Mercados

CEO de JPMorgan pide más sanciones a Rusia y dice que “no envidia” a la Fed

Jamie Dimon dice que la Fed podría terminar subiendo las tasas de interés más de lo que espera el mercado

CEO de JP Morgan, Jamie Dimon
Por Hannah Levitt
04 de abril, 2022 | 06:43 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — El CEO de JPMorgan Chase & Co. (JPM), Jamie Dimon, pidió aumentar las sanciones contra Rusia en respuesta a su invasión a Ucrania y dijo que la Reserva Federal de los Estados Unidos podría terminar subiendo las tasas de interés más de lo que espera el mercado.

Estados Unidos debería aumentar las sanciones “de cualquier manera que los expertos en seguridad nacional recomienden para maximizar los resultados correctos”, escribió Dimon en su carta anual a los accionistas del banco publicada el lunes. La guerra y las sanciones resultantes “ralentizarán la economía mundial, y la situación fácilmente podría empeorar”.

La agitación geopolítica, que ha desencadenado una crisis energética que está exacerbando una inflación que ya estaba en alza, ha puesto al banco central de los EE.UU. en una situación precaria. Las tasas subirán sustancialmente, y el actual ciclo de endurecimiento “no es en absoluto tradicional”, dijo Dimon.

PUBLICIDAD

Aunque el gobierno de EE.UU. y la Fed hicieron lo correcto al inyectar liquidez masiva en el sistema financiero en su respuesta inicial a la pandemia de Covid-19, en retrospectiva el apoyo monetario junto con el estímulo fiscal “fue probablemente demasiado y duró demasiado tiempo”, dijo.

“No envidio a la Fed por lo que debe hacer a continuación: cuanto más fuerte sea la recuperación, más altas serán las tasas que sigan”, escribió Dimon. “Si la Fed lo hace bien, podemos tener años de crecimiento, y la inflación finalmente comenzará a retroceder. En cualquier caso, este proceso causará mucha consternación y mercados muy volátiles”.

Abundan los desafíos

Dimon, de 66 años, asumió el control de JPMorgan a fines de 2005 y ha ascendido hasta convertirse en el banquero más prominente y crítico del país, actuando a menudo como portavoz de la industria. Su última carta anual tiene 44 páginas, menos que las 65 del año pasado, y describe “desafíos en todo momento”, un marcado cambio de tono con respecto a 2021, cuando predijo un auge económico que podría durar años.

PUBLICIDAD

EE.UU. debe estar preparado para una larga guerra en Ucrania con resultados impredecibles, dijo Dimon, y agregó que, si bien la exposición directa de JPMorgan a Rusia es limitada, la empresa podría perder unos US$1.000 millones con el tiempo. El banco más grande de EE.UU., con US$3,74 billones en activos al cierre del año, también está preocupado por los impactos secundarios de las sanciones y la respuesta de Rusia, escribió.

Dimon instó a una reestructuración del comercio y las cadenas de suministro, donde la seguridad nacional podría verse amenazada. El aumento de los precios de la energía pone de manifiesto la “urgente necesidad mundial de proporcionar recursos energéticos de forma segura, confiable y asequible”, escribió.

Aunque las soluciones energéticas limpias a largo plazo son importantes, EE.UU. debe aumentar la producción de energía y llevar más gas natural licuado a Europa “inmediatamente”, dijo, y señaló que estos objetivos no son mutuamente excluyentes.

Pagos de bonos

JPMorgan y sus pares de Wall Street han estado en primera línea a la hora de aplicar sanciones, a medida que EE.UU. y sus aliados buscan causar un importante daño financiero a Rusia en respuesta a su invasión a Ucrania. Los continuos pagos de bonos soberanos y corporativos de Rusia han puesto de relieve los mecanismos administrativos que ayudan a procesar billones de dólares en transacciones diarias.

“Administrar esto ha sido una tarea enorme”, escribió Dimon. “Es completamente diferente a sortear una crisis financiera o una recesión severa. Esto implica sancionar a las personas, incluida su propiedad de activos y empresas; reducir las exposiciones en múltiples productos y servicios; analizar y detener miles de millones de dólares en pagos según lo indiquen los gobiernos; y muchas otras acciones”.

Dimon dijo que su firma está “siguiendo tanto la letra de la ley como el espíritu de todas las sanciones estadounidenses y de sus aliados”. El mes pasado, JPMorgan y su rival Goldman Sachs Group Inc. (GS) enfrentaron las críticas de la senadora estadounidense Elizabeth Warren, demócrata de Massachusetts, después de que Bloomberg informara que los dos bancos habían estado comprando bonos corporativos rusos.

PUBLICIDAD

El máximo directivo de JPMorgan dedicó una sección de su carta a las inversiones y adquisiciones de la firma. “Esperamos que algunos ejemplos los tranquilicen en nuestro proceso de toma de decisiones”, dijo a los accionistas.

El banco se enfrentó a principios de este año a la presión de los inversores después de que los ejecutivos dijeran que esperaban que los gastos aumentaran un 8,6% en 2022. JPMorgan ha gastado casi US$5.000 millones en adquisiciones en los últimos 18 meses y espera que la mayoría de ellas produzca rendimientos positivos “en pocos años”, escribió.

La relación económica entre EE.UU. y China es “crítica” para ambas partes, y el comercio entre ellos se mantendrá después de que se hayan modificado las asociaciones comerciales, según Dimon.

PUBLICIDAD

China tiene un “enorme interés en que esto funcione”, dijo, y citó la relación comercial de esa nación con Occidente, de US$3,6 billones en 2021, en comparación con su relación comercial con Rusia, de US$150.000 millones en el mismo año.

También dijo que EE.UU. debería reincorporarse al Acuerdo Transpacífico (TTP).

“Tenemos que considerar el comercio como solo una parte de las asociaciones económicas estratégicas, y eso es exactamente lo que hizo el TPP”, escribió. “Hay mucho en juego, pero no hay razón para que negociaciones serias, exhaustivas y honestas no puedan conducir a buenos resultados”.

PUBLICIDAD