Actualidad

Las ciudades con gastos por la afluencia de migrantes podrían recibir asistencia federal

En Nueva York, los costos totales para todos los solicitantes de asilo podrían ascender a 1,6 millones de dólares al día

Migrants after being dropped off near the residence of Vice President Harris in Washington, D.C. on Sept. 15.
Por Kate Mackenzie, Ella Ceron y Hadriana Lowenkron
17 de septiembre, 2022 | 02:10 PM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — La ayuda federal podría llegar a Nueva York y otras ciudades que se encuentran bajo presión ante la cantidad de migrantes de otros Estados.

Alrededor de 8.500 solicitantes de asilo se encuentran actualmente en el sistema de refugios de Nueva York, dijo el alcalde Eric Adams, en una conferencia de prensa el jueves. La ciudad no ha dado a conocer la cantidad exacta que se está gastando para albergar a las personas enviadas por los gobernadores para protestar, por lo que consideran una inacción en la frontera por parte de la administración del presidente Joe Biden.

Sin embargo, basándose en lo que Nueva York ha pagado anteriormente por cada persona y familia no alojada que permanece en los refugios, los costos totales para todos los solicitantes de asilo podrían ascender a 1,6 millones de dólares al día. La ciudad dijo que estimar los costos exactos es “complicado”.

PUBLICIDAD

Washington DC ha destinado 10 millones de dólares a la recién creada Oficina de Servicios para Migrantes. El gobernador de Illinois, J.B. Pritzker, emitió el miércoles una proclamación de emergencia por catástrofe, una acción que liberará de transporte, alojamiento y servicios médicos a los cerca de 600 solicitantes de asilo que han llegado al estado en las últimas semanas.

Al menos 13.000 migrantes han sido transportados a Washington, Nueva York y Chicago a partir de abril desde Texas y Arizona. Unos 50 fueron enviados por el gobernador de Florida, Ron DeSantis, a Martha’s Vineyard (Massachusetts) esta semana. Los grupos de derechos de los inmigrantes y los funcionarios demócratas han criticado ampliamente el esfuerzo de reubicación como un truco político inhumano.

La falta de aviso y la ya creciente población sin vivienda en las principales ciudades de EE.UU. está estresando a los departamentos de servicios sociales.

PUBLICIDAD

Esto no es algo que hayamos presupuestado, pero es algo que debemos hacer”, dijo la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, a principios de este mes. “Son seres humanos -madres y padres, niños pequeños, ancianos- que merecen nuestro respeto y dignidad. No son una carga. No son bienes de consumo. Son seres humanos como tú y como yo”.

Ayuda federal

La Casa Blanca está ayudando a las ciudades que han recibido a los migrantes reubicados, con representantes de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias en el lugar para coordinar los esfuerzos para administrar el apoyo federal, dijo el viernes la secretaria de prensa Karine Jean-Pierre. Añadió que hay fondos disponibles para los gobiernos locales y las organizaciones sin fines de lucro a través del programa de alimentos y refugio de emergencia de la FEMA para apoyar la ayuda humanitaria a los migrantes.

Continuaremos haciendo lo que podamos como Gobierno federal para apoyar a estas ciudades, mientras reconstruimos nuestro sistema de procesamiento de asilo después de que fue destruido por la administración Trump”, dijo. “En respuesta a los repetidos intentos de estos funcionarios republicanos de crear caos y confusión en la frontera, estamos trabajando para gestionar las consecuencias”.

La Casa Blanca no proporcionó cifras específicas sobre la cantidad de ayuda disponible para las ciudades.

Los senadores demócratas de California e Illinois, Alex Padilla y Dick Durbin, encabezaron un grupo de legisladores que pidieron a los líderes del Comité de Asignaciones del Senado que proporcionen fondos adicionales de asistencia humanitaria para el Programa de Alimentos y Refugios de Emergencia de la FEMA en el próximo proyecto de ley de financiación de la parada del gobierno.

“El Congreso tiene la oportunidad de reafirmar su compromiso con la protección de los migrantes y el derecho a buscar refugio mediante la ampliación de la financiación”, escribió el grupo en la carta, diciendo que el cuerpo legislativo “debe garantizar que las comunidades tengan las herramientas necesarias para tratar a los migrantes de manera justa y humana mientras huyen de la violencia y la inestabilidad.”

PUBLICIDAD

Nueva York está tratando de conseguir apoyo en tiempo real para albergar, educar y proporcionar atención sanitaria a las avalanchas de migrantes. En el año fiscal 2022, la ciudad gastó unos 135,83 dólares por día para las personas en instalaciones para adultos solteros y 186,01 dólares para los que están en instalaciones familiares, según el Informe de Gestión del Alcalde. La ciudad dijo que estimar el costo total del cuidado de los migrantes es complicado, ya que algunos de ellos no terminan en el sistema de refugios y en su lugar pueden ser alojados en hoteles.

“Durante meses, esta administración, por su cuenta, ha proporcionado de forma segura y eficiente refugio, atención médica, educación y una serie de otros servicios”, dijo Fabien Levy, un portavoz de Adams. “Hemos hablado con el gobierno federal sobre el reembolso”.

Chicago, que comenzó a prepararse para la posible llegada de los migrantes semanas antes de que los autobuses aparecieran inesperadamente en Union Station, está buscando asistencia financiera adicional para ayudar a aliviar parte de la carga de los costos.

PUBLICIDAD

Acogida de refugiados

Incluso con la presión añadida, los alcaldes están animando al Gobierno de Biden a seguir acogiendo a los refugiados. Adams, Lightfoot y los alcaldes de una treintena de ciudades enviaron el viernes una carta a Biden en la que pedían al Presidente que mantuviera el objetivo de admisión de refugiados a 125.000 en 2023 y reforzara los programas humanitarios.

“Como ciudades y condados de todo el país, estamos a la vanguardia de la acogida de refugiados y de la integración de los inmigrantes en nuestras comunidades”, dijeron los alcaldes en la carta. “Sabemos de primera mano que todos nos beneficiamos de la tenacidad, el coraje, la diversidad y las habilidades que aportan los refugiados”.

PUBLICIDAD

Sin duda, aunque sea abrumador desde el punto de vista logístico, quizás sea demasiado pronto para saber si esto supondrá una carga financiera. Las ciudades más grandes de EE.UU. tienen presupuestos que superan las decenas de miles de millones y muchas de ellas, a pesar de contar con el dinero del estímulo federal, también han estado recaudando ingresos que superan las previsiones.

Los programas de reubicación también han supuesto un costo para Arizona y Texas. Los costos del gobernador Greg Abbott han alcanzado más de 12 millones de dólares a mediados de agosto. Arizona, que comenzó a enviar solicitantes de asilo a Washington en mayo, gastó 3 millones de dólares en los tres primeros meses del programa.

Los legisladores de Florida asignaron 12 millones de dólares en el presupuesto estatal para “facilitar el transporte de extranjeros autorizados desde este estado”, lo que plantea dudas sobre el uso de esos fondos por parte de DeSantis para el traslado a Martha’s Vineyard, según el Washington Post. Dos legisladores demócratas del estado dijeron el viernes que pedirán a la legislatura que instruya a DeSantis para que “cese su uso inapropiado del dinero de los contribuyentes”, informó el periódico.

PUBLICIDAD

No puedo imaginar un uso menos útil del dinero”, dijo Linda Bilmes, profesora de política pública en la Escuela Kennedy de Harvard. “Ese dinero podría gastarse en la transición de los inmigrantes a miembros útiles y productivos de la economía”.

-- Con la ayuda de Danielle Moran y Martin Z. Braun.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD