Actualidad

Riesgo electoral de Colombia sería diferente al de Perú y Chile

Los riesgos son diferentes a los de las elecciones recientes en Chile y Perú, donde los presidentes de izquierda se han inclinado hacia el centro

Un votante deposita su voto dentro del colegio electoral de Corferias durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Bogotá, Colombia, el domingo 17 de junio de 2018.
Por Maria Elena Vizcaíno
04 de febrero, 2022 | 01:20 PM

Bloomberg — El peso de Colombia podría tener un rendimiento inferior al de la moneda de Chile en las próximas semanas, a medida que aumenta la incertidumbre antes de las elecciones presidenciales de mayo, según el jefe de estrategia de mercados emergentes de NatWest Markets, Álvaro Vivanco.

Sigue manteniendo posiciones largas en pesos chilenos frente a la moneda colombiana, a medida que aumentan los riesgos para los activos locales en Colombia, dado que el candidato presidencial de izquierda, Gustavo Petro, encabeza las encuestas.

Los riesgos son diferentes a los de las elecciones recientes en Chile y Perú, donde los presidentes de izquierda se han inclinado hacia el centro, ya que la posibilidad de perder la confianza se ha considerado un costo demasiado alto para que los mandatarios entrantes lo acepten, escribió el analista el viernes en una nota.

PUBLICIDAD

Ver más: Colombia planea recaudar US$6.200 millones en el exterior en 2022

Petro ha propuesto políticas consistentes para alejar la economía de las industrias extractivas y hacia el desarrollo de una base industrial y agrícola más competitiva, lo que implica un peso más débil, dijo Vivanco.

Ese mensaje no ha funcionado en beneficio político de Petro, por lo que no está claro si moderará, agregó el estratega.

PUBLICIDAD

“A más largo plazo, creemos que el riesgo de un giro brusco en el modelo económico bajo Petro (incluso si no es el escenario base para ganar las elecciones) justifica una posición defensiva tanto en el peso colombiano como en la curva local”.

Petro también ha criticado al banco central por subir las tasas. “La receta política es muy clara: lo que se necesita son tasas de interés más bajas, no más altas, para debilitar la moneda, impulsar la producción interna y las exportaciones”, escribió Vivanco.

“Gestionar esto sin provocar un repunte de la inflación sería difícil”, concluyó.

PUBLICIDAD