EE.UU.

Impulso de vacunación en EE.UU. se debilita aún más sin el mandato a empresas

La sentencia del Tribunal Supremo del jueves impedirá que el gobierno de EE.UU. aplique un mandato que exige a los trabajadores de las grandes empresas que se vacunen o se sometan a pruebas periódicas

Los funcionarios a nivel estatal y federal han intentado todo, desde cerveza gratis, dinero en efectivo y súplicas apasionadas para conseguir que la gente se suba al carro.
Por Drew Armstrong
15 de enero, 2022 | 12:45 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El número de nuevas personas que reciben la vacuna Covid-19 se encuentra en uno de los puntos más bajos desde que comenzó su implantación, según un análisis de los últimos datos del gobierno estadounidense.

Aunque se administran millones de dosis cada semana, la mayoría de ellas son ahora inyecciones de refuerzo para personas que ya han recibido su primera ronda de inyecciones. Las tasas de vacunación son altas en muchas ciudades importantes, pero siguen siendo bajas en otras partes del país, con pocos signos de aumento. Y la herramienta más potente de la administración Biden para impulsar la vacunación ha sido anulada por el Tribunal Supremo.

PUBLICIDAD

Los errores significativos en los datos de vacunación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. hacen que cualquier análisis sea probablemente inexacto: el número de personas que se vacunan por primera vez está sobredimensionado y los que están completamente vacunados están subestimados. Pero la tendencia general apunta a un descenso en las nuevas vacunaciones y a una gran proporción de personas no totalmente vacunadas en amplias zonas del país.

La vacunación en Estados Unidos toca fondodfd

Los funcionarios a nivel estatal y federal han intentado todo, desde cerveza gratis, dinero en efectivo y súplicas apasionadas para conseguir que la gente se suba al carro. En muchos lugares, han tenido éxito. En Nueva York, por ejemplo, el 74% de la población está totalmente vacunada, según el departamento de salud de la ciudad. En Florida, el estado informa que el condado de Miami-Dade tiene una tasa de vacunación cercana al 90%. (Las cifras de los CDC difieren ligeramente de los informes locales, debido a errores en los datos y a que la agencia utiliza cifras de población diferentes para calcular los porcentajes).

PUBLICIDAD

Pero en otros lugares, ninguna cantidad de trucos o premios, o el miedo a enfermar, parece capaz de mover las tasas.

En Virginia Occidental, el 44% de la población no está totalmente vacunada. En Mississippi y Alabama, más de la mitad de la gente no se ha vacunado completamente. Y en muchos condados de esos estados, la proporción de personas que no han terminado el ciclo completo de la vacuna de una o dos dosis es mucho mayor.

Gran parte de Estados Unidos sigue siendo vulnerabledfd

La mayoría de las dosis que ahora se ponen en los brazos son de refuerzo, según los datos de EE.UU. El 13 de enero, se administraron unos 387.000 refuerzos en EE.UU., frente a 289.000 primeras o segundas dosis, según una media de siete días de datos de los CDC. La diferencia es aún mayor en los lugares menos vacunados. En Luisiana y Virginia Occidental, cerca del 60% de las dosis son de refuerzo y las primeras vacunas están cerca de sus puntos más bajos.

En lugares con altas tasas de vacunación, esa tendencia sería positiva. Significa que los trabajadores sanitarios han vacunado a tanta población que los refuerzos son el único tipo de dosis necesarias. Pero en los lugares menos vacunados, significa que los trabajadores de la salud están luchando para convertir a los que se resisten a vacunarse.

PUBLICIDAD
Las dosis de refuerzo toman el relevodfd

Mientras las tasas se estancan, el gobierno ha perdido su mayor herramienta para hacerlas subir de nuevo: la sentencia del Tribunal Supremo del jueves impedirá que el gobierno de EE.UU. aplique un mandato que exige a los trabajadores de las grandes empresas que se vacunen o se sometan a pruebas periódicas. Dejó en vigor una norma que exige a los trabajadores sanitarios que se vacunen.

La Casa Blanca dijo que trabajaría para persuadir a las empresas de que promulguen sus propios mandatos privados. El presidente Joe Biden “seguirá pidiendo a las empresas que se unan inmediatamente a las que ya han dado un paso adelante, incluyendo un tercio de las empresas de Fortune 100, para instituir requisitos de vacunación”, dijo el jueves la secretaria de prensa Jen Psaki.

PUBLICIDAD

No todas las empresas parecen ser receptivas. El viernes, General Electric Co. suspendió su política de vacunación o prueba tras el fallo.

En muchos lugares con bajas tasas de vacunación, uno de los mayores motivos para vacunarse ha sido el miedo, especialmente en medio de oleadas de casos. Las anteriores oleadas del virus han ido seguidas de repuntes en la vacunación. Sin embargo, durante esta oleada impulsada por el ómicron, hay pocos indicios de un aumento correspondiente de nuevas vacunaciones en esos lugares.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

EE.UU.: Corte Suprema frena exigencia de vacunación o testeo de gobierno de Biden

PUBLICIDAD

Colombia exigirá carnet de vacunación a empleados de sectores específicos

Ecuador declara obligatoria la vacunación contra el COVID

PUBLICIDAD