Economía

Mayor comprador del Tesoro fuera de EE.UU. vende silenciosamente miles de millones

Los últimos datos de BMO Capital Markets muestran que el mayor tenedor de bonos del Tesoro en el extranjero se ha deshecho de casi US$60.000 millones en los últimos tres meses

El monte Fuji se encuentra más allá de los edificios en Tokio, Japón, el viernes 11 de enero de 2019.
Por Michael MacKenzie y Chikako Mogi
02 de mayo, 2022 | 11:36 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — En tiempos de turbulencias del Tesoro, el mayor inversor fuera de suelo estadounidense ha echado históricamente una mano. Esta vez no.

Los gestores institucionales japoneses, conocidos por sus legendarias compras de deuda estadounidense en las últimas décadas, están alimentando ahora la gran venta de bonos justo cuando la Reserva Federal reduce su balance de US$9 billones.

Los últimos datos de BMO Capital Markets muestran que el mayor tenedor de bonos del Tesoro en el extranjero se ha deshecho de casi US$60.000 millones en los últimos tres meses. Si bien esto puede ser un cambio pequeño en relación con los US$1,3 billones de reservas de Japón, la desinversión amenaza con crecer.

PUBLICIDAD

Esto se debe a que la trayectoria monetaria entre EE.UU. y la nación asiática es cada vez más divergente, el yen (JPY) está cayendo a mínimos de 20 años y la volatilidad del mercado en EE.UU. está estallando. Todo ello está incrementando los costes de la cobertura de divisas y compensando completamente el atractivo de los mayores rendimientos nominales de EE.UU., especialmente entre las grandes aseguradoras de vida.

El resultado: Las cuentas japonesas están contribuyendo a la histórica caída del Tesoro y puede que no vuelvan en masa hasta que el rendimiento de referencia a 10 años se sitúe firmemente por encima del 3%. De hecho, los bonos de rendimiento cercano a cero en el país parecen cada vez más atractivos, incluso cuando la deuda estadounidense ofrece algunos de las tasas más altas en años.

Cobertura alcista 
El costo de la divisa japonesa para los bonos del Tesoro se sitúa en su nivel más alto en dos años 
Blanco: Tesoro a 10 años en JPYdfd

“Es una cantidad significativa de ventas y a la par de lo que vimos a principios de 2017 en Japón”, dijo Ben Jeffery, estratega de tasas de BMO.

PUBLICIDAD

Mientras que un agresivo ciclo de endurecimiento de la Fed para combatir la inflación podría dar lugar a múltiples subidas de 50 puntos básicos en los próximos meses, el Banco de Japón sigue encerrado en un estímulo interminable. Esto está debilitando el yen y haciendo peligrar la economía de la compra de bonos del Tesoro, incluso cuando el bono del gobierno japonés a 10 años se mantiene limitado en torno al 0,25%.

Mientras que los rendimientos a 10 años en Estados Unidos se negociaban al 2,91% a las 6:55 a.m. en Nueva York, los compradores que pagan para protegerse de las fluctuaciones del tipo de cambio yen-dólar ven cómo sus rendimientos efectivos se reducen a sólo el 1,3%. Esto se debe a que los costos de cobertura han aumentado hasta 1,55 puntos porcentuales, un nivel que no se veía desde principios de 2020, cuando la demanda mundial de dólares aumentó en la hundida de la pandemia.

Hace un año, el índice de referencia del Tesoro ofrecía un rendimiento similar, si se tiene en cuenta el costo de la protección contra los movimientos del tipo de cambio gracias a un modesto costo de cobertura de 32 puntos básicos.

“Los costos de cobertura son el problema para invertir en bonos del Tesoro de EE.UU.”, dijo Eiichiro Miura, director general del departamento de renta fija de Nissay Asset Management Corp.

Venta de bonos del Tesoro
Japón se dirige a la salida durante la caída de los bonos estadounidenses de este año
Gris: Inversión neta japonesa en deuda soberana estadounidensedfd

Los ciclos de endurecimiento de la Reserva Federal y la volatilidad del mercado asociada han moderado la compra de bonos del Tesoro por parte de los japoneses en el pasado. Pero en este ciclo, el alto nivel de incertidumbre que rodea a la inflación y la política de tipos de interés de EE.UU. puede provocar una ausencia prolongada. Al mismo tiempo, los operadores japoneses que regresan de las vacaciones de la Semana Dorada tienen otras opciones en el extranjero, ya que los costes de cobertura del euro se mantienen cerca de la media de un año.

“En el lapso de los próximos seis meses aproximadamente, invertir en Europa es mejor que en EE.UU., ya que los costes de las coberturas probablemente sean bajos”, dijo Tatsuya Higuchi, CEO de fondos de Mitsubishi UFJ Kokusai Asset Management Co. “Entre los bonos del euro, España, Italia o Francia parecen atractivos dados los diferenciales”.

PUBLICIDAD

Normalmente, las compras japonesas han favorecido a los sectores intermedios de la curva del Tesoro, desde las notas a cinco y diez años, mientras que las aseguradoras de vida y los fondos de pensiones se han centrado en los bonos a 30 años. Pero las esperanzas de que el mercado del Tesoro viera compras a largo plazo en el nuevo año financiero que comenzó en abril se han desvanecido a medida que algunas grandes aseguradoras de vida se replantean su exposición a la deuda en el extranjero, dada la volatilidad de las divisas espoleada en gran parte por el giro monetario hawkish (partidario de política monetaria restrictiva) del banco central estadounidense.

“La Fed está siendo súper agresiva”, dijo John Madziyire, gestor de carteras de Vanguard Group Inc. “¿Realmente va a comprar cuando los bonos del Tesoro probablemente lleguen a niveles más atractivos?”

Un amplio índice del Tesoro ya está sentado en una pérdida de más del 8% en lo que va de año. Mucho depende ahora de si el 10 años puede consolidarse en un rango de entre el 2,80% y el 3,10% este mes, una vez que la próxima reunión de la Fed sea absorbida por el mercado junto con las ventas trimestrales de deuda del Tesoro estadounidense.

PUBLICIDAD

“Los inversores japoneses esperarán una cierta estabilización en los rendimientos a largo plazo antes de percibir una oportunidad de compra”, dijo George Goncalves, jefe de estrategia macro de MUFG. “Si el 10 años se estabiliza durante el mes de mayo, eso ayudará a atraer a los compradores y a esos niveles de rendimiento les compensará ahora”.

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD