Cripto

El misterio de quién inventó el bitcoin adereza el juicio de un ingeniero en cómputo

Los entusiastas de las criptomonedas podrían decepcionarse si esperan que un juicio en un tribunal federal de Miami establezca la verdadera identidad de Satoshi Nakamoto.

El experto en informática dice que él es el creador de bitcoin.
Por Jonathan Levin Olga Kharif
02 de noviembre, 2021 | 09:57 AM

Bloomberg — Los entusiastas de las criptomonedas podrían decepcionarse si esperan que un juicio de tres semanas en un tribunal federal de Miami establezca finalmente la verdadera identidad de Satoshi Nakamoto, el seudónimo creador de bitcoin. Sin embargo, quienes anden a la caza de anécdotas podrían interesarse en ver al ingeniero en cómputo australiano Craig Wright, autodenominado inventor de bitcoin, defenderse de las acusaciones de haber estafado a la herencia de un hombre fallecido de Florida. A Wright le achacan haber birlado parte de unos US$65.000 millones de la cibermoneda y de la propiedad intelectual relacionada con la tecnología blockchain por valor de miles de millones de dólares más.

También lee: Cripto-Activo: ¿Quiénes dominan la compra de criptodivisas en México?

El hermano de Dave Kleiman, fallecido en 2013, alega que el difunto ingeniero informático colaboró con Wright en el desarrollo inicial de bitcoin y que la herencia tiene derecho a la mitad del valor de un depósito de hasta 1,1 millones de bitcoins, valorados en US$62.545 cada uno al mediodía del 29 de octubre, que se cree que están en poder de Satoshi. No está garantizado que se pueda recuperar ese alijo.

PUBLICIDAD

Algunos destacados empresarios e inversores en criptomonedas consideran que Wright es un impostor y creen que el anonimato duradero de Satoshi es parte de la genialidad de bitcoin, una ventaja competitiva para una innovación que ha atraído el escrutinio y la ira de muchos gobiernos. Wright se ha mantenido firme en su afirmación, e incluso ha demandado a los críticos que le han llamado impostor.

Sin embargo, el caso Kleiman no trata principalmente de si Wright es realmente Satoshi. Lo que está en juego en el juicio, que inició el lunes 1 con la selección del jurado, es si existía una sociedad comercial entre Wright y Kleiman antes de la muerte de este último.

Wright es definitivamente “un importante innovador pionero en la criptodivisa, y también es rico con esa criptomoneda”, dijo Aaron Brown, un criptoinversor que también escribe para Bloomberg Opinion. “Más allá de eso, sus afirmaciones de ser el principal o único autor del libro blanco original de bitcoin tienen poco apoyo”.

PUBLICIDAD

A pesar del escepticismo, los aficionados a las criptomonedas seguirán el juicio en busca de cualquier pista. La especulación sobre Satoshi es uno de los pasatiempos favoritos de la comunidad criptográfica, y el mes pasado, incluso el capitalista de riesgo Peter Thiel se unió a ella, especulando que el verdadero Satoshi estuvo en la misma playa que él en Anguila en febrero de 2000. Sea quien sea Satoshi, probablemente tenga acceso a suficientes bitcoins como para influir dramáticamente en el mercado.

También lee: Bitcoin aún está concentrado en pocas manos: estudio

La demanda del patrimonio de Kleiman contra Wright se presentó por primera vez hace casi tres años, pero el caso ha sufrido retrasos debido a la pandemia de Covid-19.

Los correos electrónicos en los registros judiciales muestran que los hombres tenían una relación de intereses más que comunes — en un mensaje, Wright llamó a Kleiman su “mejor amigo” — pero el hermano de Kleiman, Ira, tratará de demostrar que tenían una sociedad de negocios.

Hasta ahora, eso ha implicado una reexaminación de eventos como una conversación en la cena de Acción de Gracias en 2009. Ira Kleiman ha testificado que Dave le dijo durante la comida navideña que estaba desarrollando algo “más grande que Facebook”, antes de garabatear el ahora famoso logotipo de bitcoin: una B con dos líneas atravesadas al estilo de un signo de dinero.

El testimonio del propio Wright podría resultar fundamental. Al principio del litigio, el estamento de Kleiman acusó a Wright de “un patrón sostenido de perjurio, pruebas falsificadas, presentaciones engañosas y obstrucción”. Los abogados de Wright argumentaron que se encuentra en el espectro del autismo, y la jueza de distrito Beth Bloom se negó a imponer sanciones severas a Wright.

El caso es Kleiman v. Wright, 18-cv-80176, Tribunal de Distrito de EE.UU., Distrito del Sur de Florida (Miami).

PUBLICIDAD