PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Estilo de vida

Phil Rosenthal, de Netflix, explica por qué volar en Europa es mejor que en EE.UU.

El protagonista de Somebody Feed Phil, que vuelve con una quinta temporada el 25 de mayo, enumera algunos de sus lugares favoritos y qué hacer en ellos

Alimentos en una cabina de primera clase de Emirates.
Por Sarah Rappapport
22 de mayo, 2022 | 07:16 pm
Tiempo de lectura: 6 minutos

Bloomberg — En Bloomberg Pursuits nos encanta viajar. Y siempre queremos asegurarnos de que lo hacemos bien. Por eso hablamos con trotamundos de todas las áreas de lujo que cubrimos (comida, vino, moda, autos y bienes raíces) para conocer sus trucos, consejos y experiencias extravagantes.

Phil Rosenthal dice que tiene uno de los mejores trabajos del mundo. Viaja por todo el mundo, conoce gente nueva y come comida fantástica para su serie de Netflix Somebody Feed Phil, que vuelve con una quinta temporada el 25 de mayo. También fue renovada para una sexta temporada.

PUBLICIDAD

“Sé que el número de espectadores aumentó realmente durante el Covid-19; mi broma fue que Netflix inició el Covid-19”, dice Rosenthal.

Los espectadores confinados a sus sofás pudieron verlo beber caipirinhas en Río, visitar a las leyendas culinarias Alice Waters y Thomas Keller en San Francisco y probar los mercados de vendedores ambulantes en Singapur.

PUBLICIDAD

“Soy el tipo más afortunado con el que se puede hablar”, dice. En esta ocasión, come en Oaxaca, Maine, Helsinki y Madrid, entre otros lugares.

A Rosenthal se le dibuja una gran sonrisa en la cara cuando habla de Oaxaca y de la comida. “Puede que Oaxaca no sea tan conocida como Ciudad de México, pero para mí es aún más bonita”, dice. “Es más pequeña y es el centro gastronómico de México. Y para mí, que vivo en Los Ángeles, está a tres horas de vuelo. En tres horas estás en otro mundo. Es tan colorido y encantador, y la gente es tan cálida y amable”.

Dice que cuando viaja lo hace a conciencia: “Para eso está el dinero, para ahorrar para estas experiencias que no puedes olvidar”.

Y en cuanto al viaje en sí, intenta que sea lo más cómodo posible. Se paga él mismo los vuelos para poder tener un asiento reclinado, tomar un somnífero y dormitar durante el viaje. No hay nada mejor que despertarse y escuchar “45 minutos para el aterrizaje”, dice. “Es lo mejor”.

PUBLICIDAD

Estos son algunos de los consejos y anécdotas de Rosenthal sobre los viajes, entre ellos, por qué Somebody Feed Phil tiene sus raíces en un episodio de hace 22 años de Everybody Loves Raymond. (Rosenthal fue el productor ejecutivo de la sitcom de la CBS, que se emitió de 1996 a 2005). También detalla por qué le encantan las salas de espera de los aeropuertos y el “lujo más loco” que ha experimentado en un vuelo.

¿Alguna vez has querido bañarte en pleno vuelo?

Fuimos a Ciudad del Cabo desde Los Ángeles, y elegí Emirates porque había oído que uno se podía bañar en el avión. Y lo hice. Fue el lujo más loco que he experimentado en mi vida. No era sólo que la presión del agua fuera mejor que en mi casa: cuando salí de tomar el baño, el piso tenía calefacción. No podía creerlo. Fue algo único en la vida. Es increíblemente caro, pero tener esa experiencia es un lujo que me gustaría que todo el mundo pudiera experimentar.

PUBLICIDAD

Viajar en avión puede ser más cómodo fuera de EE.UU.

Sólo quiero ir a un aeropuerto y sentarme en una sala VIP. Fui a Denver la semana pasada y, a pesar de volar en clase ejecutiva o primera clase, no hay ninguna sala VIP. Tienes que unirte al club de la aerolínea para entrar en ella. Encontraré un lugar para comer. Hay lugares para sentarse. No es una tragedia que no tenga una sala VIP. Pero me gustan las salas VIP.

Cuando vas a Europa o a Asia o a cualquier lugar fuera de EE.UU., las salas VIP son maravillosas. Y las aerolíneas son mejores porque están subvencionadas por el gobierno (el turismo empieza ahí) tanto en el vuelo como en los aeropuertos. Ojalá hiciéramos más de eso en EE.UU.

PUBLICIDAD

Hay ciertas aerolíneas americanas que tienen salas VIP para los vuelos de Nueva York a Los Ángeles, y American Express tiene sus salas VIP. Haz que el viaje sea lo más fácil e indoloro posible.

Una sala VIP de Cathay Pacific Airways en el aeropuerto internacional de Hong Kong. dfd

Salir del hotel o del taxi y caminar a pie

En cuanto me bajo del avión, empiezo a caminar. Es mi forma favorita de explorar cualquier lugar nuevo: veamos qué hay alrededor de este hotel, hablemos con el conserje y veamos qué hay aquí. ¿Dónde puedo ir a tomar un café? ¿Dónde puedo ir a comer algo rápido? ¿Qué está de moda por aquí? Camino y camino y camino hasta que encuentro un lugar para comer, y luego camino y camino hasta la cena. Es la mejor manera de ver todo y experimentar todo. Hay que caminar. Por eso en el programa me ves caminar tanto, eso es lo que hago.

PUBLICIDAD

Lisboa fue un gran descubrimiento...

Un lugar que quizás era menos conocido cuando lo hicimos en el programa fue Lisboa. No se piensa en esa ciudad primero cuando se piensa en grandes ciudades europeas porque están Roma, París, Barcelona, Londres. Pero cuando la gente vio ese programa, más personas me escribieron más sobre esa ciudad que sobre cualquiera de las que hemos visitado. Y luego fueron ¡porque la vieron (en el programa)! Y es una ciudad de clase mundial, de primer nivel.

...pero Italia puede ser su favorita

Puede que Italia sea la número 1 para mí porque fue el primer lugar al que fui a los 20 años y en donde hice amigos. ¿Has estado alguna vez en un lugar en el que sentiste que pertenecías y soñaste que podías vivir ahí? Eso es Italia para mí. Se lo recomiendo a la gente como el primer lugar al que ir después de salir de EE.UU.

PUBLICIDAD

Quería hacer un episodio de Everyone Loves Raymond en Italia cuando supe que Ray Romano nunca había estado en el país. Ni siquiera estaba interesado en ir. Pensé que debíamos escribir el episodio con esa actitud, así que el personaje de Ray debía tener esa actitud, y entonces se “despierta” y lo entiende, ¡y lo consigue! Se le prende el foco, y eso es lo que vi que ocurría tanto con el personaje como con la persona.

Recuerdo que era tan genial hacer que la gente se estusiasmara con cosas que te gustan. Y simplemente pensé: ¿No sería genial hacer esto para otras personas? Y Somebody Feed Phil tiene sus raíces en ese episodio de Everybody Loves Raymond.

Pan y pizza en una panadería de Roma.  dfd

El hotel más memorable de Tailandia

Había un hotel en Chiang Mai llamado Dhara Dhevi. (En los créditos iniciales de la primera temporada, cruzo la fachada del hotel en bicicleta. No se puede decir que sea un hotel: parece el palacio de The King and I. Es tan espectacular, y eso es sólo el edificio principal. Todo el mundo tiene su propia casa con vistas a los arrozales, a los campos, las montañas y a los búfalos de agua por la ventana trasera. Es el lugar más espectacular en el que he estado.

Una valiosa lección sobre la pandemia

Vamos. Si algo nos ha enseñado el Covid-19, es que la libertad de vivir, viajar, de estar con otras personas nos la pueden arrebatar en un instante. Algunos sobrevivimos y algunos no. Nos enseñó lo preciosa que es esta libertad de ir y estar con otras personas. Es muy importante. Ni siquiera hemos comenzado a ver los efectos de lo que estos dos años han hecho en nuestra psiquis colectiva, pero sí sé esto: A medida que salgo más y más, todo me parece más dulce porque me lo arrebataron. Para recuperar esa libertad para disfrutar de la vida, damos una vuelta. Tienes que salir.

Somebody Feed Phil vuelve a Netflix el 25 de mayo. Rosenthal también ha lanzado un podcast llamado Naked Lunch. Somebody Feed Phil: The Book será publicado por Simon & Schuster en octubre.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD