ESG

Lo que podría significar la salida de Johnson para la acción climática del Reino Unido

El canciller de Hacienda, Rishi Sunak, favorito de las casas de apuestas para sucederle, intentó el año pasado bloquear el gasto en las medidas ecológicas de Johnson

Sin Johnson, “habría una gran preocupación de que la gente se alejara del énfasis en el cero neto y, especialmente, de las oportunidades, como los empleos, que podrían surgir de diluir esto”, dijo Alexander Stafford, uno de los nuevos diputados conservadores. Fotógrafo: Chris J. Ratcliffe/Bloomberg
Por Jess Shankleman
22 de enero, 2022 | 07:25 PM

Bloomberg — Mientras el futuro de Boris Johnson como primer ministro del Reino Unido está en juego, vale la pena considerar qué significa su posible salida para una de las agendas climáticas más ambiciosas del mundo.

Podría indicar un debilitamiento del enfoque del gobierno del Reino Unido en la reducción de las emisiones que calientan el planeta. Pocos, si es que alguno, de sus posibles sucesores han demostrado que quieren acelerar la transición hacia una economía más ecológica.

El canciller de Hacienda, Rishi Sunak, favorito de las casas de apuestas para sucederle, intentó el año pasado bloquear el gasto en las medidas ecológicas de Johnson. En su último gran acto fiscal, en octubre, Sunak asignó una inversión demasiado escasa para poner al Reino Unido en la senda de alcanzar su objetivo de emisiones netas cero para 2050, y el Comité de Cambio Climático, de carácter independiente, ha criticado a su Tesoro por no haber presentado un plan adecuado para financiar la descarbonización.

PUBLICIDAD

No está claro qué postura adoptará Sunak sobre el cambio climático si llega al poder. Después de todo, el trabajo del canciller es equilibrar las cuentas y mantener las finanzas del gobierno bajo control. Y Sunak también ha tomado algunas medidas progresistas, como agregar consideraciones climáticas al mandato del Banco de Inglaterra y exigir a las empresas que expongan detalladamente cómo piensan reducir las emisiones.

“La posición de Sunak sobre el cambio climático está impulsada por la posición del primer ministro más que por su propia ideología”, dijo Shane Tomlinson, CEO en funciones del grupo de reflexión E3G. “Podría empeorar, pero también podría mejorar significativamente”.

Mucho depende de a qué ala del Partido Conservador le preste atención. Un pequeño grupo de miembros libertarios del parlamento liderado por Steve Baker quiere retrasar el progreso para alcanzar el cero neto. Pero también hay un grupo de más de 100 diputados que piden que la transición sea más rápida.

PUBLICIDAD

Una próxima prueba clave será cómo Sunak lidia con la crisis energética, dice Joss Garman, director del Reino Unido de la Fundación Europea del Clima. El gobierno está bajo presión para encontrar una manera de proteger a los consumidores a medida que suben los precios y bajan las temperaturas este invierno. Lo que decida hacer mostrará cuán comprometido está con destetar a Reino Unido de su adicción al gas natural o impulsar las energías renovables. Una opción que se está considerando es la de recortar los impuestos ecológicos en las facturas de energía que ayudan a pagar la transición.

Las cosas parecen más sombrías para las políticas climáticas si Liz Truss, la siguiente sucesora más probable, es elegida para sustituir a Johnson. La secretaria de Relaciones Exteriores se ha alineado con los escépticos de cero neto y el Partido Republicano de EE.UU. En una entrevista el mes pasado con el Times de Londres, calificó a los halcones climáticos como Zac Goldsmith, parte del “eje del mal”.

Algunos otros contendientes, como Michael Gove, ministro a cargo de la vivienda, y Jeremy Hunt, un moderado que quedó en segundo lugar en la última competencia por el liderazgo, han mostrado más compromiso con la lucha contra el cambio climático. Pero las probabilidades no están a su favor para ganar el voto del Partido Conservador.

Sin embargo, el propio Johnson entró en el gobierno mucho más escéptico con respecto a la acción climática; su posición cambió drásticamente cuando los votantes exigieron más medidas para frenar el calentamiento global y el consenso internacional sobre la urgencia de la crisis se hizo más fuerte. En los últimos meses, ha tratado de convertir al Reino Unido en un líder mundial en la materia, estableciendo los objetivos de reducción de emisiones más agresivos entre los países del Grupo de los 20 y presionando al resto del mundo para que “relegue el carbón a la historia” en las conversaciones sobre el cambio climático de la COP26 que se celebrarán en Glasgow en noviembre.

Sin Johnson, “habría una gran preocupación de que la gente se alejara del énfasis en el cero neto y, especialmente, de las oportunidades, como los empleos, que podrían surgir de diluir esto”, dijo Alexander Stafford, uno de los nuevos diputados conservadores. Stafford forma parte de una cohorte que entró en el Parlamento por primera vez en 2019 ocupando escaños que anteriormente habían sido bastiones laboristas. Muchos de ellos, como Stafford, estaban fuertemente a favor del Brexit y también exigían más medidas contra el cambio climático.

En última instancia, la fuerza de las políticas climáticas de la nueva administración puede reducirse a lo que quieren los votantes. El Partido Conservador tiene un historial de destitución despiadados de líderes que no los harán ganar en las próximas elecciones. La preocupación pública por el cambio climático y la contaminación se duplicó a niveles casi récord, según una encuesta realizada por Ipsos Mori en agosto. Ocupó el segundo lugar solo después de Covid-19.

PUBLICIDAD

Es una preocupación particular para los diputados del llamado “muro rojo” como Stafford, cuyos electores podrían beneficiarse de la inversión en nuevas industrias ecológicas como la fabricación de automóviles eléctricos y la energía eólica marina. El miércoles, uno de esos parlamentarios desertó al Partido Laborista, la última señal de que el poder de Johnson se está debilitando.

“Si se tiene una visión dura de lo que se necesita para ganar unas elecciones, entonces podemos ver que el cambio climático será fundamental”, dijo Tomlinson.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Golpe para Boris Johnson: parlamentario conservador se pasa a los laboristas

Cómo entender las narrativas tras la COP26

PUBLICIDAD

Johnson lucha por sobrevivir mientras el “Partygate” abruma a los conservadores

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD