Actualidad

En nuevo fracaso, tropas rusas huyen de Lyman, una ciudad clave al este de Ucrania

Tanto Vladimir Putin como su aliado checheno Ramzan Kadyrov siguen haciendo amenazas implícitas del uso de armas nucleares

Soldados ucranianos en una caravana cerca de Novoselivka.
Por Bloomberg News
01 de octubre, 2022 | 02:03 PM

Bloomberg — Las fuerzas ucranianas reconquistaron el sábado una ciudad estratégica en el este del país tras obligar a las tropas rusas a la retirada, siendo esta la segunda gran victoria en semanas y que pone en entredicho la afirmación del presidente ruso Vladimir Putin de haber anexionado la zona el día anterior.

Las tropas de Kiev entraron en la ciudad después de capturar cinco asentamientos cerca de Lyman, bloqueando las unidades rusas estacionadas allí, dijo el portavoz militar Serhiy Cherevatiy en declaraciones a la televisión.

El Ministerio de Defensa ruso dijo más tarde que sus fuerzas se habían “retirado, en medio de una amenaza de cerco, a posiciones más favorables” en un parte ordinario del campo de batalla publicado en Telegram.

PUBLICIDAD

Un vídeo publicado en Twitter por Andriy Yermak, jefe de la oficina presidencial de Ucrania, mostraba a soldados izando una bandera ucraniana amarilla y azul en las afueras de Lyman.

Blogueros militares pro-Kremlin criticaron al mando de las fuerzas armadas rusas por no haber aprendido de sus errores en Kharkiv. “La pérdida de Lyman es ante todo un golpe a la reputación de la Federación Rusa porque desde ayer forma efectivamente parte del territorio de Rusia”, dijo el canal de Telegram Rybar.

La toma de Lyman, que las tropas rusas ocuparon en mayo, devuelve a Kiev el control sobre un nudo de carreteras y ferrocarriles clave que las fuerzas del Kremlin han utilizado como apoyo logístico en la región oriental de Donetsk.

PUBLICIDAD

Esto podría facilitar el camino para que los militares ucranianos avancen hacia ciudades como Sievierdonetsk y Lysychansk, en la vecina región de Luhansk, que cayeron durante una ofensiva rusa en verano. Y todo ello con el telón de fondo de la “anexión” rusa de la región tras unos referendos calificados ampliamente de ilegales.

La ciudad de Kreminna, al este de Lyman, podría ser el próximo objetivo, dijo en Facebook el gobernador de Luhansk, Serhiy Haidai.

“Es importante capturar la zona que abre el camino para liberar los asentamientos de Donbás: Svatove, Kreminna, Sievierodonetsk y otros”, dijo en televisión Serhiy Cherevatyi, vocero de las fuerzas armadas de Ucrania.

Estimación del control territorial en Ucraniadfd

El avance de Ucrania se produce después de que una contraofensiva relámpago expulsara a las fuerzas rusas de la mayor parte de la región nororiental de Kharkiv en septiembre. Se cree que ese sorprendente retroceso es la causa de la movilización por parte de Putin de 300.000 soldados adicionales para tratar de recuperar la iniciativa territorial, una medida que ha hecho que muchos hombres en edad de reclutar huyan del país.

Ucrania se esfuerza por aprovechar su ventaja y recuperar todo el territorio posible antes de que Rusia refuerce su capacidad ofensiva con reclutas, y la llegada del invierno dificulta el avance rápido.

El líder checheno Ramzan Kadyrov, aliado de Putin, expresó su consternación por la caída de Lyman tras la captura el mes pasado de una serie de ciudades, entre ellas el nudo ferroviario de Izyum, punto de partida de la campaña rusa en el este de Donbás.

PUBLICIDAD

“Ayer un desfile en Izyum, hoy una bandera en Lyman, ¿qué será mañana?” dijo Kadyrov en Telegram. “En mi opinión personal necesitamos medidas más radicales, incluyendo hasta la ley marcial en las regiones fronterizas y el uso de un arma nuclear de bajo poder”.

Anexión ilegal

Putin firmó el viernes en una ceremonia en el Kremlin los documentos que formalizan la anexión por parte de Rusia de las regiones de Donbás, Donetsk y Luhansk, y de otras dos regiones ocupadas en el sur de Ucrania, Zaporizhzhia y Kherson.

Como respuesta, la ONU y muchos países declararon ilegal la anexión y EE.UU. impuso nuevas sanciones.

PUBLICIDAD

El líder ruso dijo que los territorios — que representan alrededor del 15% de Ucrania, incluidas algunas de sus zonas agrícolas e industriales más productivas — formarían parte de Rusia “para siempre”. Putin amenazó con utilizar “todos los medios militares disponibles” para defender la mayor apropiación de tierras de Europa desde la Segunda Guerra Mundial en su última amenaza nuclear implícita.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD