Viajes

Florida tendrá su propio mega resort al estilo de Baha Mar en Boca Ratón

El complejo también tiene un nuevo nombre. El Boca Resort, como lo llamaban los lugareños desde hace tiempo, es ahora simplemente The Boca Raton.

Fuente: The Boca Raton
Por Nikki Ekstein
29 de agosto, 2021 | 10:00 AM
Tiempo de lectura: 7 minutos

(Bloomberg) — Un miércoles por la mañana a finales de julio, Daniel Hostettler se asoma a la ventana de su oficina en el segundo piso para ver la demolición de la emblemática Porte-cochère (entrada lujosa para un complejo u hogar) del Boca Raton Resort and Club, una entrada ovalada de asfalto con una fuente de italianita y altas palmeras. Aparte del Breakers, a unos kilómetros al norte, en Palm Beach, el edificio actualmente cerrado es lo más parecido a una gran dama que hay en el sur de Florida, aunque hoy en día esté adornado con camiones de basura y albañiles en lugar de Aston Martins y Maseratis.

Hostettler es nuevo en la escena; cuando hablamos es su 90º día en la soleada Boca Ratón. Pero su trabajo como presidente del hotel es transformar esta joya arquitectónica de 356 acres, anteriormente un Waldorf Astoria, en algo parecido a un Baha Mar del sur de Florida, un megaresort de US$4.000 millones en las Bahamas. Tiene los conocimientos necesarios para hacerlo: Procede de la Ocean House Management Collection, donde anteriormente gestionó un puñado de propiedades, entre ellas uno de los cuatro hoteles de cinco estrellas triples de Forbes en Estados Unidos, el Ocean House de Rhode Island.

Foto antigua de The Boca Raton Resort and Club cerca de los 1960, antes de que fuese pintado rosa. El exterior de su nueva encarnación regresará al marfil. Fotógrafo:Archive Photos/Getty Imagesdfd

También tiene capital: Por una suma no revelada a mediados de 2019, el Boca Raton Resort and Club fue vendido por una filial de Blackstone Inc al magnate multimillonario de la tecnología Michael Dell, cuya empresa inmobiliaria MSD Holdings LLC ha estado invirtiendo silenciosamente en complejos turísticos de alta gama en todo Estados Unidos desde 2004. Para la primera fase de la renovación, que se estrenará para la próxima temporada de vacaciones de invierno, la empresa está gastando unos US$175 millones.

PUBLICIDAD

“Ya no somos el complejo turístico para tus abuelos”, dice Hostettler. “Estamos reimaginando toda la experiencia, alejándonos de lo que era un hotel de convenciones muy bonito de la cadena Hilton junto al agua, y volviendo más a las raíces históricas del hotel como un destino de lista de deseos en sí mismo”.

Lo que antes eran dos alojamientos dispares situados a ambos lados del lago Boca (un edificio “claustro” de los años 20 diseñado por el arquitecto de sociedad Addison Mizner y un club de playa más moderno) se está remodelando como un único complejo en expansión con cinco hoteles discretos, dos campos de golf y un spa de 50.000 pies cuadrados. En lugar del antiguo centro de convenciones estará el Harborside Pool Club, un complejo acuático de cuatro acres con toboganes de tres pisos de altura, un río lento, secciones familiares y para adultos, 48 nuevas cabañas y dos nuevos restaurantes. Entre el interior y la playa del complejo habrá una nueva flota de barcos de color rosa milenario, un guiño a la fachada del complejo, que cuyo color desde los años 60 se asemeja a una crema de fresa.

Una representación del Flamingo Grill, el restaurante recién inaugurado de Major Food Group en el nuevo Boca Ratón. Fuente: The Boca Raton
dfd
Un mapa de The Boca Raton muestra la mayoría de los edificios del campus Harborside, así como el Beach Club en el lado opuesto del lago Boca, frente al Atlántico. Una flota de barcos con el mismo color rosa del hotel los conectará. Fuente: El Boca Ratón
dfd

Además, habrá cuatro restaurantes del Major Food Group, conocido por crear conceptos de moda con interiores teatrales y temáticos, como el Grill de Manhattan. El primero de ellos, el Flamingo Grill, ya ha abierto sus puertas como un restaurante de estilo retro en el que los camareros vestidos con chaquetas rosas sirven banana splits en la mesa. A todos sus locales (y a otros seis lugares de comida y bebida) sólo podrán acceder los huéspedes del hotel y los miembros del Boca Raton Club, cuyas cuotas de inscripción se calculan en unas cinco cifras. (El hotel declinó confirmarlas).

PUBLICIDAD

El complejo también tiene un nuevo nombre. El Boca Resort, como lo llamaban los lugareños desde hace tiempo, es ahora simplemente The Boca Raton.

Un destino, o Parte de uno

El paseo marítimo del lago Boca, visto desde el complejo hotelero. Fuente: El Boca Ratón
dfd

“La idea”, dice Hostettler, “es adoptar ese enfoque de crucero para los días en el mar, en el que por la noche recibes una agenda de cosas que puedes hacer para el día siguiente, y todo está incluido, justo donde estás”. Esto significa que The Boca Raton es menos un conducto hacia el municipio con el que comparte su nombre que un entorno autosuficiente para los huéspedes. Tai chi, yoga, talleres en el spa, clases de cocina, catas de vino, clases de coctelería... la lista parece ser interminable, además de las 20 pistas de tenis y pickleball y los deportes acuáticos en un trozo de playa privada de media milla.

Por eso es tan acertada la comparación del Boca Ratón con el complejo de tres hoteles de Baha Mar: Cuando uno planea un viaje, va a Baha Mar, no a Nassau. De hecho, es posible que el hotel espere que, con su nuevo nombre, una visita a Boca Ratón se convierta en sinónimo de estancia en The Boca Raton.

El Lounge es un bar del vestíbulo del Boca Raton Beach Club. Fotógrafo: Thomas Hart Shelby
dfd

Pero tampoco se puede atraer a la gente a The Boca Raton sin reeducarles sobre Boca Raton. Aunque a menudo se malinterpreta la ciudad como un mero refugio para jubilados, en realidad cuenta con impresionantes reservas naturales y jardines japoneses, además de un sorprendente número de lugares realmente interesantes para comer, lo que la convierte en una alternativa relajada y familiar a la fiestera Miami o a la mucho más elegante Palm Beach.

“Históricamente, los socios de nuestro club eran personas mayores, que se habían jubilado y se habían mudado”, dice Hostettler. “Pero todos los socios que hemos vendido en los últimos 40 días han sido desde jóvenes de 40 años con hijos hasta personas de 60. Es un éxodo de jóvenes de la ciudad de Nueva York que han descubierto que Boca es un gran lugar para estar”.

Cinco hoteles, Un Resort

Representación de la sala visita de una suite en el Tower, uno de los cinco hoteles que componen The Boca Raton.Fuente: The Boca Raton
dfd

Todos los cinco hoteles que componen Boca Ratón están actualmente en proceso de renovación en al menos algunas partes de sus edificios, pero el Beach Club, cuyo vestíbulo se terminó a principios de este verano, está abierto, con habitaciones en el rango de US$550 dólares.

PUBLICIDAD

“La actividad de reservas en la región ha sufrido una ligera desaceleración”, dice Hostettler en relación con la oleada de casos de coronavirus que actualmente asola el sur de Florida. Añade que los Bungalows de dos habitaciones del hotel con cocina privada han sido una opción popular para los cautelosos del Covid. (A pesar de la prohibición de las mascarillas en todo el estado de Florida, el hotel exige que los asociados el uso de mascarillas y pide a todo el personal no vacunado que se someta a pruebas semanales de PCR).

Él y el resto del personal esperan que para el invierno, la variante delta retroceda, ayudando a llenar las 1.047 habitaciones del complejo. De ellas, 800 se encuentran en el “complejo del puerto”. Allí, la Torre, de 228 habitaciones, se comparará con el típico Four Seasons, con su servicio de mayordomo y sus interiores almidonados; el Club Náutico, sólo para adultos (y de mayor edad), tendrá 120 suites con balcones; y el histórico Claustro tendrá 350 habitaciones con adornos coloniales españoles y vistas a los jardines del patio tropical.

El resto de las habitaciones incluyen los Bungalows de estilo de mediados de siglo y el Beach Club, de estilo más joven, que Hostettler espera que compita con “Faena o el Fontainebleau, cualquier cosa en St. Barts o la Riviera francesa”.

PUBLICIDAD

En definitiva, los huéspedes de la anterior encarnación volverán a encontrar el lugar completamente transformado cuando la renovación se revele por completo este invierno (el plan es escalonar las aperturas del hotel a partir de principios de diciembre), entre otras cosas porque ese bonito exterior rosa está volviendo a su color original de los años 20, un tono blanco nacarado.

La apuesta de US$175 millones

Frente al océano desde Marisol, un restaurante griego en el Beach Club. Todos los restaurantes de The Boca Raton son exclusivos para los huéspedes y socios del hotel.Fotógrafo: Thomas Hart Shelby
dfd

Coburn Packard, socio de MSD, afirma que la adquisición del Boca Resort fue una obviedad. “Siempre buscamos comprar cosas que son demasiado caras para reproducirlas”, explica. “¿Un hotel histórico situado en más de 300 acres de propiedad inmobiliaria en el sur de Florida? Sólo hizo falta un rápido vistazo para darse cuenta de que era insustituible”, dice.

PUBLICIDAD

El Boca Ratón es el primer hotel que MSD explotará sin la ayuda de una gran marca; entre sus otros proyectos se encuentran los establecimientos Four Seasons de Maui y Hualalai, en Hawai, y el de Santa Mónica, en California.

“Dada la complejidad del número de hoteles y del negocio de clubes, que es uno de los mayores del país, una marca no haría justicia a todos esos aspectos”, explica Packard. MSD está invirtiendo actualmente en proyectos igualmente singulares en Dallas y otros lugares de Florida.

En cuanto a The Boca Raton, Packard ya lo considera un éxito. “Hemos sido muy afortunados al beneficiarnos de los últimos vientos del posCovid. Todo el sur de Florida se está beneficiando de ello, y Boca ciertamente lo hace, y nuestro club de socios ciertamente lo hará”, explica. “Nos gustaría pensar que estamos creando algo que no ha existido: uno de los pocos entornos integrales, realmente parecidos a un complejo turístico, en el sur de Florida. O, en realidad, en cualquier lugar del territorio continental de Estados Unidos”.

PUBLICIDAD