Medio Oriente

La economía israelí está en peligro: especialista del Banco Central tras su dimisión

Durante el mes pasado, decenas de miles de israelíes participaron en manifestaciones masivas para protestar por el posible debilitamiento del poder judicial

Israel
Por Gwen Ackerman y Alisa Odenheimer
24 de enero, 2023 | 03:03 AM

Bloomberg — En una de las salidas más sonadas desde que el primer ministro Benjamin Netanyahu iniciara su iniciativa para modificar el aparato judicial, un miembro con derecho a voto del Comité Monetario del Banco de Israel dimitió afirmando que la democracia de la nación está en riesgo.

El profesor de economía Moshe Hazan, que trabajó durante más de 5 años en el Comité Monetario, envió su dimisión a Netanyahu a última hora del domingo. Señaló que se marchaba para dedicarse más a la “actividad política”, conforme a un anuncio emitido por la entidad bancaria. No fue posible ponerse en comunicación con Hazan para que ofreciera sus opiniones.

La administración derechista de Netanyahu, que juró su cargo en diciembre, se ha comprometido a conceder a la clase política un mayor poder de decisión en la designación de los magistrados del Tribunal Supremo y a restringir la capacidad de fiscalización de este órgano sobre el Legislativo. Sus detractores, entre los que se cuentan inversionistas y dirigentes de la poderosa industria tecnológica israelí, temen que estas medidas pongan en entredicho la democracia liberal de su país y su clima propicio para los negocios.

PUBLICIDAD

Durante una reciente entrevista con el periódico especializado en finanzas Calcalist, Hazan indicó que su país no “desea transformarse en una república bananera” y que las cuestiones relacionadas con los tipos de interés parecen banales en estos tiempos.

“Los pasos que se espera que tome el gobierno, si se aprueban, harán un gran daño a la independencia tanto del sistema de justicia como del servicio civil y, en el futuro, a la democracia y a la economía israelí”, dijo.

Durante el mes pasado, decenas de miles de israelíes, desde militares retirados hasta maestros y políticos de la oposición, participaron en manifestaciones masivas para protestar por el posible debilitamiento del poder judicial.

PUBLICIDAD

Y cada vez más, algunas figuras del establishment (conjunto de personas, instituciones y entidades influyentes en la sociedad o en un campo determinado, que procuran mantener y controlar el orden establecido) plantean objeciones públicas. Antes de que se conociera la renuncia de Hazan, el embajador de Israel en Canadá, Ronen Hoffman, renunció por diferencias con el gobierno de Netanyahu.

Con la transición al nuevo gobierno ya una política diferente en Israel, mi integridad personal y profesional me ha obligado a solicitar la reducción de mi cargo y regresar a Israel este verano. Dr. Ronen Hoffman (@ronenhoffman) 22 de enero de 2023

Otros pueden seguir su ejemplo, dijo Jonathan Spyer, director de investigación del grupo de expertos Foro de Medio Oriente. “La renuncia de Hazan es, por supuesto, más significativa que la de Hoffman, porque Hoffman era un empleado político asociado con Yesh Atid”, una facción gobernante en el gobierno anterior, dijo.

“La renuncia de Hazan va de la mano con las expresiones de preocupación de los ex gobernadores del banco Karnit Flug y Yaacov Frenkel sobre el posible impacto económico de los acontecimientos actuales”, agregó.

En otra medida, el ex primer ministro Yair Lapid informó al Parlamento que había solicitado al presidente que formara un comité independiente “para ofrecer una recomendación equilibrada y razonable para mejorar el sistema judicial y encontrar el equilibrio adecuado entre los poderes legislativo y judicial”.

Sin constitución

Israel no tiene constitución y la Corte Suprema dictamina sobre la legislación basada en las leyes básicas del país. Los conservadores se han quejado durante mucho tiempo de que los jueces se están extralimitando en su autoridad legítima. Sin embargo, el remedio que propone el gobierno actual tiene a otros preocupados de que va demasiado lejos.

PUBLICIDAD

Hazan dejará el comité monetario de seis miembros cuando el Banco de Israel se acerca al final de su ciclo más largo de aumentos de tasas en décadas, con la inflación aún en el nivel más alto desde 2008.

El gobernador Amir Yaron ya advirtió que la interferencia política podría comprometer la independencia del banco central, advirtiendo a los legisladores en noviembre sobre las decisiones que, según él, podrían ser un riesgo para el entorno comercial y legal de Israel. El gobernador sirve como asesor económico del gobierno.

Hazan le dijo a Calcalist que quería participar en el debate público y que dar forma a las decisiones “desde adentro” ya no era suficiente. Además de su puesto en el banco central, Hazan enseña en la Universidad de Tel Aviv y tiene otras funciones académicas.

PUBLICIDAD

“Ahora es importante que la gente influya desde afuera”, dijo. “Veinticinco puntos básicos hacia arriba o hacia abajo en la tasa de interés es menos importante en este momento. Lo importante es que la gente entienda que podemos llegar a un punto en el que nadie siga las reglas”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD