Economía

Dólar alto encarece y pone más barreras a la investigación en Colombia: ¿cómo afecta?

En este escenario de dólar alto y problemas logísticos los investigadores realizan menos pedidos y prefieren completar un cupo para traerlos al país

Investigación científica en Colombia y precio del dólar
09 de diciembre, 2022 | 10:01 PM

Bogotá — El costo de los equipos y de los insumos de laboratorio, así como los pagos a los investigadores extranjeros, están sintiendo los efectos del incremento del dólar en Colombia, que ha puesto al descubierto lo vulnerables que pueden ser ciertos eslabones de la investigación y al mismo tiempo hace repensar los modelos de financiación en el país, de acuerdo a un reporte de la Universidad Javeriana.

El fortalecimiento del precio del dólar, que este año llegó a superar por primera vez en su historia los $5.000, reduce hasta un 35% los presupuestos de la investigación en Colombia, por lo que en este contexto proyectarlos y sobre todo ejecutarlos “es una tarea cada vez más difícil”, de acuerdo al informe.

Estos incrementos de costos se reflejan principalmente en la infraestructura y en varios equipamientos necesarios para la investigación y el aprendizaje.

PUBLICIDAD

Asimismo, genera presiones en los recursos de información si se tiene en cuenta que, según el Consorcio Colombia -una asociación de 52 instituciones de educación superior colombianas- las bibliotecas y centros de investigación del país pagan anualmente US$12 millones para acceder a este tipo de publicaciones.

Según un estudio del Laboratorio de Economía de la Educación, Colombia durante 2019 invirtió solo un 0,3 % del Producto Interno Bruto – PIB – en proyectos de investigación. Esto está por debajo del promedio de Latinoamérica que es de 0,5 %, y muy lejos de Brasil, que invierte el 1,2 %.dfd

En el caso de la Universidad Javeriana se tiene que esta institución invirtió este año $2.000 millones para que profesores y estudiantes accedan a las bases de datos de publicaciones científicas, que también se pagan en dólares, lo que representó un aumento del 25% del precio en pesos colombianos.

El director de Recursos Físicos de la Universidad Javeriana, Javier Forero, se refiere a que el impacto del dólar se siente en “todo lo que implique tecnología, inmobiliario técnico, plantas eléctricas, ascensores o equipos de bombeo” que se importan de Estados Unidos y Europa.

PUBLICIDAD

“Todos los insumos para biología molecular y para cultivo de tejidos son importados. En Colombia no se produce nada de estos reactivos. Al hacer la conversión de pesos a dólares, cada vez alcanza para menos cantidades”, complementó la profesora del Departamento de Biología de la Pontificia Universidad Javeriana, María del Pilar Márquez.

A esta marcada depreciación del peso colombiano (COP) se suman las dificultades generadas por las cuestiones logísticas, un sector que ha afrontado una disrupción desde que se inició la pandemia que ha provocado que hoy una carga se demore tres meses o más.

De acuerdo al reporte, en este escenario los investigadores realizan menos pedidos y prefieren completar un cupo para traerlos al país.

Esto estaría generando impactos no solo en cuanto a los tiempos en los que se desarrollan estas pesquisa sino también en la calidad de las mismas, según alertan los mismos investigadores.

“Generalmente, al inicio de los proyectos nos comprometemos a entregar varios productos. Uno intenta que la calidad sea la que menos sufra, así que podemos negociar la entrega de menos, pero que sean de muy buena calidad”, dice Márquez.

Dado que esta coyuntura ha dejado al descubierto lo vulnerables que pueden quedar ciertos eslabones de la investigación, los especialistas han señalado que es necesario repensar los modelos de financiación.

PUBLICIDAD

A propósito de esto, indican que las políticas públicas del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación no tienen herramientas o mecanismos que puedan aliviar los impactos en este tipo de situaciones.

“Difícilmente le autorizan a uno más dinero. La volatilidad del dólar es algo que se puede negociar al principio, pero eso depende de cada financiador (…) en este momento no tengo proyectos de regalías, pero algunos de mis compañeros tienen dificultades para negociar los productos, los entregables. Esto debería reevaluarse porque esas reducciones en el presupuesto, que son ajenas a nuestra labor, limitan lo que podemos hacer y entregar como resultado”, dice Márquez.

Por su parte, el líder de la Unidad de Biología Comparada de la Universidad Javeriana, Manuel Góngora, aboga porque Colombia no sea tan dependiente de las importaciones de insumos.

PUBLICIDAD

“Países como Brasil que invierten más presupuesto en su sistema de investigación, ya tienen algunas aproximaciones en ese sentido, pero la idea es que podamos tener los insumos disponibles y seguramente así no nos veríamos tan afectados”, agrega.

Góngora, encargado del espacio que permite el alojamiento y cuidado de las especies animales que son sometidas a pruebas de laboratorio, también ha sentido el impacto del dólar en los costos y lamenta que los presupuestos de alimentación, alojamiento e insumos para el cuidado de los animales o reactivos y químicos se han incrementado en dos dígitos.

PUBLICIDAD

“Lo ideal es que factores como el presupuesto no afecten la calidad de las investigaciones. Trabajar con animales tiene unas implicaciones éticas importantes y si los resultados se llegan a ver en riesgo, es mejor no hacerlas porque estaríamos usando un animal innecesariamente”, señaló.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD