Mercados

Acciones caen en EE.UU. en medio de tensión en China; petróleo borra pérdidas

El S&P cae y recorta su ganancia mensual. Apple cae luego de que Bloomberg reportara que producirá unos 6 millones de iPhone Pro menos por el tumulto en una de sus fábricas

Imagen de la Bolsa de Valores de Nueva York
Por Rita Nazareth
28 de noviembre, 2022 | 12:31 PM

Bloomberg — Las acciones caen este lunes en medio que temores sobre la posibilidad de que China restrinja aún más sus políticas sanitarias, socavando aún más los prospectos del crecimiento mundial.

Al mismo tiempo, el petróleo borró sus pérdidas luego de que la consultora de riesgo político Eurasia Group dijera que la OPEP+ considerará seriamente recortar su producción.

El S&P cae y recorta su ganancia mensual. Apple Inc. (AAPL) cae luego de que Bloomberg News reportara que producirá unos 6 millones de iPhone Pro menos por el tumulto en una de sus fábricas.

PUBLICIDAD

Un indicador de las acciones chinas que cotizan en Estados Unidos repuntó. Amazon.com Inc. (AMZN) impulsó las ganancias de los minoristas, y los analistas afirman que el Ciberlunes ofrecerá una imagen más completa de la temporada navideña.

Los problemas de China complican las expectativas de su camino hacia la reapertura, que -junto con las perspectivas de subidas de tasas más moderadas de la Reserva Federal- habían impulsado recientemente el sentimiento. Las autoridades desplegaron una fuerte presencia policial en Pekín y Shanghai para evitar que se repitan las manifestaciones del fin de semana. Los analistas de Goldman Sachs Group Inc. (GS) han advertido de la posibilidad de que se produzca una salida desordenada de la política de Covid Cero.

“Esto va a mantener la actividad económica sometida en el país, y más allá”, dijo Fawad Razaqzada, analista de mercado de City Index y Forex.com. “Los disturbios civiles están añadiendo otra capa de incertidumbre sobre la situación económica allí. Sin duda, está perjudicando el sentimiento de los inversores en los mercados financieros”.

PUBLICIDAD

El ataque de ansiedad de los inversores también afectó al bitcoin (XBT), con BlockFi Inc. declarándose en bancarrota, la última empresa de criptografía que se ha hundido tras la rápida caída de FTX.

Justo cuando el S&P 500 buscaba superar los máximos de mediados de noviembre, el sentimiento se volvió negativo, amenazando el reciente impulso del mercado. El momento es muy inconveniente en este caso, ya que el índice se acerca a una zona técnica crucial en forma de tendencia bajista de 2022 y de media móvil de 200 días. Si la reciente tendencia alcista se evapora, las operaciones tácticas bajistas a corto plazo podrían desencadenar una toma de beneficios.

Según los estrategas de Goldman Sachs y Deutsche Bank, el año que viene los mercados bursátiles van a vivir escenarios de volatilidad, ya que todavía no reflejan el riesgo de una recesión en EE.UU. Sus afirmaciones son una advertencia después de que la renta variable haya subido con fuerza en los dos últimos meses por las apuestas de que un pico de inflación llevará a una suavización de las políticas de los bancos centrales.

El director de inversiones de BlackRock Inc. (BLK), Rick Rieder, ve la posibilidad de que la volatilidad de las tasas baje y proporcione una condición necesaria, “aunque quizá no suficiente”, para la estabilización de los mercados de activos de riesgo.

La estanflación es el principal riesgo para la economía mundial en 2023, según los inversores, que afirmaron que las esperanzas de un repunte de los mercados son prematuras tras la brutal venta de este año. Casi la mitad de los 388 encuestados en el último sondeo de MLIV Pulse dijo que un escenario en el que el crecimiento sigue siendo lento mientras la inflación sigue siendo elevada dominará a nivel mundial el próximo año.

Se espera que el presidente de la Fed, Jerome Powell, consolide el miércoles las expectativas de que el banco central ralentizará su ritmo de subidas el próximo mes, al tiempo que recordará a los estadounidenses que su lucha contra la inflación se prolongará hasta 2023.

PUBLICIDAD

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, John Williams, dijo que los responsables políticos tienen más trabajo que hacer para frenar la inflación, que sigue siendo “demasiado alta” a pesar de cierta mejora reciente en los desafíos de la cadena de suministro. Su homóloga de Cleveland, Loretta Mester, declaró al Financial Times que “dado que estamos empezando a entrar en territorio restrictivo, tenemos la oportunidad de ralentizar el ritmo de las subidas y evaluar los efectos”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD