Finanzas personales

¿Llevará su carro al taller en Colombia? Podrían entregárselo en un largo tiempo

La crisis de los contenedores y las dificultades asociadas a la logística internacional son algunos de los factores críticos para estas demoras

Un empleado lleva una máscara protectora mientras asegura el montaje de un paso de rueda en un automóvil.
26 de abril, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — La ya conocida crisis logística, sumada a la escasez de algunos productos tecnológicos, está repercutiendo directamente en la importación de piezas para vehículos en Colombia. Así que si va a llevar su carro al taller, tenga en cuenta que podrían entregárselo en un largo tiempo, obviamente, con algunas excepciones.

Un conductor que sufrió un choque con su carro en Bogotá, afectando el costado y el parachoques, ingresó su vehículo por la aseguradora y esta le informó que la importación de las piezas que no están disponibles en el país podría tardarse hasta 35 días, según contó a Bloomberg Línea.

No obstante, su caso es el de muchos conductores que aguardan durante meses a que sus carros sean entregados por falta de piezas, según dijo a este medio una asesora de una de las aseguradoras, que prefirió no identificarse.

PUBLICIDAD

Ante la demora, contó que varios usuarios han optado por la indemnización en dinero, pero vuelven al taller ante la falta de piezas en el mercado.

El director de Posventa y Atención al Cliente en General Motors (GM), Ricardo Bernal, explicó a Bloomberg Línea que, ante los factores actuales que inciden en la importación de piezas, “existe el riesgo permanente de que las partes solicitadas presenten demora en el tránsito. Nuestro equipo de trabajo está comprometido a diario para buscar acelerar la llegada de las partes”.

“Nuestro nivel de inventario es sano para atender el volumen de negocio; sin embargo, se han presentado retrasos en el arribo de material de colisión por la escasez de contenedores, los casos críticos los venimos manejando vía área asumiendo los sobrecostos que estos representan por el bienestar de nuestros clientes”, dijo.

PUBLICIDAD

Ronald Chinchilla, líder de Partes de la red de talleres Autolab Colombia, comentó que hay normalidad en repuestos homologados, pero “quizá los originales se tardan un poco más porque hay que pedirlos a bodega”, así como algunos tipos de aceites específicos, lo que también se ha reflejado en los precios.

Indicó que esta situación de la falta de stocks puede variar de una marca a otra, así como por el proveedor, ya algunos se tardan más que otros en conseguir los repuestos.

Embragues de camiones en las instalaciones de fabricación de una planta.dfd

En febrero pasado, las importaciones de vehículos automotores, remolques y semirremolques, y sus partes y piezas y accesorios, totalizaron 28.983 millones de toneladas métricas, una caída del 3,4% frente al mismo período de 2021 cuando se registraron 29.989.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), estas compras representaron US$286,3 millones en febrero, un 0,7% por debajo de los US$284,2 millones del mismo mes pero del año pasado.

El presidente ejecutivo de la Asociación del Sector Automotriz y sus Partes (Asopartes), Carlos Andrés Pineda, se refirió a la crisis de los contenedores y las dificultades asociadas a la logística internacional como factores críticos para estas demoras.

Asimismo, señala como causas los nuevos brotes de coronavirus y los nuevos cierres de los puertos en países fuente de proveeduría, sobre todo de las piezas tecnológicas de los autos, como las computadoras.

PUBLICIDAD

Esto “ha ocasionado que realmente haya un proceso de nuevas demoras, unos procesos de nuevas dilaciones en la normalización de los inventarios de mercancías”, dijo Pineda en conversación con Bloomberg Línea.

Aunque consideró que “no es un tema profundo y delicado” la escasez de piezas, reconoció que “sí hay una menor disponibilidad” y que “la demanda no está pudiendo ser abastecida en su totalidad”.

Esto ocasiona que las piezas tengan una menor disposición y que los precios se incrementen en el mercado internacional, y por supuesto, en el local.

PUBLICIDAD

“Las principales fábricas de productos en el mundo han informado que trabajan con gran ahínco en buscar normalizar las proveedurías”, dijo el ejecutivo, quien destacó los esfuerzos para que las materias primas estén disponibles.

“Hay una expectativa de que ya en el segundo semestre de este año haya una mayor normalización de productos y una mayor disposición de la logística internacional”, pronosticó.

Atado a lo anterior, afirmó que una vez esto se vea reflejado en el mercado colombiano, se espera una mejor disposición de productos y que también se vea representado en los precios.

PUBLICIDAD