Negocios

La oferta de compra Bachoco provoca ira entre accionistas minoritarios

Un abogado que representa a la familia Robinson Bours, con 73% de las acciones de Bachoco, dijo que durante años las acciones mexicanas han estado subvaluadas

Más del 90% de las empresas mexicanas que cotizan en bolsa son controladas mayoritariamente por familias y Bachoco es la empresa con mayor control familiar entre las de la industria de alimentos y bebidas del país, dijeron analistas de JPMorgan Chase & Co.
Por Michael O'Boyle
25 de abril, 2022 | 02:20 PM

Bloomberg — Un número creciente de inversionistas minoritarios del procesador de pollo mexicano Industrias Bachoco SA expresaron su indignación ante lo que llaman una oferta injusta de parte de la familia controladora para comprarlos.

A fines del mes pasado, la familia Robinson Bours, propietaria del 73% de las acciones de Bachoco, anunció su intención de comprar la participación de los accionistas minoritarios a través de una oferta voluntaria de 81,66 pesos por acción. Eso es un 20,5% por debajo del promedio de los objetivos de precios de cinco analistas seguidos por Bloomberg.

El plan de compra es solo el último de una serie de deslistes que están haciendo que inversionistas extranjeros desconfíen aún más de la contracción del mercado de valores de México. La potencial oferta ha colocado a los tenedores de Bachoco en un dilema: aceptarla, a pesar de considerarla baja, o enfrentar una peor liquidez porque una compra parcial reduce la cantidad de acciones flotantes.

PUBLICIDAD

“Esto está tan fuera de los límites, tan atroz que es verdaderamente risible”, dijo Don Noone quien cofundó VN Capital Management con sede en Greensboro, Carolina del Norte. “Si esta oferta logra salir adelante, será una mancha en el mercado bursátil mexicano”.

Noone tiene acciones de Bachoco desde 2004 y posee el 0,85% de la empresa.

Valor razonable

La oferta por las acciones se presentó en medio de una caída a un mínimo de 16 meses. dfd

Un abogado que representa a la familia Robinson Bours dijo que durante años las acciones mexicanas han estado subvaluadas y que ha habido una clara tendencia de adquisiciones en los mercados emergentes.

PUBLICIDAD

La adecuación del precio será evaluada por el mercado cuando se lance formalmente el acuerdo, señaló el abogado, quien se negó a ser identificado por tratarse de un asunto privado. Agregó que todos los accionistas estaban siendo tratados de manera justa en el sentido de que la oferta sería voluntaria y pueden resistir si lo prefieren.

La familia presentó su oferta a fines de marzo, luego de que las acciones cayeran a un mínimo de 16 meses en medio de preocupaciones de que una mayor inflación pudiera aumentar los costos.

Matt Haynes, gestor de cartera en Sprott Asset Management USA Inc., que posee el 0,15% de Bachoco, dijo que la oferta de la familia apenas tenía un valor contable tangible e “ignora cualquier prima atribuible a la empresa como un negocio altamente rentable”.

“La actual oferta infravalora severamente a la empresa e indiscutiblemente se aprovecha de la posición accionaria dominante de la familia en desafío directo al Gobierno corporativo adecuado y al estándar de igualdad de trato de todos los accionistas”, dijo Haynes en un comunicado a Bloomberg News.

La oferta formal de Bachoco aún está sujeta a la aprobación de los reguladores y, una vez publicada, el directorio de la empresa deberá expresar su opinión sobre esta. Tweedy, Browne Co., uno de los mayores accionistas minoritarios con alrededor del 2% de Bachoco, dijo el 31 de marzo en una entrevista que la oferta estaba “muy por debajo de cualquier medida del valor razonable”.

Más del 90% de las empresas mexicanas que cotizan en bolsa son controladas mayoritariamente por familias y Bachoco es la empresa con mayor control familiar entre las de la industria de alimentos y bebidas del país, dijeron analistas de JPMorgan Chase & Co. dirigidos por Lucas Ferreira en un reporte de febrero. Los miembros independientes representan solo un tercio del directorio de Bachoco.

PUBLICIDAD

Nadie dijo que la oferta era aproximadamente la mitad del valor de otras transacciones recientes en la industria de procesamiento de carne. Además, la compañía ha estado sentada sobre una reserva de aproximadamente US$900 millones que los inversionistas esperaban que pudiera ser usada para adquirir una compañía estadounidense, pagar dividendos o financiar recompras de acciones.

“Cuando entras y ves ese efectivo, es doblemente atroz”, dijo Noone. “Si está infravalorado en un 50%, obtiene un descuento en el negocio y en esa gran cantidad de efectivo”.

El abogado de la familia indicó que en primer lugar, el mercado tenía la culpa de infravalorar las acciones y que no se desafiaron las normas de gobierno corporativo dado que la empresa no participaría en la licitación voluntaria. La oferta no era un medio para que los accionistas controladores accedieran al flujo de caja de la empresa.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD