Green

Así debería Elon Musk gastar US$6.000 millones para alimentar al mundo

Altos ejecutivos de la industria alimentaria mundial dieron su visión sobre la que consideran es la mejor manera de invertir ese dinero para abordar el asunto.

Trabajadores llevan sacos de arroz cosechado en una granja del distrito de San Antonio, provincia de Quezón, Filipinas, el lunes 11 de octubre de 2021.
Por Jasmine Ng y Anuradha Raghu
18 de noviembre, 2021 | 01:16 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Elon Musk pidió un plan de US$6.000 millones para acabar con el hambre en el mundo. Altos ejecutivos de la industria alimentaria mundial dijeron que probablemente sería mejor gastar el dinero en ayudar a los agricultores a obtener buenos ingresos a través de la agricultura sostenible.

Werner Baumann, CEO de Bayer AG, durante el Foro de la Nueva Economía de Bloomberg en Singapur, el jueves 18 de noviembre de 2021. El Foro de la Nueva Economía está organizado por Bloomberg Media Group, una división de Bloomberg LP, la empresa matriz de Bloomberg News.dfd

“La solución es el agricultor”, dijo Werner Baumann, CEO de Bayer AG. “Cuando se trata de crecimiento por un lado y sustentabilidad por el otro, pondría los US$6.000 millones a trabajar para reconciliarlos y hacer que lo que sea que hagamos esté realmente centrado en los agricultores”.

Esto incluye brindar a los agricultores acceso a tecnología y datos adecuados y construir un sistema que mejore sus medios de vida con prácticas sostenibles. El cultivo de carbono, que ayuda a absorber carbono en el suelo de las tierras agrícolas, también es una opción, dijo Baumann en un panel en el Foro New Economy (Nueva Economía) de Bloomberg.

PUBLICIDAD

Ver más: ¿Es hora de cobrar por el carbono?

El CEO de Cargill, David MacLennan, agregó que invertir en infraestructura es clave, ya que permitirá que los suministros de alimentos lleguen de los productores a los consumidores de manera más efectiva. Las instalaciones que pueden resistir mejor los desastres naturales, que se volverán más comunes debido a la volatilidad climática, son cada vez más importantes, dijo.

A la hora de hablar de la agricultura a pequeña escala, el costo de la infraestructura es artificialmente demasiado alto, dijo Sara Menker, CEO de Gro Intelligence. Ella elegiría gastar los US$6.000 millones en la construcción de una institución financiera que presente nuevos modelos para financiar la agricultura. Esto puede luego crear “de manera realista” la infraestructura necesaria para lograr el cambio, dijo.

Alloysius Attah, CEO de Farmerline, que conecta a los pequeños agricultores con la información y los servicios financieros, hizo eco de la necesidad de invertir en infraestructura, como buenas carreteras e instalaciones de almacenamiento que reducen las pérdidas y mejoran la calidad.

PUBLICIDAD