Cripto

FBI incluye a “Reina cripto” fundadora de OneCoin en su lista de los más buscados

OneCoin generó miles de millones de dólares en ingresos hasta el tercer trimestre de 2016, pero no tenía valor real y no podía utilizarse para comprar nada, según fiscales

Tokens de Bitcoin se encuentran junto a una colección de billetes de un dólar estadounidense, en Londres, Reino Unido, el miércoles 4 de enero de 2017.
Por Patricia Hurtado y Chris Dolmetsch
30 de junio, 2022 | 06:26 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Ruja Ignatova, también conocida como “Cryptoqueen” (Reina cripto), fue incluida en la lista de los diez fugitivos más buscados por el FBI por haber estafado presuntamente a millones de inversores que le enviaron al menos US$4.000 millones a la empresa de criptomonedas OneCoin que ella fundó.

Las autoridades estadounidenses afirmaron el jueves que Ignatova era el cerebro de OneCoin, a la que calificaron como una de las mayores estafas piramidales de la historia. Aunque Ignatova afirmó que OneCoin estaba respaldada por una blockchain, ésta era inexistente, dijo Michael Driscoll, jefe de la oficina de la Oficina Federal de Investigación (FBI) en Nueva York.

“Ignatova tenía un currículum excelente, al parecer estudió derecho en Oxford y trabajó en McKinsey, pero ahora se encuentra al lado de la lista de los 10 principales líderes de cárteles, secuestradores y asesinos”, dijo Damian Williams, el fiscal estadounidense del Distrito Sur de Nueva York en una conferencia de prensa el jueves.

PUBLICIDAD

EE.UU. desveló una acusación contra ella en 2019, por cargos de fraude electrónico, conspiración para blanquear dinero y fraude de valores. El FBI ofrece una recompensa de US$100.000 por información que conduzca a su detención. Sus hazañas se convirtieron en el tema de un exitoso podcast de la BBC “The Missing Cryptoqueen”.

Sin valor real

OneCoin generó $3.400 millones de euros (US$3.780 millones) en ingresos desde el cuarto trimestre de 2014 hasta el tercer trimestre de 2016, pero no tenía algún valor real y no podía utilizarse para comprar nada, según los fiscales. Funcionaba como una red de marketing multinivel que pagaba comisiones a sus más de 3 millones de miembros en todo el mundo por reclutar a otros para comprar paquetes de OneCoin, dijeron los fiscales.

Ignatova, ciudadana alemana que vivía en Bulgaria, creó OneCoin en 2014 y dirigió la organización, según Driscoll. Operaba en todo el mundo, incluso en los Estados Unidos, y en un momento dado afirmó tener al menos tres millones de inversores.

PUBLICIDAD

Ignatova llenó auditorios en todo el mundo instando a los inversores a unirse a “la revolución financiera” y prometiéndoles que OneCoin “transformaría la vida de las personas no bancarizadas”, dijo Williams. En lugar de eso, ella “sólo estaba aprovechando la especulación frenética de los primeros días de la criptomoneda”.

Después de sospechar que EE.UU. la vigilaba, Ignatova se subió a un vuelo a Grecia y luego desapareció, dijo Driscoll, señalando que tiene vínculos con Rusia, Grecia y se cree que ha viajado a otros países de Europa del Este y los Emiratos Árabes Unidos.

Hermano detenido

El hermano de Ignatova, Konstantin Ignatov, fue detenido en marzo de 2019 en Los Ángeles. Más tarde se declaró culpable de cargos de fraude y lavado de dinero y testificó para los fiscales contra Mark S. Scott, un abogado que fue declarado culpable de ayudar a lavar casi US$400 millones de OneCoin. Scott está impugnando el veredicto, diciendo que hay pruebas de que Konstantin Ignatov mintió en el estrado.

Otro hombre, David Pike, se declaró culpable en octubre de conspiración por fraude bancario por ayudar a Scott a blanquear dinero. En marzo fue condenado a dos años de libertad condicional.

Europol incluyó a Ruja Ignatova en su lista de personas más buscadas el mes pasado, y ofreció una recompensa de $5.000 euros (US$5.200) por información que conduzca a su captura.

El caso es US v Scott, 17-cr-630, US District Court, Southern District of New York, Manhattan.

PUBLICIDAD