Economía

México reduce presión financiera de la deuda externa para 2022 y 2023

La Secretaría de Hacienda realizó el refinanciamiento de deuda externa por US$2,300 millones, con lo que redujo en 70% la presión financiera para 2023

Hacienda realizó el refinanciamiento de deuda externa por US$2,300 millones, con lo que redujo en 70% la presión financiera para 2023
Por Bloomberg Línea
04 de enero, 2022 | 08:44 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

Ciudad de México — México inauguró las emisiones de deuda de países emergentes en los mercados internacionales, con una operación que implicó cubrir la mitad del financiamiento externo programado para 2022.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) abrió el mercado con dos operaciones de bonos denominados en dólares y, al mismo tiempo, realizó el refinanciamiento de deuda externa por US$2,300 millones, con lo que redujo en 70% la presión financiera para 2023.

PUBLICIDAD

La dependencia explicó en un comunicado que se colocaron dos nuevos bonos de referencia en el mercado de dólares a plazos de 12 y 30 años. La última vez que el Gobierno federal emitió deuda en estos mismos términos en dicho mercado fue en abril de 2020.

Bono a 12 años: pagará un cupón de 3,5%, el tercer cupón más bajo para bonos denominados en dólares.

PUBLICIDAD

Bono a 30 años: pagará un cupón de 4,4%.

El monto total de la operación fue de US$5,800 millones, lo que implicó que el Gobierno federal lograra un avance de 57,3% en su programa de financiamiento externo programado para 2022.

Ver más: Costo de la deuda en México es sostenible aún con alza en tasas en 2022: Hacienda

Los US$600 millones serán para recomprar anticipadamente un bono con cupón de 4% que originalmente vencía en octubre de 2023, de esta manera, el Gobierno reduce al mínimo posible los vencimientos de bonos denominados en moneda extranjera programados para 2023.

PUBLICIDAD

Otro monto de US$1,700 millones corresponden a intercambios de bonos a lo largo de la curva por las nuevas referencias con el objetivo de brindar mayor liquidez y reducir el costo promedio de la deuda.

En esta operación se brindó a los inversionistas la oportunidad de intercambiar sus bonos con vencimiento entre 2025 y 2032 por el nuevo bono a 12 años, o con vencimiento entre 2044 y 2051 por el nuevo bono a 30 años.

PUBLICIDAD

Y la tercera operación abarcó US$3,500 millones para cubrir necesidades de financiamiento, US$1,600 millones en el bono a 12 años y US$1,900 millones en el bono a 30 años.

La emisión alcanzó una demanda total de US$10,400 millones, equivalente a 2.5 veces el monto total emitido y contó con la participación de 240 inversionistas globales.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD