Tecnología

Sony compra Bungie, desarrollador del juego “Destiny”, por US$3.600 millones

La compra de dará a Sony uno de los juegos de disparos en primera persona más populares para competir con la serie Call of Duty, que ahora posee Microsoft

Asistentes juegan Destiny 2" desarrollado por Bungie Inc. y publicado por Activision Blizzard Inc. durante la Exposición de Entretenimiento Electrónico E3 en Los Ángeles.
Por Jason Schreier
31 de enero, 2022 | 03:24 PM

Bloomberg — Sony Group Corp. (SONY) comprará Bungie Inc., la empresa estadounidense de desarrollo de videojuegos que está detrás de la popular franquicia Destiny, por US$3.600 millones para reforzar su conjunto de estudios de creación de juegos.

La operación anunciada el lunes es la tercera adquisición importante de videojuegos anunciada este mes, tras la compra de Activision Blizzard (ATVI) por parte de Microsoft Corp. (MSFT) por US$69.000 millones hace dos semanas y la de Take Two Interactive Corp. (TTWO) por el líder de los juegos para móviles Zynga Inc. (ZNGA) el 10 de enero. La compra de Bungie dará a Sony uno de los juegos de disparos en primera persona más populares para competir con la serie Call of Duty, que el principal rival de Sony posee ahora a través de Activision.

Microsoft se ha comprometido a lanzar al menos los tres próximos juegos de Call of Duty en la PlayStation de Sony, según ha informado Bloomberg News. Pero finalmente podría decidir llevar la serie en exclusiva a su consola Xbox y a las computadoras con Windows, y Sony podría llevar a Destiny como respuesta.

PUBLICIDAD

Sony es un comprador habitual de estudios de videojuegos, aunque Bungie es, con diferencia, su mayor adquisición de la última década. El gigante japonés del entretenimiento y la tecnología suele comprar estudios menos establecidos y los mejora con recursos de marketing y desarrollo, como hizo con Naughty Dog y Guerrilla Games. Sony también tiene participaciones minoritarias en algunas empresas de juegos más grandes, como Epic Games Inc, el fabricante de Fortnite. En los últimos años, Sony ha hecho algunas adquisiciones más pequeñas, en particular Insomniac Games, con sede en Burbank, California, en 2019, y la finlandesa Housemarque, con el objetivo de reforzar su biblioteca de exclusivos de PlayStation.

Mientras que Microsoft se ha centrado en llenar su servicio de suscripción, Xbox Game Pass, de juegos grandes y pequeños, el plan de Sony es desarrollar grandes éxitos de taquilla y mantenerlos en exclusiva para PlayStation, una estrategia que ayudó a la PlayStation 4 a vender más de 116 millones de unidades, muy por delante de la Xbox.

Bungie, con sede en Bellevue, Washington y fundada en 1991, ayudó a poner la Xbox en el mapa con la franquicia Halo y fue comprada por Microsoft en 2000. En 2007, el estudio negoció su independencia y se escindió de Microsoft para trabajar en su siguiente gran obra, Destiny, con Activision. Esa relación terminó en 2019 y Bungie comenzó a autopublicar y operar Destiny de forma independiente.

PUBLICIDAD

Destiny funciona de manera diferente a muchas otras franquicias. En lugar de lanzar una cadencia regular de secuelas, Bungie decidió continuar operando y expandiendo el juego más reciente, Destiny 2. El juego base es gratuito, mientras que Bungie lanza regularmente expansiones y pases de temporada llenos de contenido nuevo. El movimiento ha sido popular, atrayendo a más de 20 millones de jugadores desde 2019, según Bungie.

Le puede interesar:

Las cinco razones clave por las que Microsoft compró Activision Blizzard

Sony sufre mayor caída en casi dos años tras acuerdo entre Microsoft y Activision

Bob Dylan vende su catálogo completo de grabaciones a Sony

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD