Mundo

Estrella de cine chino acepta cargo en gobierno mientras economía se ralentiza

El trabajo en el gobierno viene acompañado de “bianzhi”, que suele significar protección contra el despido, subsidios de vivienda y otros beneficios

NUEVA YORK, NY - 28 DE ENERO: El artista de la grabación Jackson Y asiste a la 60ª edición de los premios GRAMMY en el Madison Square Garden el 28 de enero de 2018 en la ciudad de Nueva York. (Foto de Jamie McCarthy/Getty Images)
Por Bloomberg News
10 de julio, 2022 | 03:14 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Uno de los actores jóvenes más populares de China ha cerrado su empresa de espectáculos y aceptado un trabajo en un teatro patrocinado por el gobierno del país, una decisión recibida con comprensión por los usuarios de las redes sociales en la nación asiática dado el estado de la economía.

Jackson Yee, un artista de 22 años que saltó a la fama como miembro de la popular banda de chicos TFBoys y que anteriormente apareció en películas como la epopeya bélica The Battle at Lake Changjin (La batalla del lago Changjin), ha sido aceptado provisionalmente en el Teatro Nacional de China como actor, según informó el Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social.

Yee también ha disuelto su empresa, que se dedicaba a la realización de películas y al manejo de talento, informó el sitio web de noticias Jiemian. El actor, cuyo nombre en chino es Yiyang Qianxi, no parece haber emitido ninguna declaración pública.

PUBLICIDAD

El teatro al que se incorporará Yee es conocido por llevar a escena clásicos de la literatura china e historias de los orígenes del Partido Comunista. El trabajo viene acompañado de “bianzhi”, que suele significar protección contra el despido, subsidios de vivienda y otros beneficios. Estos puestos son más populares en comparación con los del sector privado en un momento en el que la economía china está en crisis.

El movimiento del primer actor chino nacido en este siglo que ha visto cómo sus películas recaudaban más de 10.000 millones de yuanes (US$1.490 millones) en taquilla, según los informes locales, fue trending topic en la red social Weibo el jueves. La mayoría de la gente dijo que tenía sentido para ellos, y uno escribió: “Efectivamente, ‘bianzhi’ está al final del universo”, utilizando un modismo para referirse a algo que es deseable.

La desaceleración económica de China ha perjudicado a la industria cinematográfica, que ha visto cómo los cines cerraban durante largos periodos a medida que el gobierno prohibía las grandes concentraciones para frenar la propagación del Covid-19.

PUBLICIDAD

La venta de entradas en la segunda economía del mundo cayó un 38% en el primer semestre de 2022 con respecto al año anterior, hasta los US$2.600 millones, según The Hollywood Reporter, que cita a la consultora Artisan Gateway.

La decisión llega luego de que el presidente Xi Jinping tomara medidas enérgicas contra la industria del entretenimiento, y de que el año pasado el regulador de la radiodifusión prohibiera a las estrellas de cine con políticas “incorrectas”, limitara los salarios y frenara la cultura de los fans de las celebridades.

A una de las actrices más populares de China, Zhao Wei, se le retiraron sus obras de los sitios de streaming y su club de fans fue cortado de Weibo, y a la actriz Zheng Shuang se le ordenó pagar 299 millones de yuanes en impuestos atrasados, tasas de retraso y multas.

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD