Mercados

Sr. Yen dice que la moneda puede debilitarse a un nivel no visto desde 1990

El yen cayó en mayo a un mínimo de dos décadas de 131,35 frente al dólar y es la moneda del Grupo de los 10 que peor se ha comportado en los últimos tres meses

Eisuke Sakakibara, profesor de economía en la Universidad Aoyama Gakuin, habla durante una entrevista en la televisión Bloomberg en Tokio, Japón, el martes 31 de enero de 2017. El objetivo del gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, no es debilitar el yen y es poco probable que la fortaleza de la moneda suponga un problema para Japón, incluso a 100 por dólar, afirma Sakakibara, antiguo alto funcionario de divisas del Ministerio de Finanzas.
Por Ruth Carson e Yvonne Man
22 de mayo, 2022 | 11:07 AM

Bloomberg — Eisuke Sakakibara afirmó que el yen (JPY) puede caer a niveles que no se habían visto en 1990, debido a la creciente divergencia de la política monetaria de Japón con la de Estados Unidos.

Apodado “Sr. Yen” por su capacidad para influir en la moneda durante su mandato como viceministro de finanzas de Japón entre 1997 y 1999, Sakakibara dijo que el contraste entre una Reserva Federal hawkish ( partidario de política monetaria restrictiva) y la política monetaria flexible del Banco de Japón (8301) sigue siendo el principal motor de la debilidad del yen. Hasta que esa diferencia se reduzca, es probable que el yen siga bajo presión frente a la moneda de reserva mundial.

“La expectativa del mercado es que hacia finales de año se sitúe entre 140 y 150, por lo que es muy posible que el yen alcance ese nivel”, dijo Sakakibara, ahora profesor de la Universidad Aoyama Gakuin de Tokio, en una entrevista con Bloomberg Television. “Si supera los 150, creo que el Banco de Japón estaría algo preocupado”.

PUBLICIDAD
Libros de historia 
La última vez que el yen cotizó a 150 frente al dólar fue en la década de 1990dfd

La venta del yen se ha convertido en una de las operaciones macroeconómicas favoritas este año, ya que el aumento de los rendimientos del Tesoro estimula a los inversores a deshacerse de la moneda japonesa en favor del billete verde, de mayor rendimiento. El Banco de Japón ha prometido mantener su tendencia a la flexibilización incluso ante las pérdidas de la moneda, lo que hace poco probable que los descensos se reviertan pronto.

El yen cayó en mayo a un mínimo de dos décadas de 131,35 frente al dólar y es la moneda del Grupo de los 10 que peor se ha comportado en los últimos tres meses. La última vez que cotizó cerca de la marca de 150 fue en agosto de 1990.

Sin embargo, no todo el mundo está preparado para más pérdidas en el yen. El Australia & New Zealand Banking Group Ltd. (ANZ) considera que la caída de las acciones en EE.UU. hará bajar los rendimientos del Tesoro y eliminará el apoyo al billete verde, mientras que Shinkin Asset Management Co. considera que la moneda japonesa puede repuntar hasta alrededor de 125 por dólar. Una encuesta de Bloomberg entre estrategas prevé que el yen acabe el año en 128, lo que supondría un cambio mínimo respecto al nivel actual.

PUBLICIDAD

“Es peligroso no estar de acuerdo con el Sr. Yen, pero eso es una exageración”, dijo Kit Juckes, estratega jefe de divisas de Societe Generale, en respuesta a la llamada de Sakakibara. “No creo que veamos 135, en parte porque, aunque es posible que se revise la parte superior del rango de rendimiento de los bonos del Tesoro que hemos visto hasta ahora, dudo que superemos el 3,25%”.

El desplome del yen ha provocado la intervención verbal de los funcionarios japoneses para hablar de la divisa, aunque eso ha hecho poco para detener efectivamente su caída. Es poco probable que las autoridades intervengan a mayor escala porque todavía hay una explicación razonable para la debilidad de la moneda, dijo Sakakibara.

“Esto ha ocurrido por la diferencia de la política monetaria”, dijo. “No creo que ni el Banco de Japón ni el gobierno japonés estén preocupados por la situación actual del tipo de cambio”.

Con la asistencia de Adrian Wong y Greg Ritchie.

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD