Mundo

Presidente Lasso busca subir los impuestos a los más ricos de Ecuador

El líder ecuatoriano habla en una entrevista con Bloomberg durante su visita a Nueva York.

Lasso presentará un importante proyecto de ley de reforma económica por la vía rápida el viernes después de su regreso a Ecuador, dijo durante un almuerzo en la ciudad de Nueva York.
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Guillermo Lasso, el exbanquero que logró una sorpresiva victoria este año para convertirse en presidente de Ecuador, tiene una mala noticia para sus amigos ricos en su país: Van a pagar la factura de la pandemia.

Mientras Lasso se prepara para presentar un paquete de reformas económicas al Congreso el viernes, que incluye una revisión de las tasas impositivas, reglas laborales y del mercado de capitales, confía en que su alto índice de aprobación del 75% no se verá muy afectado. Esto se debe a que sólo planea aumentar los impuestos a las personas que ganan más de US$25.000 al año (o alrededor del 3,5% de la población activa), al tiempo que impulsa medidas para crear empleos.

“Los que tenemos más tendremos que pagar más”, dijo Lasso, de 65 años, en una entrevista el miércoles en la sede de Bloomberg en Nueva York, un día después de dar su primer discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas. “Esta reforma no tocará los bolsillos de la mayoría”.

Después de atravesar una dura segunda vuelta contra un rival de izquierda, el índice de aprobación de Lasso se disparó cuando consiguió poner en marcha rápidamente una agresiva campaña de vacunación que elevó las tasas de inmunización del país por encima de las de Estados Unidos y de la mayoría de los países de la región. Con casi 21 millones de vacunas aplicadas a un coste de 900 millones de dólares, el país andino ha vacunado al 57% de sus 17,5 millones de habitantes.

Aunque un salario anual de US$25.000 no es suficiente en muchos países, es mucho dinero en Ecuador, un país cuyo desarrollo económico se ha visto frenado por una crisis de deuda soberana tras otra. El gobierno ha incumplido 11 veces en su historia, incluso en septiembre de 2020 y el 30% de la población vive en la pobreza.

Lasso está convencido de que pondrá al país en un rumbo que le permita evitar un duodécimo incumplimiento, esperando, eso sí, que no llegue algún “loco que vuelva a cambiar todo”. Se comprometió a buscar soluciones de mercado para los problemas financieros del país y dijo que mantendrá los compromisos con los tenedores de bonos y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Hasta ahora, los acreedores le están dando el beneficio de la duda. Los bonos ecuatorianos en dólares han rendido alrededor de un 25% en 2021 para ser los mejores de los mercados emergentes, mientras que el directorio del FMI se dispone a aprobar un desembolso de US$1.500 millones de fondos como parte de un acuerdo revisado con el país.

Para mantener contentos a los inversores y a los prestamistas, por supuesto, Lasso tendrá que frenar el gasto, aumentar los ingresos y crear puestos de trabajo para producir más bienes en el país, exportar más al mundo y atraer capitales hacia la energía y la minería. El país creó 195.000 nuevos puestos de trabajo interanuales en agosto, dijo.

“Eso prueba que el plan de vacunación está funcionando, la normalidad gradual que estamos logrando, la economía se está reactivando”, dijo.

El déficit presupuestario, que se espera que sea del 4% del producto interno bruto este año, debería reducirse a alrededor del 2,5% en 2022 con el objetivo de generar un superávit al final del período de cuatro años. El crecimiento, dice, debería superar el 5% anual, acelerando desde la estimación actual de este año del 3%.

Lasso, en su primer cargo de elección, incluso habló sobre una posible ventana de ocho años en el que sería reelegido. Es el tiempo que necesita para llevar a cabo sus reformas y sentar las bases de un Ecuador que no volverá fácilmente al incumplimiento en serie que se conoce entre los inversores de deuda.

Para ello, espera contar con la ayuda de un Congreso dividido en el que no tiene mayoría y apenas una coalición cohesionada. Si el Congreso rechaza su paquete de reformas, Lasso dijo que llevará la propuesta directamente a los votantes a través de un referéndum nacional que incluiría una reforma política.

Así como la ideología no se interpuso en el camino a la hora de comprar vacunas en todo el mundo, Ecuador buscará acuerdos de libre comercio con cualquiera que esté dispuesto a negociar, dijo.

Un tratado de libre comercio con Estados Unidos es una prioridad, al igual que un acuerdo con China tan pronto como en marzo, dijo. Un equipo técnico ya casi ha terminado las discusiones con México sobre un acuerdo y Ecuador podría entrar en la llamada Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, Perú y México) en el primer trimestre de 2022 si todo va bien.

Ecuador se enfrenta al difícil equilibrio que experimentan muchos países en desarrollo en estos momentos. Cómo alimentar, educar y brindar asistencia sanitaria a los niños y a los más vulnerables y al mismo tiempo, cuidar el medio ambiente teniendo en cuenta los posibles ingresos generados por las industrias extractivas como la perforación de petróleo y la minería.

¿Qué lo mantiene despierto por la noche?

“La falta de empleo, la pobreza, la desnutrición crónica de los niños”, dijo Lasso. “Problemas con la calidad de la educación, la salud y este dilema entre la explotación de los recursos naturales y la conservación del medio ambiente”.

Ver más: Lasso cumple promesa de vacunación masiva en Ecuador; sigue la economía

Con la asistencia de Carolina Wilson y Sydney Maki.