Actualidad

Reaparece el exvicepresidente de la Convención de Chile: “No soy delincuente”

Rodrigo Rojas Vade, que inventó tener cáncer, emitió una declaración pública: “Estoy dispuesto a asumir las sanciones que me correspondan”.

Rodrigo Rojas Vade, ex vicepresidente adjunto de la Convención Constituyente
09 de septiembre, 2021 | 05:28 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Santiago — Tras días de revuelo político, Rodrigo Rojas Vade, exvicepresidente adjunto de la Convención Constituyente emitió una declaración para aclarar que cometió un “delito” al inventar que tenía cáncer y declarar una deuda 27 millones de pesos producto de su inexistente tratamiento oncológico. “Fue un error grave informar que el diagnóstico de mi enfermedad era cáncer, puesto que no es el correcto”.

Rojas, de 37 años, admitió en una entrevista al diario La Tercera que no tenía leucemia, sino otra enfermedad que no habría revelado por “estigma de la sociedad”. Su engaño desató un escándalo en Chile, y dentro de la Convención que entregó antecedente al Ministerio Público para investigar al activista. “Aclararé los hechos, entregando todos los antecedentes que acreditan mi condición de salud y que demuestran que no he cometido ningún delito: mi enfermedad es real y el dinero que recibí en una actividad solidaria fueron destinados a solventar deudas adquiridas por mis problemas médicos”, dijo.

VER MÁS: Los coletazos del engaño de Rojas Vade en la Convención Constituyente.

PUBLICIDAD

Ayer, Elisa Loncón, presidenta de la Constituyente, declaró ante la policía de investigaciones chilena en calidad de denunciante por el caso. Poco se sabía del paradero de Rojas hasta ahora, que tendrá que presentarse ante la justicia como imputado por posibles fraudes. “Estoy dispuesto a asumir las sanciones que me correspondan, según el Reglamento Provisorio que nos rige a todes los integrantes de la Convención Constitucional y me defenderé en tribunales, porque no soy delincuente, soy alguien que se equivocó. No busqué privilegios ayer, no los busco hoy”, acotó el activista.

Su carrera como convencionalista se fundamentó en la lucha contra el cáncer, asegurando que tenía deudas por grandes sumas de dinero debido a tratamientos oncológicos. Se hizo conocido en las manifestaciones masivas en la Plaza Italia, en Santiago, derivadas del estallido del 18 de octubre de 2019.


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD