Actualidad

Indicador de inflación en EE.UU. marca máximo desde 1991 a medida que crece el gasto

La estimación media de una encuesta de Bloomberg entre economistas preveía un aumento del 0,7% en el gasto total y del 0,3% en el índice de precios.

compras
Por Olivia Rockeman
01 de octubre, 2021 | 10:08 AM

Bloomberg — El crecimiento del gasto personal en EE.UU. se aceleró más de lo previsto en agosto, impulsado por las compras de bienes, mientras que una medida de inflación muy vigilada superó las estimaciones.

Las compras de bienes y servicios aumentaron un 0,8% respecto al mes anterior, tras un descenso revisado a la baja del 0,1% en julio, según mostraron el viernes las cifras del Departamento de Comercio. Se había informado previamente que el gasto en julio había visto un aumento del 0,3%.

El gasto mejora
El gasto personal en EE.UU. se acelera, el indicador de precios es el que más salta en 30 añosdfd

El indicador de precios de los gastos de consumo personal (PCE, por sus siglas en inglés), que la Reserva Federal utiliza para su objetivo de inflación, aumentó un 0,4% respecto al mes anterior y un 4,3% respecto al año anterior. El aumento anual fue el mayor desde 1991.

PUBLICIDAD

Las cifras sugieren que la demanda de los consumidores se mantuvo robusta en agosto, a pesar del aumento de las infecciones de Covid-19. El aumento del gasto se vio impulsado por un incremento de los gastos en bienes (en concreto, alimentos y suministros para el hogar), lo que probablemente refleje un alejamiento de actividades como salir a cenar y viajar debido a la mayor preocupación por la salud.

La estimación media de una encuesta de Bloomberg entre economistas preveía un aumento del 0,7% en el gasto total y del 0,3% en el índice de precios.

Los futuros de las acciones recortaron las ganancias, el dólar cayó y los bonos del Tesoro sufrieron pocos cambios tras el informe.

PUBLICIDAD

Ajustado a la inflación, el gasto en agosto también repuntó tras la caída del mes anterior. Los gastos personales reales aumentaron un 0,4% en agosto, tras un descenso revisado del 0,5% en el mes anterior.

El gasto en servicios ajustado a la inflación aumentó un 0,3% respecto al mes anterior, lo que supone una desaceleración respecto al aumento del 0,7% de julio. Los gastos en mercancías subieron un 0,6% tras una caída del 2,6%, según el informe.

Métricas de inflación

La oferta ha tenido dificultades para seguir el ritmo de la demanda, que se ha recuperado rápidamente desde principios de este año, y las empresas tratan de cubrir un número récord de puestos vacantes y adquirir los materiales necesarios para la producción. Estas limitaciones han hecho subir los precios y han corroído el poder adquisitivo de los estadounidenses.

El PCE básico, que excluye los alimentos y la energía, subió un 0,3% por segundo mes. La medida subió un 3,6% con respecto al año anterior, igualando la cifra más alta desde 1991.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo esta semana que las interrupciones de las cadenas de suministro que han estado elevando las tasas de inflación en todo el mundo acabarán siendo temporales.

“Es muy difícil decir cuán grandes serán los efectos mientras tanto, o cuánto tiempo durarán, pero esperamos volver (a precios más bajos), superaremos esto”, dijo Powell el miércoles.

PUBLICIDAD

Salarios y ahorro

Los ingresos personales, por su parte, aumentaron un 0,2%, después de haber subido un 1,1% el mes anterior, debido al impulso de un desembolso anticipado de la desgravación fiscal por hijos. Los sueldos y salarios aumentaron un 0,5%.

La renta personal disponible, o renta después de impuestos ajustada a la inflación, disminuyó un 0,3% en agosto.

La tasa de ahorro ( que ha sido elevada durante meses como resultado de los cheques de estímulo y de la mejora de las prestaciones de desempleo) bajó al 9,4% en agosto desde el 10,1%.

Con la asistencia de Matthew Boesler y Reade Pickert.

PUBLICIDAD