Negocios

El laberinto de Justo & Bueno luego de que se cayera la inversión por US$75 millones

Esta no es la primera vez que un inversionista declina su oferta, aunque tal vez sí la más sonada. El proceso ha dado para todo, incluso para una colecta por parte de unos empleados.

Justo & Bueno
27 de octubre, 2021 | 07:00 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — La cadena de descuento duro colombiana Justo & Bueno define sus opciones tras el duro golpe que significó la caída en el último momento de la inversión por US$75 millones que le permitía salir a flote en medio del proceso de reorganización.

Los representantes de la Delegatura para Procedimientos de Insolvencia de la Superintendencia de Sociedades se mostraron sorprendidos y preocupados el viernes luego de que Nicolás Polanía, apoderado especial de la compañía en negociación de emergencia, informara sobre la caída en el último momento de la inyección de capital por parte de VR Global.

PUBLICIDAD

Hasta la semana pasada todo se perfilaba para que la cadena de supermercados lograra la validación necesaria para obtener ese capital del fondo europeo, cuyo perfil Bloomberg Línea dio a conocer en días pasados.

Ver más: Fondo extranjero retira propuesta de financiación de la colombiana Justo & Bueno

PUBLICIDAD

El miércoles de la semana pasada se realizó una videoconferencia convocada por la compañía para explicarles a los acreedores de Mercadería S.A.S (Justo & Bueno) los términos de la transacción, la importancia de la misma y la coyuntura en la que está la compañía.

“El día de ayer 21 de octubre a las dos de la tarde recibí un correo electrónico remitido por los señores financiadores en el cual retiraron formalmente la propuesta de financiación que había sido puesta en traslado y cuya autorización debía surtirse el día de hoy”, manifestó en su momento el apoderado responsable de esta negociación.

La audiencia perdió su objeto y al cabo de unos minutos fue concluida con la obligación de los directivos de Justo & Bueno de presentar al término de tres días un informe sobre la perspectiva general de la compañía.

Ver más: Colombia y Chile, con la mayor penetración de tiendas de descuento en Latinoamérica

PUBLICIDAD

Bloomberg Línea conoció de fuentes cercanas al asunto que, una vez retirada la cláusula de exclusividad solicitada en su momento por la parte interesada en inyectar el capital, Justo & Bueno comenzó a mover sus fichas e incluso en la tarde del 21 de octubre habría recibido otras dos opciones.

No obstante, contrario a lo que ocurrió en esta ocasión, toma fuerza la opción de que el ingreso de capital sea por parte de una firma local, incluso, fuentes con conocimiento del negocio ven posible que un grupo de proveedores pongan el dinero requerido para que Justo & Bueno logre pasar este trago amargo y se conviertan en socios.

PUBLICIDAD

Algunos de los 450 proveedores de la marca, principalmente pymes que antes no tenían un canal de distribución de esta dimensión, podrían jugar un papel clave en la medida en la que sus intereses también están en juego y por ende buscarían salvar el negocio.

Ver más: Las millonarias ventas que los comerciantes colombianos esperan en días sin IVA

PUBLICIDAD

No hay sensación de derrota

Bloomberg Línea conoció además que el requerimiento de la Delegatura para Procedimientos de Insolvencia que le da a Justo & Bueno un tiempo limitado para entregar un nuevo plan, fue tomado en términos generales como un incentivo para actuar rápido y alinear la estrategia junto a un posible inversor.

Este escenario no es nuevo para la compañía, ya que en marzo tuvo una operación fallida con un posible inversor y en abril le ocurrió lo mismo en medio de la crisis económica en el país por el confinamiento y el paro nacional.

PUBLICIDAD

Personas relacionadas con el asunto cuentan por lo menos seis inversores, entre locales y extranjeros, que han declinado su interés, aunque este último episodio fue más sonado luego de que se informara a la opinión pública y los medios de comunicación sobre la posibilidad de recibir esos recursos.

Este proceso ha dado para todo y en medio de las negociaciones hay una anécdota especial: un grupo de empleados de una tienda de la marca en Ibagué hizo una colecta de $50.000, menos de US$14, para ayudar al negocio, un monto que si bien claramente no es suficiente para atender la urgencia, sí es muestra de la disposición que existe por salvar a Justo & Bueno.

Justo & Bueno tiene presencia en 310 municipios de Colombia y genera 20.000 empleos de los cuales 9.300 son directos. Desde su inicio hace cinco años ha generado una inversión extranjera en el país de más de US$285 millones.

PUBLICIDAD