Medio Oriente

Dos explosiones en Jerusalén matan a una persona en medio de aumento de violencia

Las tensiones en la ciudad se dispararon desde abril pasado durante la temporada de fiestas religiosas

Jerusalen
Por Daniel Avis y Gwen Ackerman
23 de noviembre, 2022 | 11:07 AM

Bloomberg — Un adolescente canadiense-israelí murió y al menos otras 14 personas resultaron heridas en dos atentados perpetrados el miércoles en Jerusalén, en medio de la creciente violencia entre israelíes y palestinos.

La primera explosión se produjo cerca de una parada de bus situada en la entrada de la ciudad, según informó la policía. Otra detonación se produjo cerca del cruce de Ramot, situado en Jerusalén.

La policía inspeccionó los artefactos explosivos colocados en ambos lugares. “Sospechamos de que se trataba de un atentado conjunto”, señaló la policía en una declaración.

PUBLICIDAD

Los dos atentados del miércoles suponen una grave escalada de violencia desde que Israel puso en marcha una operación de seguridad en Cisjordania a principios de año en respuesta a una serie de atentados mortales contra israelíes. Desde entonces se ha producido un aumento significativo de la violencia en Jerusalén y Cisjordania. Más de 130 palestinos han muerto desde principios de año, según la ONU y las autoridades sanitarias palestinas. También han muerto más de 25 israelíes, entre ellos miembros de los servicios de seguridad.

“Este suceso es diferente de lo que hemos visto en los últimos años”, dijo el primer ministro saliente de Israel, Yair Lapid, en un mensaje de vídeo tras reunirse con funcionarios de seguridad para evaluar los atentados. “Un amplio esfuerzo de inteligencia” estaba en marcha para localizar a los autores, dijo.

Aunque ningún grupo ha reivindicado la autoría de las explosiones, los grupos militantes con sede en Gaza, Hamás y la Yihad Islámica, emitieron mensajes de elogio. Hamás relacionó la violencia con la entrada de fuerzas israelíes al complejo de la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén.

PUBLICIDAD

“El ataque de Jerusalén es el resultado de los continuos crímenes de la ocupación y de los colonos contra los palestinos y la mezquita de Al-Aqsa”, dijo el portavoz de Hamás, Abdel-Latif Al-Qanou, en un comunicado.

“Haremos todo lo posible para devolver la seguridad a todos los ciudadanos israelíes, y rápidamente”, dijo el primer ministro entrante de Israel, Benjamin Netanyahu, poco después de reunirse con algunos de los heridos en los ataques del miércoles.

La Casa Blanca dijo que había ofrecido a Israel su apoyo para ayudar a llevar a los autores del ataque ante la justicia. “Condenamos inequívocamente los actos de terror de la noche a la mañana en Jerusalén”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, en un comunicado.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD