PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Medio Oriente

Irán libera a ciudadana británica Nazanin Zaghari-Ratcliffe

A la mujer de 44 años se une Anousheh Ashouri, otro británico-iraní que fue arrestado en Irán en 2017

Nazanin Zaghari-Ratcliffe.
Por Kitty Donaldson, Arsalan Shahla y Yasna Haghdoost
16 de marzo, 2022 | 01:53 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Nazanin Zaghari-Ratcliffe, una trabajadora benéfica británico-iraní detenida por Irán desde 2016, regresa a su hogar en Reino Unido el miércoles, casi siete años después de que las autoridades iraníes la separaran por primera vez de su pequeña hija, dijo la ministra de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Liz Truss.

A la mujer de 44 años se une Anousheh Ashouri, otro británico-iraní que fue arrestado en Irán en 2017, dijo Truss. Un tercer ciudadano con doble nacionalidad, Morad Tahbaz, ha sido puesto en libertad por las autoridades iraníes, según la ministra de Relaciones Exteriores.

PUBLICIDAD

La liberación de los detenidos es bien recibida por grupos de derechos humanos y familias que han hecho campaña incansablemente por su libertad. Pero también podría ayudar a las conversaciones multipartidistas para restaurar el acuerdo nuclear de Irán, del que Reino Unido es signatario. Rusia dijo el martes que recibió garantías de Estados Unidos de que su comercio atómico con Teherán no se verá afectado por las sanciones impuestas por la guerra en Ucrania, eliminando un obstáculo para finalizar un acuerdo que todas las partes habían dicho estaba cerca.

Una deuda de décadas de antigüedad de 398 millones de libras (US$521 millones) que Gran Bretaña le debía a Irán aparentemente por tanques no entregados también fue pagada el miércoles, dijo Truss en un comunicado. Gran Bretaña ha negado repetidamente que la deuda esté relacionada con la liberación de los detenidos. Los fondos se restringirán solo para uso humanitario.

PUBLICIDAD

Tanto Zaghari-Ratcliffe como Ashouri, que habían sido condenados por cargos de seguridad nacional que ellos y sus familias habían negado enérgicamente, fueron entregados a una delegación británica en Teherán, según los medios estatales iraníes.

Anteriormente, el primer ministro Boris Johnson había dicho que las negociaciones sobre Zaghari-Ratcliffe estaban “avanzando” pero se decidirían en el último momento.

Su liberación pone fin a un gran dolor de cabeza en política exterior para el Gobierno británico y que ha sido una vergüenza personal para Johnson.

Ha estado vinculado a su caso desde que le dijo erróneamente al Parlamento en 2017, cuando era secretario de Relaciones Exteriores, que ella había estado en Irán para capacitar a periodistas. Los comentarios fueron tomados por un tribunal iraní como prueba de su culpabilidad, y Johnson luego se retractó de sus palabras y se disculpó.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Golnar Motevalli.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

EE.UU. entrega garantías por asociación nuclear con Irán: Rusia

Biden sopesa sanciones nucleares a Rusia que agitarían la industria

Rusia puede imitar a Irán y recurrir a minería de bitcoin para evadir sanciones

PUBLICIDAD