Trump se prepara para entregarse a autoridades y luchar contra cargos en su contra

La acusación ha provocado una tormenta política, y el departamento de policía de la ciudad, el Servicio Secreto de EEUU y otras autoridades están en alerta máxima

El ex presidente de EE.UU.
Por Patricia Hurtado - Greg Farrell
04 de abril, 2023 | 07:12 AM

Bloomberg — El martes por la tarde, el expresidente de Estados Unidos Donald Trump se entregará a las fuerzas del orden en Manhattan para ser fichado, escuchar los cargos que se le imputan y declararse inocente.

VER +
Qué sigue para Trump tras la histórica presentación de cargos en su contra

Esto ocurre cinco días después de que el 30 de marzo se convirtiera en el primer expresidente de EE.UU. acusado por un gran jurado del estado de Nueva York. La acusación está relacionada con la investigación del fiscal del distrito de Manhattan, Alvin Bragg, sobre pagos de dinero a cambio de silencio realizados justo antes de las elecciones de 2016 para encubrir una supuesta infidelidad de una década de duración. El exabogado y apañador de Trump, Michael Cohen, ahora un fuerte crítico del ex presidente, ha testificado que su jefe le reembolsó los pagos de forma encubierta.

La acusación ha provocado una tormenta política, y el departamento de policía de la ciudad, el Servicio Secreto de EEUU y otras autoridades están en alerta máxima. Trump, que está intentando volver a la Casa Blanca, se declarará inocente de manera “muy fuerte y orgullosa”, según su abogado Joe Tacopina, que apareció en CNN el domingo.

Trump niega la aventura y cualquier acto ilegal. Los fiscales tendrían que demostrar que la falsificación de registros comerciales formaba parte de un esfuerzo por cometer u ocultar un segundo delito para probar que Trump cometió un delito grave. De lo contrario, puede ser un delito menor bajo la ley de Nueva York.

PUBLICIDAD
Michael Cohen

Peligros legales

Trump, de 76 años, debe ahora lidiar con el caso penal, incluso mientras persigue la nominación republicana en la carrera de 2024. Se produce mientras se enfrenta a una investigación separada de su intento de anular el resultado de las elecciones de 2020 en Georgia, así como a la investigación de un abogado especial federal sobre esos esfuerzos y su manejo de los documentos del gobierno. Una o ambas investigaciones podrían dar lugar a cargos penales además de los de Bragg.

Trump también se enfrenta a demandas civiles del fiscal general de Nueva York, que le acusó de manipular las valoraciones de propiedades, y de una escritora que alega que la violó, algo que él niega.

El presidente afirma que la acusación y las investigaciones y demandas pendientes carecen de fundamento y forman parte de un esfuerzo partidista para acabar con él. Bragg, la fiscal de Georgia Fani Willis y la fiscal general de Nueva York Letitia James son demócratas. El abogado especial Jack Smith está registrado como independiente.

PUBLICIDAD
VER +
Trump sopesa la oferta de trasladar el caso penal de Nueva York a Staten Island

Sólo la acusación de Nueva York ha provocado un intenso debate nacional y un enfrentamiento entre líderes republicanos y demócratas, incluido uno entre Bragg y los republicanos de la Cámara de Representantes que buscan su testimonio sobre la investigación. Mientras las autoridades locales se preparaban para la comparecencia, el Club de Jóvenes Republicanos de Nueva York promovió lo que denominó una concentración pacífica a favor de Trump frente al tribunal el martes por la mañana. En ella participará la representante estadounidense Marjorie Taylor Greene, defensora de los esfuerzos de Trump para anular la victoria de Joe Biden en las elecciones de 2020.

El 45º presidente voló el lunes a Nueva York desde Florida y se dirigió en comitiva a la Torre Trump para preparar su comparecencia ante el tribunal. También el lunes, Tacopina confirmó que su cliente había incorporado al ex fiscal federal Todd Blanche a su equipo de defensa. Bragg anunció una rueda de prensa tras la comparecencia.

Trump comparecerá ante el juez del Tribunal Supremo del Estado de Nueva York Juan Merchan, que presidió el caso del Estado contra Allen Weisselberg, el ex director financiero de la Organización Trump que se declaró culpable de fraude fiscal en agosto. Weisselberg volvió a testificar contra dos unidades de la Organización Trump condenadas por fraude fiscal en diciembre, también bajo el mandato de Merchan.

Esos casos, ambos llevados por la fiscalía de Manhattan, tienen cierto solapamiento con la acusación actual. Si Weisselberg testificara contra Trump, sería un golpe para Bragg.

Historia del dinero a cambio de silencio

El dinero fue investigado previamente por los fiscales federales de Manhattan que dieron a Weisselberg inmunidad limitada. Él testificó ante un gran jurado federal que investigaba los pagos en 2018. Ese caso resultó en una declaración de culpabilidad y una sentencia de tres años de prisión para Cohen, quien testificó dos veces ante el gran jurado de Bragg y se espera que sea un testigo clave de la fiscalía en el caso actual.

VER +
Trump, primer expresidente de EE.UU. en enfrentar cargos criminales: tiene más casos pendientes

Los fiscales federales decidieron no acusar a Trump por los pagos, en parte porque el Departamento de Justicia tiene una política de décadas de antigüedad según la cual un presidente en ejercicio no puede ser acusado.

En los últimos días de la campaña de 2016, Trump habló varias veces por teléfono con Cohen, quien ha dicho que Trump dirigió los pagos a la estrella porno Stormy Daniels y luego le reembolsó por hacerlos. Los documentos desvelados posteriormente en el caso federal muestran un aluvión de llamadas y mensajes de texto en octubre entre Cohen, la secretaria de prensa de la campaña, Hope Hicks, y la asesora Kellyanne Conway, para evitar que Daniels hiciera públicas sus afirmaciones.

PUBLICIDAD

Hicks y Conway se encuentran entre una serie de testigos potenciales prominentes, incluido el controlador de la Organización Trump Jeffrey McConney, que han entrado y salido de las oficinas de Bragg desde que se convocó el gran jurado en enero.

La ex modelo de Playboy Karen McDougal también parece haber figurado en la investigación de Bragg. Lanny Davis, abogado de Cohen, dijo el domingo en CNN que tanto su cliente como el exeditor de National Enquirer David Pecker proporcionaron al gran jurado de Manhattan pruebas sobre los pagos de dinero por silencio realizados a McDougal antes de las elecciones de 2016. Pecker testificó dos veces ante el gran jurado. Fue visto saliendo del tribunal la semana pasada.

--Con la ayuda de Hadriana Lowenkron y Erik Larson.

Lea más en Bloomberg.com