Mercados

Bonos de EE.UU. muestran posible recesión con alza de tasas de 75 pbs sobre la mesa

Los mercados monetarios están valorando alzas de tasas de 175 puntos básicos a lo largo de las próximas tres reuniones de la Fed

El edificio de la Reserva Federal
Por Alice Gledhill, Greg Ritchie y James Hirai
13 de junio, 2022 | 07:46 AM

Bloomberg — El hecho de que EE.UU. atraviese su inflación más alta en cuatro décadas empujará a la Reserva Federal a subir sus tasas de interés de forma más agresiva este año, y una recesión podría no estar muy lejos.

Esas son las dramáticas señales que llegan de los mercados mientras los operadores siguen evaluando el último reporte sobre los precios al consumidor en el país. El lunes, una muy vigilada parte de la curva de rendimientos de los bonos de EE.UU. se invirtió por la creciente preocupación de que el endurecimiento de la política monetaria afectará más al crecimiento económico.

Los mercados monetarios están valorando alzas de tasas de 175 puntos básicos a lo largo de las próximas tres reuniones de la Fed, lo que implica dos de medio punto y una de 75 puntos básicos, según los swaps vinculados a las fechas de los resultados de la política del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC). Anteriormente sólo habían valorado plenamente las subidas de medio punto.

PUBLICIDAD

La Fed no ha implementado subidas de tasas de 75 puntos básicos desde 1994, y un endurecimiento de esta magnitud está alimentando la preocupación por la reducción del gasto de los consumidores y de la actividad empresarial. Esto ha desencadenado una venta de acciones a nivel mundial y ha acercado al S&P 500 a un mercado bajista. Los rendimientos a corto plazo que son más altos que los de largo plazo son anormales, e históricamente se considera que anuncian una posible recesión.

Parte clave de la curva de rendimiento de bonos de EE.UU. se invierte, lo que envía una advertencia de recesióndfd

En medio del tumulto del mercado, todas las miradas estarán puestas en el comunicado de la Fed de esta semana y en la conferencia de prensa posterior a la reunión del presidente Jerome Powell, donde la caracterización de la inflación y las previsiones a largo plazo del objetivo de los fondos federales -el llamado dot plot- serán fundamentales.

“El alto reporte de inflación ha hecho mella en la narrativa de que había tocado un pico - y en consecuencia lo había hecho la agresividad de la Fed”, escribió Mohit Kumar, un estratega de tasas en Jefferies International Ltd, en una nota a los clientes el lunes. “Desde la perspectiva de la Fed, la pregunta es si tendrán que responder con más fuerza con un 75pbs en la reunión de junio”.

PUBLICIDAD

El dólar amplió sus ganancias el lunes, ya que la perspectiva de mayores subidas impulsó la demanda de la divisa. Eso puso al índice Bloomberg Dollar Spot Index en camino de su mejor racha de cuatro días desde marzo de 2020, y a un paso de su nivel más alto este año.

Los operadores de mercado están apostando por que la Fed llevará a cabo una subida de tasas de 75 puntos básicos en septiembre, algo sin precedentesdfd

Mientras tanto, los bonos del Tesoro de EE.UU. y los bonos europeos caían el lunes. El rendimiento del bono estadounidense a dos años, el más sensible a las subidas de tasas, subió hasta 18 puntos básicos, hasta el 3,25%, su máximo desde diciembre de 2007. De este modo, la curva entre los bonos a dos y 10 años se invirtió por primera vez desde abril.

“La combinación del colapso de la confianza de los consumidores, las presiones de precios inesperadamente intensas y las expectativas de activismo de la Fed están conspirando para crear un cóctel particularmente tóxico para los activos de riesgo”, dijeron los estrategas de Rabobank, entre ellos Richard McGuire. La inversión de la curva de rendimiento “resuena con la idea de que la necesidad de hacer frente a las elevadas presiones sobre los precios hará que la Fed lleve a la economía a la recesión”.

Esa opinión es coherente con las expectativas de que la Reserva Federal tendrá que volver a flexibilizar la política dentro de dos años. El mercado ya se está posicionando para que los responsables de formular políticas respondan a la inminente ralentización con futuros recortes de tasas, fijando dos cuartos de punto de flexibilización para mediados de 2024.

PUBLICIDAD