Europa

Rusia no aceptará un tope de 60 dólares para su petróleo, según el Kremlin

El tope prohibirá a las empresas prestar servicios a los envíos de petróleo ruso en cualquier parte del mundo

Yacimientos petrolíferos rusos a la espera de la 180ª reunión de la OPEP
Por Bloomberg News
04 de diciembre, 2022 | 08:16 AM

Bloomberg — Rusia no aceptará el tope de 60 dólares por barril para su crudo acordado por la Unión Europea, informó la agencia estatal de noticias Tass, citando al portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

Fue la primera reacción del Kremlin después de que los diplomáticos europeos decidieran el viernes por la noche el límite al petróleo ruso tras largas negociaciones.

El tope prohibirá a las empresas prestar servicios, incluidos el transporte y los seguros, a los envíos de petróleo ruso en cualquier parte del mundo, a menos que se venda por debajo del nivel acordado.

PUBLICIDAD

“Lo estamos analizando ahora”, dijo Peskov el sábado. “Se han hecho algunos preparativos para ese tope. No aceptaremos ese tope”.

Moscú anunciará cómo se organizará el trabajo una vez finalizado el análisis, dijo Peskov, añadiendo que se llevará a cabo rápidamente.

El Kremlin ha estado redactando un decreto presidencial que prohibirá a las empresas rusas y a los comerciantes que compran el crudo de la nación venderlo a cualquiera que participe en un mecanismo de tope de precios, dijo una persona con conocimiento del asunto a finales del mes pasado.

PUBLICIDAD

El decreto prohibiría esencialmente cualquier referencia a un tope de precios en los contratos de crudo o productos rusos, y prohibiría los cargamentos destinados a cualquier país que adopte las restricciones.

El viceprimer ministro Alexander Novak declaró en noviembre que Rusia reorientará su suministro de petróleo hacia “socios orientados al mercado” o reducirá su producción.

El crudo insignia de Rusia se recuperó el jueves hasta situarse justo por encima de los 50 dólares el barril, pero lleva casi dos semanas por debajo del límite de precio de 60 dólares de la Unión Europea.

PUBLICIDAD