.

Hay conversaciones en curso o previstas con Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Polonia y Estonia sobre cómo reforzar las visitas.

La apertura oficial del tan esperado Gran Museo Egipcio, situado junto a las pirámides de Giza, está prevista para el último trimestre de 2022. El evento se anunciará con seis meses de antelación.

PUBLICIDAD