Economía

Spotify Camp Nou: ¿Por qué el Barça aceptó bautizar su estadio?

En 2011 el Barça vendió por primera vez el pecho de su uniforme a una marca comercial. ¿Qué empresas tuvieron el privilegio antes de la plataforma musical?

Foto: Gentileza Barça
16 de marzo, 2022 | 01:38 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Un poco por dogma y otro poco por no encontrar el precio justo, lo cierto es que el Fútbol Club Barcelona no lució ningún sponsor en su camiseta durante 112 años de historia. Sin embargo, en 2011 la institución catalana le empezó a tomar el gusto a embolsar cifras astronómicas de dinero a cambio ceder un espacio en el pecho de su uniforme y desde allí no paró.

De hecho, en las últimas horas acaba de cerrar trato con la plataforma musical Spotify Technology SA (SPOT), que no solo colocará su patrocinio en la casaca del equipo, sino también en el mítico estado Camp Nou.

Ahora bien, ¿cuál fue el primer sponsor del Barcelona y en qué año llegó?

PUBLICIDAD

Unicef: publicidad solidaria

Si bien la primera venta comercial del pecho de la camiseta llegó en 2012, ya en 2006 el Barça había puesto el espacio a disposición de una marca, aunque se trató de una donación. Entre 2006 y 2011 el segundo equipo con más aficionados en España lució el logotipo de Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef.

El Barcelona no cobró ni un centavo por este acuerdo que se extendió durante cinco años. Así lo retrataban las crónicas de la época: “Tras fracasar en su intento de llegar a un acuerdo con el Gobierno chino para promocionar los Juegos Olímpicos de Pekín y desechar algunas ofertas de casas de apuestas -Betandwin llegó a ofrecerle 15 millones de euros más seis variables- y líneas aéreas; el club, reforzado por la buena marcha de su economía, ha decidido que la primera publicidad que lucirá históricamente en su camiseta sirva para internacionalizar su singularidad”, escribía la periodista del diario El País Noelia Román por aquellos años.

El club entendió que este sponsoreo le permitía posicionarse a escala global.dfd

Es decir, el Barcelona no tuvo un efecto económico directo a partir de esta acción, pero sí le permitió posicionarse en el mundo. Por otro lado, el club venía de ganar su primera Champions League en este siglo (en 2006, bajo la dirección técnica de Frank Rijkaard) y estaba en medio de un recambio de estrellas. Aparecía la incipiente figura de un joven Lionel Messi, mientras que faltaba poco para que se fuera Ronaldinho.

PUBLICIDAD

El lema del acuerdo evidenciaba que el Barcelona buscaba posicionarse de forma planetaria: “Barça, más que un club, una nueva esperanza global para los niños”. Y así lo reconocía el entonces presidente de la institución Joan Laporta: “No puede haber otra organización en el mundo que prestigie tanto la camiseta del Barça como Unicef y, por otra parte, la magnitud de una iniciativa como ésta tiene un alcance extraordinario y un valor incalculable para nosotros”.

La primera vez que el F. C. Barcelona lució el logotipo de Unicef fue 12 de septiembre de 2006 en el partido de Liga de Campeones de la UEFA 2006-07 disputado en el Camp Nou, derrotando al Levski Sofia búlgaro por 5 a 0.

El primer sponsor pago

Una vez finalizado el acuerdo con Unicef, el Barcelona se decidió por primera vez en su historia a “vender” el pecho de su camiseta. El comprador fue Qatar Fundation, una entidad privada sin fines de lucro que funciona en el estado de Qatar y que fue fundada en 1995 para “apoyar a Qatar en su viaje de una economía del petróleo a una economía del conocimiento mediante el desbloqueo del potencial humano”.

El contrato con Qatar Foundation fue firmado el 10 de diciembre de 2010 y el primer equipo empezó a lucir este patrocinio en su camiseta en julio de 2011.

Qatar Foundation fue el primer sponsor pago que tuvo la camiseta del Barcelona.dfd

Este patrocinio convertía al F. C. Barcelona en la camiseta mejor pagada del mundo, con ingresos de 30 millones de euros por temporada. El contrato global de patrocinio firmado en 2011 le permitió al Barcelona hacerse de unos 170 millones de euros.

Más allá del acuerdo con la institución catarí, el Barcelona continuó publicitando a Unicef, aunque a partir de allí fue en la cara posterior del uniforme, debajo del número de los jugadores.

PUBLICIDAD

Siguiendo la conexión catarí

En noviembre de 2012, el Barcelona comunicó que, como parte de su acuerdo con Qatar Sports Investment, la aerolínea Qatar Airways iba a sustitur a Qatar Foundation como patrocinador principal en la camiseta desde la temporada 2013/14.

En aquel momento, el Barça anunció que cobraría de Qatar Airways 30, 32 y 33,5 millones de euros durante tres temporadas, por el uso del espacio en la camiseta. Finalmente, el sponsoreo de la línea aérea continuó hasta 2017, ampliando el contrato a este último año por 34 millones de euros.

Acompañó al club durante la Champions League obtenida en 2015.dfd

Los convenios con las marcas cataríes marcaron la presidencia de Sandro Rosell, por ser el primer dirigente que comercializó por primera vez el pectoral del club catalán. Más allá de ello, Rosell fue encarcelado en 2017, acusado en el marco de una investigación por lavado de dinero relacionada con la compra de derechos de televisión para los partidos de la Selección de Brasil. El expresidente barcelonista, tras ser absuelto, demandó al Estado español. No obstante, Rosell había renunciado previamente a su cargo en el club por irregularidades en el pase del futbolista Neymar Jr.

PUBLICIDAD

Rakuten

En 2017, ya bajo la presidencia de Josep Bartomeu, el Barcelona no llega a un acuerdo para continuar el vínculo con Qatar Airways y decide firmar con Rakuten, la tienda online más grande de Japón. El contrato fue anunciado a fines de 2016 y fue por cuatro temporadas, a cambio de 55 millones de euros por temporada, como base, pudiendo aumentar, ya que se había establecido un bonus de 1,5 millones por ganar la Liga y de 5 millones por ser campeones de la Champions League.

El tridente sudamericano luciendo la casaca de Rakuten.dfd

En octubre de 2020 el Barcelona anunció la renovación de su vínculo con Rakuten hasta el 30 de junio de 2022. Pasada esa fecha, comenzará una nueva historia, con Spotify como actor principal.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD