Europa

Potencial corte de gas ruso hace temer a banqueros alemanes una mayor morosidad

Se espera un corte en el suministro de gas a Alemania este mes cuando inicien los trabajos de mantenimiento en el gasoducto más importante

Gas
Por Steven Arons y Nicholas Comfort
04 de julio, 2022 | 01:03 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — En caso de que Alemania se quedara sin gas ruso, los bancos alemanes se verían obligados a reservar fondos adicionales para cubrir un posible incremento de los impagos, dijeron varios banqueros de alto nivel.

Esta situación conduciría a una recesión en la mayor economía europea y obligaría a los prestamistas a respaldar los créditos corporativos con más capital, declaró el lunes Lutz Diederichs, jefe de BNP Paribas Alemania, en una conferencia en Fráncfort. El ejecutivo se sumó a los comentarios de Bettina Orlopp, directora financiera de Commerzbank (CBK), en una entrevista publicada el fin de semana en el semanario Focus Money.

PUBLICIDAD

Los prestamistas están particularmente preocupados por las obras de mantenimiento previstas en el principal gasoducto que conecta Alemania con Rusia, pues existe la amenaza de que el suministro no se restablezca como antes una vez finalizados los trabajos, señalaron dos destacados banqueros que solicitaron no ser nombrados al hablar de las deliberaciones. Se espera que el gasoducto cierre entre el 11 y el 21 de julio para su mantenimiento.

Por el momento, las provisiones de los bancos alemanes para las eventuales consecuencias económicas provocadas por la guerra en Ucrania han sido inferiores a las cuantiosas reservas que acumularon en el momento más álgido de la pandemia. No obstante, el país es altamente dependiente de las continuas importaciones de gas de Rusia, y por esto una pérdida total en el acceso al suministro energético significaría un fuerte golpe para la economía.

PUBLICIDAD

Durante el mismo evento del miércoles, Chirstian Sewing, CEO del Deutsche Bank, afirmó que un acontecimiento de este clase forzaría “una amplia recesión”.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD