Europa

El río Rin, clave para el comercio en Europa, está a punto de no ser transitable

Se podría paralizar el flujo de todo tipo de bienes, desde combustible hasta químicos, mientras los gobiernos del continente continúan buscando evitar una recesión

Los niveles del río están en niveles críticamente bajos
Por Jack Wittels y Kwaku Gyasi
02 de agosto, 2022 | 01:35 PM

Bloomberg — Los niveles de agua del río Rin se encaminan a caer cerca del nivel en el cual debería cerrar, poniendo en riesgo el comercio de una gran cantidad de bienes al tiempo que el continente busca evitar una crisis económica.

El río Kaub, en Alemania, un punto clave para el envío de materias primas, está en camino a bajar a 47 centímetros de agua para el fin de semana. Si llega a caer 7 centímetros más, será prácticamente intransitable.

El hecho tiene lugar cuando Europa ya enfrenta su peor crisis energética en décadas, a medida que Rusia reduce los suministros de gas natural, lo que empuja la inflación al alza. Ahora, el cambio climático agrava la situación.

PUBLICIDAD

De no poder transitarse, se podría paralizar el flujo de todo tipo de bienes, desde combustible hasta químicos, a medida que los gobiernos buscan evitar que la crisis empuje a la región a una recesión.

El Rin, que serpentea a lo largo de unos 1.288 kilómetros desde Suiza hasta el Mar del Norte, es vital para las entregas y exportaciones de gasóleo de calefacción, gasolina, carbón y otras materias primas.

Imagen del río Rindfd

“Con el transporte por el Rin interrumpido y alternativas como el ferrocarril y la carretera cada vez más caras, a Alemania y Suiza les resultará difícil acumular reservas de gasóleo/diésel antes de que se enfríen las temperaturas”, afirma Josh Folds, analista de petróleo europeo de la consultora Facts Global Energy. “Esto es especialmente cierto dada la situación de las importaciones rusas de gasóleo/diesel”.

PUBLICIDAD

Barcazas de productos básicos

El martes, el nivel de agua del Kaub cayó a su nivel más bajo desde 2018, un año que vio una interrupción generalizada para los usuarios industriales clave. Ahora es un poco más de 60 centímetros y se prevé que baje a 47 centímetros el sábado, según la Administración Federal de Vías Navegables y Navegación de Alemania.

Un representante del Instituto Federal de Hidrología de Alemania dijo en julio que resultaba antieconómico para las barcazas que transportaban mercancías pasar por Kaub cuando el nivel medido bajaba a 40 centímetros o menos.

Los niveles bajos ya están perturbando los flujos comerciales, limitando la cantidad de combustible que las barcazas pueden transportar al interior de Europa. Suiza, que utiliza el Rin para importar combustible de origen petrolífero, está liberando existencias de sus reservas estratégicas.

Parte del suministro de combustible en el interior de Europa también se ve obstaculizado por las interrupciones en las refinerías de Alemania, la República Checa y Austria. Esta última, junto con Hungría, también está liberando combustible de sus inventarios.

El bajo nivel del agua está afectando al envío río abajo de algunos componentes utilizados para fabricar gasolina para mezclar, según Joseph McDonnell, analista de productos petrolíferos de Energy Aspects. El flujo de materias primas petroquímicas, como la nafta, desde el centro de Ámsterdam-Rotterdam-Amberes hasta las instalaciones del interior, también se está viendo afectado, dijo.

--Con la ayuda de William Wilkes.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD