Estilo de vida

El efectivo es el rey para los compradores de autos de lujo este año

La volatilidad del mercado de valores y la incertidumbre económica hacen que los consumidores adinerados dispongan de mayores reservas de efectivo

Bentley
Por Hannah Elliott
22 de enero, 2023 | 01:59 PM

Bloomberg — En el 2022, los fabricantes de vehículos y los consumidores afrontaron un año difícil. La subida de tasas de interés, la fuerte inflación y los incrementos de precios de la gasolina y los productos de consumo mermaron los balances mensuales de las familias, al tiempo que las empresas automovilísticas se esforzaban por preservar las cadenas de abastecimiento y las existencias.

En el sector del lujo, hubo varias empresas que evitaron el sufrimiento y registraron beneficios sin precedentes. El año pasado, Bentley envió 15.174 vehículos a nivel mundial, lo que supuso un aumento del 4% con respecto a 2021. Lamborghini suministró 9.233 coches, lo que representa un alza del 10% respecto al año anterior. Por su parte, Porsche vio un repunte del 3% en las entregas globales y un número récord de ventas en Estados Unidos. La cifra total de ventas de Rolls-Royce creció un 8%, hasta los 6.021 vehículos vendidos en el 2022, pues la cada vez mayor demanda en América compensa un declive en China; los usuarios de la marca del Reino Unido gastaron unos 500.000 euros (US$537.000) de media por auto, y gran parte de sus propietarios son poseedores de varios vehículos.

“La cifra de ventas de las marcas de lujo no ha parado de crecer y subió casi un 3% en el año pasado”, señala Zack Krelle, director sénior de Análisis OEM (por sus siglas en inglés, fabircante de equipo original) de la empresa de datos TrueCar. " Tesla (TSLA) lideró las ventas en 2022, al tiempo que las marcas germanas han recobrado el ritmo de ventas y cerraron el año superando las cifras de 2021″. BMW y Mercedes-Benz se enfrentaron a un 2021 complicado, pero en los últimos meses sus ventas mejoraron; los EV (por sus siglas en inglés, vehículo eléctrico) brillaron con luz propia en ambos empresas, duplicando ampliamente las ventas de 2021.

PUBLICIDAD
Porschedfd

De acuerdo con los analistas, las marcas premium tendrán un auge mucho mayor en 2023, pues se prevé que las ofertas “todo en efectivo” en automóviles lujosos gozarán de mayor popularidad que en las últimas décadas, consolidando una dinámica que se inició con la pandemia hace 3 años.

“El efectivo fue importante el año pasado y seguirá siéndolo en 2023″, dice Jonathan Smoke, economista jefe de Cox Automotive. “Más consumidores ricos comprarán con efectivo en lugar de financiar en 2023″.

La volatilidad del mercado de valores y la incertidumbre económica hacen que los consumidores adinerados dispongan de mayores reservas de efectivo, por lo que están gastando más dinero en dólares absolutos. Mientras tanto, las tasas de interés de los préstamos para automóviles actualmente están alcanzando máximos de 20 años.

PUBLICIDAD

Esta tendencia en el sector del lujo tendrá un impacto persistente en las ganancias de la industria y en el futuro comportamiento de los consumidores. Las compras en efectivo significan que los concesionarios ven menores ingresos por financiamiento, algo que los concesionarios de Genesis, Mercedes-Benz, BMW, Infiniti y Jaguar ya han comenzado a tratar de combatir ofreciendo a los consumidores ofertas de arrendamiento agresivas, dice Krelle.

Por otro lado, las compras en efectivo ayudan a los consumidores porque refuerzan el valor de un vehículo frente a la alternativa de perder capital, o la diferencia entre el valor del vehículo y el monto adeudado de un préstamo. “Esperamos que el próximo año sea de transición”, dice Smoke.

Las ventas de lujo fueron la razón principal del aumento en los precios de los autos nuevos en 2022, cuando representaron una participación históricamente alta del mercado, superando el 18% del total, según Kelley Blue Book. En noviembre de 2019, la cuota de lujo del mercado estadounidense era del 16,1 %. El comprador promedio pagó aproximadamente US$65,775 por un automóvil de lujo nuevo en otoño de 2022, cuando el precio promedio de un vehículo nuevo que no es de lujo rondaba los US$48,094.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD