Chile

Boric llega a La Moneda: América Latina escucha sin quitar los ojos del mercado

El nuevo presidente chileno, elegido entre extremos, inició su reconciliación con el mercado al nombrar a Mario Marcel en Hacienda. Colombia mira de reojo

Gabriel BoricFuente: Bloomberg
Por Daniel Guerrero
11 de marzo, 2022 | 06:00 AM

Bogotá — Este viernes Gabriel Boric toma posesión de su cargo como presidente de Chile tras unas elecciones polarizadas entre candidatos de izquierda y derecha. El mundo financiero estará atento hoy a sus palabras al posesionarse, pero sin quitar los ojos de las pantallas del mercado.

La llegada del nuevo mandatario chileno estuvo rodeada de incertidumbre con respecto al futuro de la nación y lo que podría suponer el cambio de mandatario y sus posturas de izquierda.

Sin embargo, tras ser elegido, inició una nueva etapa, ahora como gobernante, y así, nombró un gabinete de reconciliación con el mercado encabezado por el respetado ex presidente del Banco Central Mario Marcel dirigiendo el ministerio de Hacienda, pero, además, a otros nombres de diversas bancadas con una tendencia moderada.

VER MÁS: No solo la derecha será oposición a Boric, también habrá de la izquierda

PUBLICIDAD

Esto, junto con un momentum positivo para los commodities, le dio un empuje a la moneda de 3% y a las tasas de 30 puntos basicos durante esa semana, mientras en Latam hubo movimientos mixtos.

Es por esto que Colombia, que tendrá elecciones legislativas y partidistas este domingo no quita la mirada, ni los oídos, de Chile, pues este domingo podría entrar en un escenario similar. Por ahora, el líder de izquierda Gustavo Petro lidera la intención de voto, y según las más recientes encuestas ganaría la presidencia en cualquier escenario.

Para Moody’s la entrada del gobierno Boric implica que tendrá que gestionar las demandas sociales de un crecimiento más inclusivo en medio de unas perspectivas de crecimiento económico más débiles y una carga de deuda creciente sigue siendo un reto crediticio clave.

PUBLICIDAD

Y a pesar de que Boric ganó las elecciones por un margen significativo, “esperamos que su gobierno busque políticas orientadas al consenso, lo que ayudará a limitar los riesgos políticos que podrían perturbar el statu quo de los sólidos marcos institucionales, fiscales y económicos”, dice la agencia calificadora.

Si bien el nuevo mandatario es de izquierda, a juicio de Carolina Godoy, investigadora macro de Credicorp Capital, la elección de un Congreso de orientación centro-derecha “es un mensaje claro de moderación al nuevo mandatario. El nuevo presidente parece haber entendido ese mensaje y nombró un gabinete que se aleja de las preocupaciones iniciales de extremos. Esto quedó plasmado en la nominación como ministro de Hacienda a Mario Marcel, en ese momento presidente del Banco Central, indicando una moderación de gasto fiscal más alineada a la recaudación de ingresos”.

VER MÁS: Boric invita a su posesión a Petro y se desmarca de Ortega

Pero a juicio de Credicorp la unidad que busca Boric también se ve reflejada en nombramientos como el de Antonia Urrejola en Exterior, quien ha sido asesora de gobiernos pasados, Juan Carlos Muñoz en Transporte, asesor del expresidente Ricardo Lagos, Carlos Montes en Vivienda, de extensa carrera política, entre otros.

La moderación de Boric ha sido evidente para varios analistas. Javier Salinas, economista jefe de LarrainVial Research aseguró que “desde la primera vuelta electoral hasta el día de hoy, la evolución del discurso de Gabriel Boric ha tendido a la moderación, y los mercados financieros han ido internalizando esos cambios consistentemente”.

Cabe destacar que la agenda legislativa del nuevo gobierno será intensa y aún no se conocen los detalles de las reformas que se propondrán. Agrega Salinas que “las primeras propuestas legislativas en materia económica serían una reforma laboral que busque disminuir la jornada laboral (conocida como la reforma de las 40 horas) y la reforma tributaria, la que originalmente buscaba recaudar 5% del PIB (aunque con la pasada aprobación de la Pensión Garantizada Universal y su financiamiento ya se avanzó en 0,7% antes del inicio de su gobierno)”.

Incluso, dice Godoy de Credicorp que “un factor que pronto afectará al gobierno son las promesas de campaña a aliados que han sido parte fundamental de la elección, tales como el cambio del sistema de pensiones, gratuidad en el transporte público, plan de emergencia habitacional, reforma tributaria, reforma laboral e iniciativas medioambientalistas que afectan a la minería”.

PUBLICIDAD

VER MÁS: Futuro gobierno de Boric busca calmar nerviosismo por la Convención Constitucional de Chile

Moody´s advierte que la perspectiva negativa de la calificación soberana A1 de Chile refleja los crecientes riesgos para la solidez fiscal del país. Aunque Chile entró en la crisis del coronavirus con amortiguadores fiscales y una deuda inferior a la de sus pares con calificación A, la carga de su deuda había aumentado rápidamente antes de la crisis, tendencia que se aceleró con el choque inducido por la pandemia.

Dice Salinas de Larraín que “respecto a esto último, uno de los primeros desafíos que tendrá el ministro de Hacienda entrante será el de validar (o modificar) las estimaciones de recaudo de las propuestas de campaña para alcanzar ese 5% (o 4,3%). Ante un escenario de menor recaudo que el esperado originalmente, la respuesta del ministerio será crucial, en donde, dado que el nuevo encargado de la cartera ha sido defensor de la disciplina fiscal en el mediano plazo (dejando poco espacio para incrementos relevantes en los déficits y la deuda), las opciones restantes apuntan hacia nuevas formas de financiamiento o una priorización de las promesas de campaña; es decir, aún más ingresos fiscales o menos incremento en el gasto público”.

Credicorp proyecta que, para el corto plazo, los niveles del peso chileno se mantendrán, con cierto nivel de volatilidad mientras se acerca a un periodo de plebiscito constituyente, para posteriormente comenzar un proceso de moderada apreciación, acercándose a CLP780 a fin de año, gracias a un favorable precio de los commodities y una menor incertidumbre.

Los primeros meses del Gobierno Boric podrían ser un abrebocas de lo que podría ser un eventual Gobierno de Gustavo Petro en Colombia en caso de resultar electo el próximo 29 de mayo. La tranquilidad que dé Boric al mercado también será clave para el proceso electoral de este año en Colombia y más adelante en Brasil.