Mercados

Rendimientos reales positivos en EE.UU. se suman al cóctel tóxico de mercados emergentes

Un aumento sostenido y sustancial de los rendimientos reales de Estados Unidos sería una mala noticia para los países en desarrollo.

sube las tasas de forma agresiva.
Por Netty Ismail y Marcus Wong
24 de abril, 2022 | 03:14 pm
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — La larga lista de preocupaciones de los gestores monetarios de los mercados emergentes amenaza con ampliarse aún más con los rendimientos reales positivos en Estados Unidos, que empeoran un panorama ya empañado por la desaceleración del crecimiento y la guerra en Ucrania.

Los primeros disparos de advertencia se produjeron la semana pasada, cuando el tipo ajustado a la inflación de los bonos del Tesoro a 10 años subió brevemente por encima de cero por primera vez en dos años. Aunque el nivel no se mantuvo por mucho tiempo, sí señaló un punto de inflexión: la era de los rendimientos negativos que llevó a los inversores a correr hacia los mercados emergentes en busca de mayores rendimientos puede estar llegando a su fin a medida que la Reserva Federal sube las tasas de forma agresiva.

PUBLICIDAD

Un aumento sostenido y sustancial de los rendimientos reales de Estados Unidos sería una mala noticia para los países en desarrollo, ya que normalmente impulsa el dólar y absorbe el capital de los activos de mayor riesgo, como ocurrió en 2008 y 2013. Los inversores ya se están preparando para ese resultado: Franklin Templeton está recortando posiciones en deuda de alto rendimiento, mientras que Fidelity International apuesta contra las divisas de los mercados emergentes y State Street Corp. rehúye la deuda local de las naciones con finanzas débiles.

“A medida que los rendimientos de Estados Unidos entran en territorio positivo, se empiezan a endurecer las condiciones financieras y se ejerce presión sobre muchos mercados emergentes, en particular sobre los más débiles”, afirma Mohieddine Kronfol, director de inversiones para la renta fija de Oriente Medio y el Norte de África en Franklin Templeton, con sede en Dubai. “Seguimos pensando que hay mucho de qué preocuparse, desde el crecimiento hasta la geopolítica, y desde la inflación hasta la política monetaria”.

PUBLICIDAD
Los bonos y las divisas emergentes cayeron cuando los rendimientos reales de Estados Unidos se dispararon.dfd

No es sólo que los rendimientos reales estadounidenses sean positivos, sino que llegan en un mal momento para los mercados emergentes. La inflación en el mundo en desarrollo se ha mantenido obstinadamente alta en el segundo trimestre, desmintiendo las expectativas de algunos gestores monetarios de que alcanzaría su punto máximo a finales de marzo.

Eso significa que pasará aún más tiempo antes de que las propias economías emergentes puedan ofrecer a los inversores tipos de interés reales positivos, lo que las deja en desventaja frente a Estados Unidos, que sí puede hacerlo. Hasta 35 de los 42 países analizados por Bloomberg tienen tipos negativos. El menos 47% de Turquía es el peor tipo real del mundo

“Esperábamos que la inflación de los mercados emergentes empezara a alcanzar su punto máximo en el primer trimestre, pero todas las apuestas se han desvanecido tras el fuerte aumento de los precios de las materias primas después de la guerra de Ucrania”, dijo Guido Chamorro, codirector de deuda de mercados emergentes en moneda fuerte de Pictet Asset Management.

Enigma del crecimiento

Los inversores también están lidiando con el impacto de la guerra en los precios de los alimentos y de la energía, así como con las preocupaciones que rodean a la debilitada economía China. Los bonos de los mercados emergentes en moneda local se han desplomado alrededor de un 4% este año, superando la pérdida récord de todo el año del 3,8% tras el taper tantrum de 2013.

PUBLICIDAD

“Las expectativas de crecimiento siguen cayendo y la inflación se mantiene en máximos generacionales en muchos países proporcionando un cóctel macro muy difícil para los inversores”, dijo Paul Greer, un gestor de dinero en Fidelity International en Londres. “El aumento de los rendimientos reales en Estados Unidos es un viento en contra para todos los activos de riesgo y, por supuesto, los mercados emergentes no serán inmunes a ello”.

de los mercados emergentes son vulnerables a un aumento de los rendimientos reales de EE.UU.dfd

Los bonos en moneda local de Turquía, Indonesia y México pueden ser los más vulnerables a un aumento de los rendimientos de Estados Unidos debido a sus persistentes déficits fiscales y de cuenta corriente, a sus menores reservas de divisas y a su elevada propiedad extranjera de bonos, dijo Emily Weis, estratega macro de State Street en Boston. Cada vez que los rendimientos estadounidenses subieron más de 50 puntos básicos en un periodo de tres meses, los rendimientos de los bonos de esos países en desarrollo subieron más del doble, dijo.

PUBLICIDAD

Caso alcista

Mientras tanto, algunos inversores sostienen que unos tipos reales estadounidenses positivos pueden anunciar un posible pico en la política de la Reserva Federal. Para Nordea Investment, ese sería el momento de volverse “tácticamente alcista” en las divisas de los mercados emergentes y en la deuda soberana, dijo Witold Bahrke, estratega macroeconómico senior de la empresa con sede en Copenhague.

“Definitivamente, creo que el hecho de que los rendimientos reales de EE.UU. crucen la línea cero es un hito importante en el camino hacia un pico en los vientos monetarios adversos a los que se enfrentan los inversores de los mercados emergentes en 2022″, dijo Bahrke. “Unos tipos reales positivos también nos acercarían a un pico de la política monetaria de la Reserva Federal, que es el requisito definitivo para que el apetito por el riesgo pueda volver de forma significativa”.

PUBLICIDAD

Pero esa sigue siendo una visión contraria por ahora. La mayoría de los gestores monetarios creen que las economías emergentes siguen expuestas a los riesgos de fuga de capitales porque es poco lo que pueden hacer para cambiar la ecuación respecto a la mejora de los rendimientos en el mundo desarrollado. Gran parte de la inflación a la que se enfrentan no es obra suya, sino que está impulsada por factores externos. Muchos bancos centrales ya han subido los tipos hasta el límite y tienen poco margen para endurecerlos más.

Así que, a pesar de estar por delante de la curva, el aumento de los tipos reales en EE.UU. presionará más a los responsables políticos para que amplíen sus ciclos de endurecimiento, dijo Ed Al-Hussainy, analista senior de divisas y tipos de Columbia Threadneedle Investments. Las decisiones de política monetaria en Rusia, Hungría y Colombia se seguirán de cerca esta semana.

PUBLICIDAD

“Los activos más vulnerables son los bonos de bajo rendimiento en Asia y Europa del Este, que están expuestos a los efectos de la inflación de la guerra de Rusia y a las interrupciones de Covid en China, pero no tienen un amortiguador de rendimiento real en relación con Estados Unidos”, dijo Al-Hussainy. “Los exportadores de materias primas en América Latina que han estado acelerando sus ciclos de ajuste tienen más de un amortiguador”.

Estos son los principales aspectos a tener en cuenta en los mercados emergentes durante la próxima semana:

PUBLICIDAD
  • Los índices de gestores de compras de China de abril, que se publicarán el sábado, probablemente mostrarán una mayor contracción de la actividad, lo que subraya el daño causado al sector manufacturero y de servicios por los cierres de Covid.
  • Es probable que los beneficios industriales de China en marzo registren un descenso, según Bloomberg Economics.
  • Es probable que Rusia recorte los tipos de interés el viernes, ya que los responsables políticos se centran en amortiguar el impacto de las sanciones internacionales en la economía.
  • La publicación de los indicadores de actividad del miércoles revelará cómo ha afectado a la economía el primer mes completo de guerra y sanciones.
  • El martes, Hungría probablemente subirá su tipo de interés de referencia en un punto porcentual, ya que la guerra en Ucrania aviva la inflación.
  • La reunión de política monetaria de Colombia, que se celebrará el viernes, también será objeto de gran atención, ya que los responsables políticos están divididos en cuanto a la velocidad de las futuras subidas de tipos.
  • El banco central de Turquía publicará su informe sobre la inflación el jueves. El país ha mantenido su política monetaria ultralaxa a pesar de que la inflación se aceleró hasta un máximo de dos décadas en marzo.
  • Corea del Sur, Taiwán, la República Checa y México informarán sobre el producto interior bruto.

LE PUEDE INTERESAR:

El ranking de países con más inflación en las mayores economías de Latinoamérica

Mercados emergentes cierran primer trimestre golpeados por guerra e inflación

PUBLICIDAD