Mercados

Índice de bonos globales pierde US$2,6 billones en caída récord

El índice Global Aggregate de Bloomberg, una referencia de los rendimientos totales de la deuda pública y corporativa, ha caído un 11% desde su máximo registrado en enero de 2021

Jerome Powell, presidente de la Fed de EE.UU. Fotógrafo: Al Drago/Bloomberg
Por Greg Ritchie y Finbarr Flynn
23 de marzo, 2022 | 02:36 PM

Bloomberg — Los mercados mundiales de bonos han sufrido pérdidas sin precedentes desde que alcanzaron su punto máximo el año pasado, mientras los bancos centrales, incluida la Reserva Federal de los Estados Unidos, buscan endurecer su política para combatir la creciente inflación.

El índice Global Aggregate de Bloomberg, una referencia de los rendimientos totales de la deuda pública y corporativa, ha caído un 11% desde su máximo registrado en enero de 2021. Se trata del mayor descenso desde un máximo en datos que se remontan a 1990, superando la caída del 10,8% durante la crisis financiera de 2008. Equivale a una disminución del valor de mercado del índice de unos US$2,6 billones, mayor que los cerca de US$2 billones de 2008.

Índice de agregados de Bloombergdfd

Eso es un golpe para los administradores de fondos acostumbrados a años de ganancias constantes, respaldadas por una política monetaria flexible. El desplome también representa una amenaza en particular para la creciente población de personas mayores en muchas de las principales economías, dado que los jubilados suelen depender en gran medida de las inversiones en renta fija.

PUBLICIDAD

El aumento de la presión inflacionaria en todo el mundo también está despertando la preocupación sobre la capacidad de la economía mundial para capear cualquier período sostenido de mayores costos de financiamiento a medida que la pandemia de Covid-19 se prolonga en muchos lugares. Para los inversores, esto significa que el atractivo de mantener deuda, incluso los seguros bonos gubernamentales, está disminuyendo, dado lo sensible que son las valoraciones a las tasas de interés, una medida conocida como duración.

“Los atributos de refugio seguro de los bonos del Tesoro se han visto socavados cuando se agrega el riesgo de duración a la ecuación”, dijo Winson Phoon, director de análisis de renta fija de Maybank Securites Pte. Ltd.

La Fed subió las tasas de interés en 25 puntos básicos la semana pasada, y su presidente, Jerome Powell, dijo esta semana que está preparado para aumentarlas en medio punto porcentual en la próxima reunión si fuera necesario. Su tono duro llevó a los operadores a elevar rápidamente las estimaciones sobre la agresividad con que la Fed endurecerá la política monetaria este año, con lo que los mercados monetarios están descontando el equivalente a siete alzas adicionales de un cuarto de punto para finales de 2022.

PUBLICIDAD

“Los vientos en contra para la renta fija siguen siendo fuertes”, dijo Todd Schubert, director de investigación de renta fija de Bank of Singapore. “Los inversores deberán recalibrar las expectativas de rendimiento y ser ágiles para explotar las dislocaciones del mercado”.

Los costos de endeudamiento más altos corren el riesgo de amortiguar aún más el rendimiento de la deuda, erosionado por el mayor ritmo de aumento de los precios al consumidor en décadas. El vertiginoso repunte de los precios de las materias primas tras la invasión rusa a Ucrania podría empeorar las perspectivas. Los bonos corporativos son especialmente vulnerables a las crecientes amenazas de estanflación, ya que la desaceleración del crecimiento económico también aumenta los riesgos crediticios.

Las acciones se han recuperado en los últimos días a medida que más inversores apuestan a que los ayudarán a protegerse contra la inflación, pero las acciones a nivel mundial siguen con pérdidas de alrededor del 6% este año.

El retroceso de los mercados de renta fija y de acciones en 2022 está alterando la dinámica de una cartera clásica 60/40 que pretende equilibrar las pérdidas de los mercados de acciones más riesgosos con el flujo de caja más estable de los bonos.

El colapso de los mercados de deuda global es un recordatorio del ciclo de ajuste de la Fed en 2018, aunque el índice amplio de bonos globales terminó perdiendo solo un 1,2% durante ese año. Pero, a diferencia de hace cuatro años, las presiones de precios ahora son mucho mayores y la cadena de suministro global está amenazada.

Para los países emergentes de Asia, la amenaza del estancamiento del crecimiento y la aceleración de la inflación se suma al riesgo alcista de los rendimientos, según Australia & New Zealand Banking Group Ltd.

PUBLICIDAD

“Es probable que sigamos viendo presiones al alza en los rendimientos, ya que esperamos que el endurecimiento monetario en varias economías asiáticas comience” en la segunda mitad del año, dijo Jennifer Kusuma, estratega sénior de tasas de Asia en el banco.

Los datos del índice Global Aggregate de Bloomberg anteriores a 1999 son mensuales y no diarios, y los componentes y la duración de los índices agregados fluctúan. Los inversores de renta fija aún pueden ganar dinero apostando contra los bonos.

Con la asistencia de Tassia Sipahutar, Garfield Reynolds, Paul Dobson, Catherine Bosley, Lilian Karunungan, Ronojoy Mazumdar y Ruth Carson.

PUBLICIDAD