Negocios

Fondos de cobertura están apostando a que Musk deberá terminar comprando Twitter

Distintos fondos han comprado acciones, opciones o bonos bajo la premisa de que Musk perderá el juicio con la red social

Elon Musk
Por Yiqin Shen, Katherine Burton y Hema Parmar
14 de septiembre, 2022 | 10:49 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Distintos fondos de cobertura, entre ellos Greenlight Capital y Pentwater Capital Management, están apostando a que Elon Musk terminará teniendo que comprar Twitter Inc. (TWTR).

La persona más rica del mundo, conocida por involucrarse en disputas con los reguladores sobre las leyes relacionadas a los valores, está intentando echarse atrás de su acuerdo para adquirir la red social.

En ese marco, hay fondos de cobertura que han comprado acciones, opciones o bonos bajo la premisa de que Musk perderá el juicio que comenzará el 17 de octubre en una corte de Delaware.

PUBLICIDAD

Podría ser un punto positivo para fondos de cobertura que han tenido un año difícil. Los fondos que se enfocan en ciertos eventos, que suelen apostar en fusiones y adquisiciones, han caído 4% en promedio, según la empresa de investigación PivotalPath.

La ley es clara, dijo Einhorn a los inversores en una carta el mes pasado. Y “si se tratara de cualquier otra persona que no fuera Musk, calcularíamos que las probabilidades de que el comprador se librara del acuerdo serían mucho menos del 5%”, dijo.

El gestor de dinero, cuya empresa compró acciones de Twitter a un precio medio de US$37,24, descartó la especulación de que el tribunal fallara a favor de Musk para evitar la vergüenza en caso de que el hombre que tiene un patrimonio neto de más de US$250.000 millones decidiera simplemente ignorar su decisión.

PUBLICIDAD

“Creemos que el incentivo del Tribunal de la Cancillería de Delaware, el tribunal de negocios preeminente y más respetado de la nación, es seguir realmente la ley y aplicarla aquí”, escribió Einhorn.

Un abogado de Musk y un portavoz de Twitter declinaron hacer comentarios.

Pentwater, dirigida por Matthew Halbower, compró más de 18 millones de acciones de Twitter en el segundo trimestre, lo que convierte a su empresa en el séptimo mayor propietario con una participación del 2,4%. En julio dijo a la CNBC que esperaba que Musk, que ofreció comprar Twitter por US$54,20 la acción, se viera obligado a completar la compra.

Caída del mercado

De momento, el mercado parece respaldar esa opinión.

El martes, cuando los mercados de valores de EE.UU. sufrieron la mayor caída en más de dos años, los accionistas de Twitter votaron a favor de la fusión, y la acción fue la segunda mejor del S&P 500, ganando un 0,8%, hasta US$41,74. Aunque no ha cerrado por encima de los US$44,50 desde que Musk sugirió por primera vez en mayo que podría echarse atrás, algunos analistas e inversores, entre ellos Einhorn, han dicho que la acción se desplomaría hasta los US$20 si el acuerdo fracasa.

Las acciones avanzaron luego de una audiencia con un denunciante y la aprobación del acuerdo con Musk por parte de los accionistasdfd

La idea de que Musk, CEI de Tesla Inc. (TSLA) y SpaceX, podría llegar a ser propietario de Twitter echó raíces a principios de abril. Fue entonces cuando reveló que había adquirido el 9% del gigante de las redes sociales, convirtiéndose en su mayor accionista individual. En pocas semanas las partes anunciaron que habían llegado a un acuerdo. Pero menos de un mes después Musk amenazaba con retirarse, acusando a Twitter de subestimar la prevalencia de los bots en su plataforma. El 8 de julio, dijo que iba a rescindir el acuerdo.

PUBLICIDAD

Desde entonces, los abogados de Musk han apuntado a las alegaciones del denunciante Peiter Zatko, antiguo jefe de seguridad de Twitter, diciendo que las “atroces deficiencias” en las defensas de la compañía contra los hackers y los problemas de privacidad significaban que Twitter había incumplido las condiciones del acuerdo de fusión.

Un artículo publicado esta semana en el New Yorker afirma que, tras hacerse públicas las afirmaciones de Zatko, sus antiguos colegas fueron contactados por investigadores, a veces ofreciendo dinero a cambio de información sobre el ejecutivo de ciberseguridad. Al menos algunos de los investigadores estaban reuniendo información para empresas de inversión que apostaban por el acuerdo, según el informe.

Algunos inversores y analistas sugieren que las partes podrían llegar a un acuerdo antes del juicio, con Musk pagando cerca de US$50 por acción.

PUBLICIDAD

Carronade Capital Management, un fondo de cobertura de crédito multiestratégico de US$900 millones, invirtió en varios títulos de deuda y acciones de Twitter, apostando a que el acuerdo se hará finalmente, ya sea después de un juicio o a través de un acuerdo, según personas familiarizadas con el asunto. Un representante de la empresa declinó hacer comentarios.

Chris Pultz, de Kellner Capital, dijo que Musk y Twitter podrían acordar renunciar a un juicio a cambio de un descuento de entre el 10% y el 15% del precio original del acuerdo.

PUBLICIDAD

“Cualquier cosa más que eso y la junta de Twitter podría decir que prefiere arriesgarse a ir a juicio”, dijo Pultz, cuya firma gestiona unos US$250 millones.

En abril, cuando Musk consiguió financiación externa, incluida la de otros multimillonarios como Larry Ellison y el príncipe saudí Alwaleed bin Talal, Pultz adquirió una pequeña participación en Twitter. Cuando las acciones se desplomaron en julio, acercándose a su mínimo del año, Kellner reforzó su posición en un 40%.

Cabot Henderson, estratega de fusiones de Jones Trading, dijo que Twitter tiene ahora menos incentivos para aceptar un precio más bajo porque la empresa ha estado ganando en las audiencias previas al juicio, lo que hace que las probabilidades de un acuerdo sean menores de lo que predijo anteriormente.

PUBLICIDAD

“En este momento, la gente se está preparando mentalmente para que esto vaya a juicio ahora”, dijo Henderson. “A veces es difícil analizar las posturas, pero parece que ha habido un verdadero endurecimiento de las actitudes”.

-- Con la ayuda de Jef Feeley y Alex Barinka.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD