Negocios

Lo que el Índice Big Mac desvela sobre las monedas de Latinoamérica

Tres países europeos son los únicos en donde el emblemático producto de la cadena estadounidense se vende más caro.

Una Big Mac y unas papas fritas en un restaurante en Scottsburg, Indiana, Estados Unidos, el lunes 21 de julio de 2014.
04 de agosto, 2021 | 07:00 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — El Índice Big Mac, que la revista británica The Economist publica cada año desde 1986 para medir el poder adquisitivo de los países, refleja en su actualización de julio qué tan subvaluadas están las monedas de Latinoamérica frente al dólar estadounidense.

Este índice toma de referencia a este producto globalmente estandarizado y compara el precio local, convertido a dólares, con el valor en EE.UU. para comprobar si la moneda de un país está subvaluada o sobrevaluada.

Excluyendo a Venezuela, cuya moneda afronta un fenómeno de hiperdevaluación combinado con un proceso de dolarización informal, los países latinoamericanos reflejaron comportamientos parecidos, aunque México y Perú tienen las divisas más subvaluadas frente al dólar.

PUBLICIDAD

Ver más: Peso argentino y colombiano, entre las monedas más devaluadas en Latinoamérica

Al respecto, en una reciente entrevista con Bloomberg Línea el analista de mercados en OANDA, Edward Moya, dijo que el dólar estadounidense se mantiene cerca de “sus más altos niveles” en los últimos cinco meses y es “la moneda más fuerte” de las principales economías del mundo.

“Esta fortaleza y la tendencia al alza del dólar persiste incluso cuando los rendimientos de los bonos estadounidenses siguen cayendo, lo cual refleja probablemente que los flujos de inversión se están dirigiendo a los activos de refugio seguro”, detalló.

PUBLICIDAD

Según el índice, mientras en México una Big Mac cuesta 64 pesos (con un cambio real de 20,14) y en Perú 12,90 soles (con un cambio real de 3,95), en EE.UU. US$5,65, lo que se traduce en que el peso mexicano está subvaluado un 43,7 % y la divisa peruana un 42,2 %.

Más abajo aparecen Guatemala, cuyo quetzal se ha subvaluado 40,6 % y Colombia, en donde una Big Mac cuesta $12.950. “El tipo de cambio implícito es 2.292,04. La diferencia entre este y el tipo de cambio real, 3.842,11, sugiere que el peso colombiano está subvaluado en un 40,3%”, señala.

Después aparece Nicaragua (35,7 % está subvaluado el córdoba), Honduras (35,1 % el lempira), Costa Rica (32,01 % el colón) Chile (30,3 % el peso chileno), Argentina (30,2 % el peso argentino), Brasil (22,8 % el real brasileño) y Uruguay (9,5 % el peso uruguayo).

En la otra cara, entre las monedas que están sobrevaluadas destaca el franco suizo (un 24,7 %), la corona noruega (un 11,5 %) y la corona sueca (un 9,6 %).

Ver más: El covid-19 eliminó 22 millones de empleos en las grandes economías

Según el índice, los precios de la Big Mac son más caros en estos países frente a la referencia, ya que mientras en Noruega vale US$6,30 en Suiza se ubica por encima de US$7.

PUBLICIDAD

Para la elaboración del índice, se toman los precios de la Big Mac en las monedas locales de dos países distintos y se dividen entre sí.

Este valor se compara luego con el tipo de cambio actual y si el resultado es menor se tiene que la primera moneda está subvaluada, pero si es superior se considera que está sobrevaluada.

The Economist explica que este índice está basado en la teoría de la paridad del poder adquisitivo, bajo la cual se entiende que “a largo plazo los tipos de cambio deberían moverse hacia la tasa que igualaría los precios de una canasta idéntica de bienes y servicios (en este caso, una hamburguesa)” en dos países cualquiera.

PUBLICIDAD

En su primera entrega, la Big Mac costaba US$1,60 y hoy ya supera los US$5, por encima de la inflación en el mismo período, según indica.

Ver más: Mark Thomas asume como director para Colombia, México y Venezuela del BM

PUBLICIDAD