Negocios

México dejará de exportar crudo en 2023, dice CEO de Pemex

El procesamiento de crudo alcanzará los 1.509 millones de barriles diarios en 2022

El procesamiento de crudo alcanzará los 2 millones de barriles diarios en 2023 con la incorporación de la refinería Deer Park en Texas, dijo Romero.
Por Amy Stillman
28 de diciembre, 2021 | 11:56 AM

Bloomberg — México planea poner fin a las exportaciones de crudo en 2023 como parte de una estrategia del Gobierno nacionalista de Andrés Manuel López Obrador para alcanzar la autosuficiencia en el mercado local de combustibles.

Petróleos Mexicanos, el productor estatal mexicano conocido como Pemex, reducirá las exportaciones de crudo a 435.000 barriles diarios en 2022 antes de eliminar gradualmente las ventas a clientes en el extranjero al año siguiente, dijo el martes el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, durante una conferencia de prensa en Ciudad de México.

La medida forma parte de un impulso de López Obrador para ampliar la producción nacional de combustibles en México en lugar de enviar su petróleo al extranjero mientras importa costosos productos refinados, como la gasolina y el diésel.

PUBLICIDAD

Actualmente, México compra la mayor parte de los combustibles que consume a las refinerías estadounidenses.

Si se cumple el objetivo, la promesa de Pemex marcará la salida del mercado internacional del petróleo de uno de sus actores más destacados de las últimas décadas.

En su mejor momento, en 2004, Pemex exportó casi 1,9 millones de barriles diarios a refinerías desde Japón hasta India, y participó como observador en las reuniones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

PUBLICIDAD

El mes pasado, la empresa mexicana vendió al exterior algo más de un millón de barriles diarios, según datos de Pemex.

La reducción de las exportaciones se producirá a medida que Pemex aumente su procesamiento de crudo interno, que alcanzará 1,51 millones de barriles diarios en 2022 y 2 millones de barriles diarios en 2023, dijo Romero.

La petrolera mexicana destinará toda su producción a sus seis refinerías, incluyendo una instalación en construcción en el estado suroriental de Tabasco y otra que se está comprando cerca de Houston, Texas. Esta planta se considera parte del sistema de refinación de México aunque esté ubicada al otro lado de la frontera con Estados Unidos.

Se espera que las refinerías asiáticas, que representan más de una cuarta parte de las exportaciones de crudo mexicano, sufran la peor parte de los recortes en las exportaciones.

Las más afectadas serían las refinerías de Corea del Sur e India, mientras que los compradores de EE.UU. y Europa sufrirían menores recortes, al tiempo que Pemex da marcha atrás en sus planes anteriores de diversificación del mercado estadounidense.

Esta nota se actualizó a las 10:46 horas

Te puede interesar:

PUBLICIDAD