Actualidad

Musk confirma que renunciará a ser CEO de Twitter cuando encuentre un sucesor

Musk dirige Twitter casi en solitario desde que lo compró en octubre por US$44.000 millones. Desde el principio dijo que no pensaba quedarse permanentemente como director ejecutivo

Elon Musk. Fotógrafo: Maja Hitij/Getty Images
Por Vlad Savov y Katie Roof
20 de diciembre, 2022 | 09:22 PM

Bloomberg — Elon Musk dijo que dirigirá los equipos de software y servidores de Twitter Inc. (TWTR) una vez que haya encontrado a alguien que le sustituya como director ejecutivo.

Desde que asumió el cargo en octubre, Musk ha supervisado el despido o la salida de unos 5.000 de los 7.500 empleados de Twitter. Ha dicho que planea hacer hincapié en la ingeniería de Twitter como propietario, y es difícil saber qué queda de otras operaciones, como las jurídicas y financieras, algunas de las cuales han sido destripadas.

El multimillonario ejecutivo se había embarcado en la búsqueda de un nuevo consejero delegado, según una persona familiarizada con la búsqueda, tras perder un sondeo de opinión que publicó en la red social en el que se le preguntaba si debía renunciar a su puesto al frente de la compañía.

PUBLICIDAD

Más de 10 millones de votos, o el 57,5%, estaban a favor de que Musk dimitiera, según los resultados que llegaron el lunes por la mañana. Musk se comprometió a acatar los resultados cuando lanzó la encuesta, pero casi un día después había tuiteado más de una docena de veces sin referirse directamente al resultado. La búsqueda de un nuevo consejero delegado podría alargarse y no arrojar resultados rápidamente, dijo la persona, que pidió el anonimato al tratar un asunto privado.

Varias cuentas de Twitter postularon que la encuesta podría haber sido manipulada por bots, lo que llevó a Musk a responder a una con una sola palabra: “interesante”. En uno de sus primeros tuits tras la encuesta, Musk dijo que Twitter restringirá las votaciones sobre decisiones políticas importantes a los suscriptores de pago de Twitter Blue. El servicio, que cuesta 8 dólares al mes, había atraído a unos 140.000 suscriptores hasta el 15 de noviembre, según ha informado el New York Times.

Musk dirige Twitter casi en solitario desde que lo compró en octubre por US$44.000 millones. Desde el principio dijo que no pensaba quedarse permanentemente como consejero delegado y se ha rodeado de unas cuantas personas de confianza, algunas de las cuales han sugerido que estarían dispuestas a asumir lo que Musk califica de tarea ingrata. “Nadie quiere el trabajo que realmente pueda mantener Twitter vivo. No hay sucesor”, tuiteó Musk a principios de esta semana.

PUBLICIDAD

Entre los que han permanecido en el círculo íntimo de Musk están Jason Calacanis, inversor y podcaster, y el exejecutivo de PayPal Holdings Inc. David Sacks. Los dos formaron parte de la Sala de Guerra de Musk en los días posteriores al cierre del acuerdo y personas familiarizadas con la situación dijeron que se les dieron cuentas internas y ayudaron a tomar decisiones sobre quién mantendría sus puestos de trabajo. Ambos han hecho sugerencias públicas sobre la estrategia empresarial de Twitter.

Calacanis mantuvo sus ideas para monetizar Twitter, abogando el martes por ideas como un enlace de “análisis de encuestas” en el que la información sobre los resultados de las encuestas de Twitter se desglosaría por atributos, como el país y el número de seguidores en Twitter. Por esa información “merece la pena pagar”, tuiteó. El lunes, habló de los nuevos esfuerzos de Twitter para crear una marca empresarial.

El lunes, Sacks también retuiteó una notificación sobre Twitter Business, un nuevo programa que permite a las empresas identificar sus marcas y empleados clave en Twitter. Sacks añadió el logotipo de Craft Ventures, la empresa de capital riesgo que dirige, al lado de su nombre. En una referencia a la encuesta de Musk sobre si debería seguir siendo consejero delegado de Twitter, Sacks sugirió que otros consejeros delegados realicen el mismo tipo de encuesta.

Calacanis no respondió a una solicitud por correo electrónico sobre si él y Musk habían discutido el papel de CEO. Una portavoz de Sacks declinó hacer comentarios.

David Faber de CNBC informó anteriormente sobre la búsqueda de Musk de un nuevo CEO. Faber informó de que la búsqueda de Musk ha estado en curso y comenzó antes de que surgiera la encuesta de Twitter.

El dramático truco de Musk, preguntando al público sobre su capacidad de liderazgo, se produjo poco después de que asistiera al partido final de la Copa del Mundo en Qatar, desencadenando una ola de trending topics como “VOTA SÍ” y “CEO de Twitter”.

PUBLICIDAD

Musk ha advertido de que Twitter corre riesgo de quiebra y ha instaurado un ambiente de trabajo “duro” para los trabajadores que quedan tras un drástico recorte de plantilla. En sus menos de dos meses al timón, ha asustado a los anunciantes, alienado a los creadores más fervientes de Twitter y convertido el servicio de reflejo de las noticias del día en tema principal.

Tras perder la encuesta inicial, Musk, que también es consejero delegado de Tesla Inc, retuiteó material promocional de la empresa automovilística y del servicio Blue for Business de Twitter. También respondió a un artículo sobre las críticas de su rival Toyota Motor Corp. a los vehículos eléctricos con un simple “Guau”.

Las acciones de Tesla, con mucho la participación más valiosa de Musk, se han desplomado desde la adquisición de Twitter y los críticos han argumentado que pasa demasiado tiempo en la empresa de medios sociales. Las acciones cayeron un 8,1% al cierre en Nueva York.

--Con la ayuda de Sarah McBride.

PUBLICIDAD