Negocios

Justo & Bueno: esta es la firma de Hong Kong que compró a la cadena colombiana

Justo & Bueno se encuentra inmersa en un proceso de reorganización y esta confirmación es un paso clave para su salvamento

La participación de las tiendas de descuento en el canal tradicional en Colombia, equivalente al 32 % en el caso de los tres principales referentes, es la más alta en Latinoamérica y casi que triplica a Chile (11%).
21 de abril, 2022 | 01:24 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — La cadena de descuento duro Justo & Bueno ahora es propiedad del colocador de capitales con oficinas en Hong Kong Joining Futures Capital International Limited (JFC), lo que representa un paso determinante para su salvamento en Colombia, confirmaron a Bloomberg Línea fuentes cercanas a la operación.

De acuerdo a un comunicado enviado a los proveedores de Justo & Bueno, todas las acreencias serán asumidas por JFC, “desde la admisión de la empresa en la reorganización empresarial el 18 de enero hasta el 30 de abril del año en curso, así como los demás compromisos a futuro”.

“Tal como se informa en la comunicación anexa, se espera que los pagos queden completados en su totalidad antes del 10 de mayo de 2022″, indicó.

PUBLICIDAD

Joining Futures Capital International Limited, según destacó la cadena colombiana, realiza desde la década del 90 inversiones en empresas de sectores como tecnología, agricultura, consumo masivo, infraestructura y desarrollo de tierras.

Entre sus intereses también figuran particularmente las industrias de petróleo y gas, petroquímica, química, energía, minería, servicios públicos y farmacéuticos, construcción privada, energías renovables, proyectos aeroespaciales, criptomonedas, entre otros.

Este mismo colocador de capitales se promociona como experto “en salvar empresas al borde de la bancarrota e invertir en proyectos de riesgo con ideas revolucionarias y gran inversión”.

PUBLICIDAD

No solo es administrador, sino también inversionista y desarrollador de activos alternativos, según indica ese colocador de capitales, que “ha construido una cartera única de inversiones que abarca diversas geografías y sectores comerciales”.

“Hemos establecido serias relaciones con nuestros proveedores (...). Actualmente exploramos nuevas alternativas invirtiendo en países con posible oportunidad”, agrega.

Se espera que con este movimiento no se generen cambios en el equipo directivo de la organización colombiana.

A principios de este año, la cadena de descuento duro colombiana Justo & Bueno se despidió de su socio principal, la firma panameña Grupo Reve, pero le dejó la puerta abierta si consigue capital para inyectar en la compañía luego de ser adquirida por nuevos inversionistas que vienen dando oxígeno a la operación, dijo en una reciente entrevista con Bloomberg Línea el CEO de la empresa, Michel Olmi.

Desde la solicitud de entrada al proceso de reorganización hasta la caída de un inversionista clave a último minuto, Justo & Bueno ha afrontado diversas situaciones para mantenerse a flote en el mercado colombiano, en donde las llamadas cadenas de descuento duro participaban con el 32 % de las ventas del canal moderno en el 2020.

El CEO de Justo & Bueno contó que en noviembre pasado se conformó una estructura fiduciaria o patrimonio autónomo a través del cual se aisló el riesgo para los nuevos despachos de productos con el propósito de asegurar el pago de las obligaciones contraídas con los proveedores que les están despachando.

PUBLICIDAD

Agregó que con varios de estos proveedores y otros nuevos que están entrando están reactivando los despachos de productos para abastecer las tiendas, mientras que los nuevos socios le están inyectando recursos a Justo y Bueno para pagar los gastos operativos.

“La mayoría de nuestros proveedores nacieron y han crecido con nosotros, por eso es muy importante destacar que han sido claves en el proceso de salvamento. Quieren retribuirle a Justo y Bueno lo que ha generado para ellos en estos seis años que llevamos operando. Con la admisión al proceso de reorganización empresarial bajo la Ley 1116, estableceremos acuerdos de pago con los acreedores”, afirmó.

En marzo, antes de anunciar el nombre de su nuevo dueño, se conoció que las cuentas bancarias de Justo & Bueno habían sido objeto de embargos, por lo que la cadena de descuento duro colombiana llamó la atención para que no “se obstaculice” su plan de salvamento.

“Las cuentas bancarias de Justo & Bueno han sido objeto de embargos improcedentes, contrarios a la Ley 1116 para la Reorganización Empresarial, que obstaculizan su operación y afectan la nacionalización de recursos de los inversionistas”, señaló la cadena en su momento.

PUBLICIDAD