Negocios

¿Por qué un dólar caro también impacta a las startups en Colombia?

Las startups en Colombia aún se reponen del fuerte invierno que las golpeó por cuenta de la escasez de capital y ahora tienen que lidiar con un dólar caro

Peso colombiano y dólar
11 de noviembre, 2022 | 03:35 PM

Bogotá — La histórica depreciación del peso colombiano (COP) frente al dólar genera una serie de presiones para la economía del país y entre los actores que podrían sufrir un impacto por este comportamiento de la divisa estadounidense están los emprendedores, pues a los ya conocidos retos que han sufrido las startups se suman los asociados con la moneda.

Las startups han afrontado un año turbulento pues estuvo marcado por un prolongado invierno que se manifestó con la falta de disponibilidad de capital para cumplir sus planes de expansión, políticas más estrictas por parte de los fondos y una ola de despidos que se extendió por todo el continente.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD

Después de los vientos en contra, el remate de año ha sido más positivo para las startups colombianas, que completaron una racha de rondas de inversión en medio de esta coyuntura desafiante; no obstante, con la marcada depreciación del peso surgen nuevas presiones para cumplir con sus planes.

“Es un arma de doble filo. Por un lado los emprendedores que hayan levantado capital en dólares y tengan sus reservas de caja en esta moneda contarán con una posición más fuerte y una capacidad de extender sus runways o de retener talento. Sin embargo, se verán con la responsabilidad de mantener o incrementar sus ritmos de crecimiento a un nivel exigente dependiendo de la devaluación de cada país: sus metas se habrán incrementado de 10 a 25% en la moneda local para poder alcanzar sus metas en dólares”, explica a Bloomberg Línea el director general del fondo Cube Ventures, Santiago Rojas.

Para el ejecutivo, esta mezcla de exigencias podrá llevar a muchas compañías a tomar la decisión de retirarse de geografías que no sean críticas, tal como ha sido el caso de Shopee, iFood, Beat, entre otras.

PUBLICIDAD

“Por el otro lado, esta situación puede también significar una oportunidad para las startups que permanecen, un momento único para tomar el mercado que están abandonando otros y construir fortaleza para mantenerse”, considera.

La directora ejecutiva de Endeavor Colombia, Camila Salamanca, explica a Bloomberg Línea que un dólar a $5.000 impacta a las startups locales puesto que por más de que incrementen sus ventas en pesos les será cada vez más difícil cumplir con las expectativas de los inversionistas, muchas de estas definidas en dólares.

Además, en este momento “las tasas de interés están altas en el mundo en otro tipo de instrumentos y los inversionistas están encontrando retornos interesantes afuera”, con lo que para las startups es más desafiante ofrecerles una rentabilidad que esté por encima de lo que ofrece el mercado en este momento.

“Esto sí puede hacer más retador el retorno que deben tener las empresas para los inversionistas”, apunto la directora ejecutiva de esta red de emprendedores de alto impacto.

Entre otros posibles impactos señaló el aumento de los costos para las compañías que traen talento de otros mercados, al mismo tiempo que señaló que podría darse en paralelo una fuga de profesionales.

Esto en un momento en que más empresas del exterior ofrecen pagos en dólares para trabajos remotos que las compañías en Colombia no pueden sostener.

PUBLICIDAD

Asimismo, las startups en Colombia seguramente sentirán el peso de un dólar más fuerte a la hora de pagar por productos o servicios que requieren en su operación y que se transan en dólares.

“Algo que esté en su cadena de producción atado al dólar pues se hace cada vez más caro y difícil de producir”, señala Camila Samanca.

Frente a las alternativas a las que apelan los emprendedores en este contexto, dice que existen fondos de cobertura que les permiten de cierta forma blindarse en algunos aspectos, pero cree que sobre toda hay una racionalización en los costos.

PUBLICIDAD

También hay un mayor foco por tratar de dolarizar algunos ingresos de su operación y mejorar sus unit economics (indicadores de ingresos y costes que muestran la salud del negocio) para poder responder de la mejor manera a este mercado cambiante.

Se vuelve increíblemente atractivo crear puentes de expansión hacia mercados con monedas más fuertes. Muchas compañías de nuestro portafolio están consiguiendo activamente apuntarle al mercado latino en Estados Unidos. Se dan cuenta que tenemos similitudes culturales significativas y que para servicios tecnológicos el ticket promedio puede incrementar significativamente solo por cambiar de mercado”, complementa Santiago Rojas, de Cube Ventures.

PUBLICIDAD

Esta decisión, manifiesta, “no debe tomarse a la ligera y requiere de mucha planeación y atención al detalle; sin embargo, representa una oportunidad enorme ya que los latinos en Estados Unidos en conjunto equivaldrían a la quinta economía más grande del mundo”.

De otra parte, un alto ejecutivo de un fondo con presencia en Colombia, y que prefirió no ser citado, señaló que mucho de esto también dependerá de la evolución de la inflación y de cómo se ajustan los costos de las empresas para seguir generando eficiencias en un momento en el los precios se convierten en un cuello de botella.

En este sentido, citó el caso de otros países en donde en un escenario de depreciación como el que actualmente sufre Colombia las startups optan por traer dinero de sus compañías holdings radicadas en otros mercados en donde este fenómeno no es tan fuerte para respaldar sus compromisos locales y hasta pagar mejores salarios con la misma cantidad de dólares, sin tener que recurrir a sus pesos.

PUBLICIDAD