Negocios

Icetex: ¿es viable la propuesta de condonar créditos educativos en Colombia?

El director del Icetex dijo que se han planteado otras alternativas de fondeo como una financiación externa, mediante un acuerdo con alguna entidad, o el apalancamiento con recursos de regalías

En la actualidad, la cartera del Icetex equivale a unos $9 billones, equivalente a un punto del PIB o toda una reforma tributaria
06 de abril, 2022 | 04:00 AM

Bogotá — El director del Icetex, Manuel Acevedo, se refirió al reto de condonar las deudas de los créditos educativos en Colombia, tal y como lo ha propuesto el candidato Gustavo Petro en la carrera hacia la Presidencia, teniendo en cuenta que la cartera de esa entidad es de unos $9 billones.

Más que condonar las deudas, una propuesta que no ve viable, el directivo dijo que el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (Icetex) apunta a otras fuentes de fondeo, luego de haber realizado dos emisiones de bonos sociales para la educación superior por $657.000 millones.

En la entrevista, Manuel Acevedo manifestó que durante la pandemia la entidad demostró, según él, que puede bajar de manera sostenible las tasas de interés y además cambió su fuente de fondeo, apelando a otras alternativas.

PUBLICIDAD

De cara al futuro un “nuevo Gobierno puede plantear, si esto es lo que debe hacer de manera responsable, una fuente de recursos diferente a la emisión de bonos sociales que sea más económica y trasladar inmediatamente esos beneficios a los usuarios”, dijo.

Acevedo señaló que en el marco de la transformación de Icetex se habló de fuentes de fondeo de diferente naturaleza, como por ejemplo los recursos de regalías, pero se requeriría una reforma constitucional.

“Las regalías están establecidas al nivel de la Constitución”, por lo que además es necesario “poner de acuerdo a los entes territoriales porque estas son de las regiones, no son del Gobierno nacional central, pero esta es una fuente alternativa”, dijo.

PUBLICIDAD

El director del Icetex dijo que se han planteado otras alternativas como una financiación externa, mediante un acuerdo con alguna entidad de otro país que pudiera otorgar recursos a un valor mucho más económico que los que hoy existen en Colombia.

Pero esto genera otros desafíos como la variabilidad de la tasa de cambio, por lo que habría que encontrar un mecanismo de cobertura que no suba el valor de esa operación internacional y que se pueda trasladar en una mayor reducción de tasa de interés.

“Se puede bajar la tasa de interés, claro que se puede, ya lo demostramos, sin poner en peligro la entidad. Lo que se necesita es una fuente de un tamaño considerable a un menor costo que el actual, pero cuando han propuesto – y quiero decir que no ha sido solo una campaña, han sido varias las que han hablado de condonar créditos- nosotros decimos: ‘Dígame dónde está la fuente’”, comentó.

¿Es inviable condonar los créditos como se ha planteado en la campaña?

En la actualidad, la cartera del Icetex equivale a unos $9 billones, equivalente a un punto del PIB o toda una reforma tributaria, por lo que condonar estos créditos implicaría destinar recursos del presupuesto general de la nación o generar endeudamiento.

Otra ruta, dice, es que mediante algún vehículo legal se decrete que Icetex no puede cobrar los créditos que actualmente están vigentes, o entre otras palabras, condona la cartera.

Director del Icetex, Manuel Acevedodfd

Pero, “si yo no recupero los recursos de cartera, si renuncio a hacer la recuperación, cómo hago para pagar las matrículas del primer semestre del 2023. Si es que con lo que Icetex recoge de cartera pago las matrículas, no voy a tener (…) así se hace, o te consigues $9 billones para transferirlos al Icetex o le dice a la entidad renuncie a cobrar y en consecuencia esta debe dejar de operar”.

PUBLICIDAD

El funcionario también indicó que en la actualidad el Gobierno “no le transfiere un peso a Icetex”, porque la entidad tiene autonomía financiera, administrativa y presupuestal desde el 2005 y que los recursos que destina son para subsidios puntuales.

Las transformaciones al Icetex

Sobre los cambios que ha afrontado la entidad en los últimos tiempos destacó que la tasa de interés se redujo en febrero pasado y en ningún caso supera el IPC + 7,5, lo que beneficia a aquellos estudiantes colombianos que no cuentan con ningún tipo de subsidio en sus créditos educativos, así como a los nuevos beneficiarios del Icetex que no reciban este apoyo.

De acuerdo a la entidad, esta medida también reconoce a quienes presenten un buen comportamiento en su pago, pues su tasa se reducirá un punto más y será del IPC + 6,5.

PUBLICIDAD

En términos generales, agrega, la reducción de la tasa de interés representará una disminución entre el 14% y el 32% en el valor de los intereses que el beneficiario paga a lo largo del crédito.

De otra parte, señaló que quedan un par de días para que, junto al Ministerio de Hacienda, se “ponga en consideración de la ciudadanía para comentarios el decreto que crearía una nueva forma de pago”.

PUBLICIDAD

“El estudiante ya no tendría una cuota mensual por pagar, sino que sería un porcentaje de sus ingresos a través de la información que para esos efectos se nos brinde desde la Dian (Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales). Esto cambia del todo y para siempre la situación de la cartera de Icetex”, dijo.

Atacar las causas de la mora

Según el directivo, uno de cada diez usuarios del sistema está en mora temprana, lo que se relaciona principalmente a un tema de ingresos más que a la estructura del crédito, por lo que llamó a atacar este fenómeno.

Manuel Acevedo dijo que la mora está asociada en el país a dos variables fundamentales, las personas que no logran graduarse y aquellos que luego de haber completado sus estudios no están en una buena condición laboral o de ingresos.

PUBLICIDAD

“Es un problema de ingresos, no del crédito como en algunas ocasiones se suele presentar”, argumentó el director del Icetex, entidad que contabiliza unos 440.000 usuarios que tienen que hacer algún pago durante este período, ya sea porque están estudiando o en amortización.

“Yo hablo permanentemente con usuarios en todo el país, desde La Guajira hasta el Amazonas, desde el Chocó hasta Guainía, y cuando me encuentro con ellos les pregunto a aquellos que están en situación de mora cuál es su razón y ellos me dicen: ‘Es que no tengo trabajo o es que no me gradué’”, aseguró.

De esa cifra de los 440.000, según la entidad, hay unas 42.000 personas que presentan una situación de mora y unos 700 usuarios están ya en una etapa de procesos jurídicos por el incumpliendo de sus obligaciones.

“Somos la entidad que presenta las menores moras entre aquellas que trabajan con servicios de crédito educativo. En ocasiones suele compararse la mora del crédito educativo con la de otro tipo de servicios financieros y esto es un error conceptual”, remató.

PUBLICIDAD