Mercados

Amplia cosecha de trigo en EE.UU. ayudaría a traer alivio a los mercados globales

Se prevé que los campos de Dakota del Norte, el principal estado productor del país norteamericano, tengan un rendimiento récord

Trigo listo para ser cosechado en Culver, Kansas, EEUU, el miércoles 29 de junio de 2022.
Por Kim Chipman
29 de julio, 2022 | 03:55 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Estados Unidos se encamina a entregar una abundante cosecha de trigo de primavera en las próximas semanas. De efectivamente llevarla a cabo, podría ayudar a aliviar la escasez mundial causada por la agitación en el Mar Negro.

Se prevé que los campos de Dakota del Norte, el principal estado productor del país norteamericano, rindan un récord de 49,1 bushels por acre del grano. Las cifras se desprenden de la estimación final de una gira de tres días por la cosecha dirigida por el Consejo de Calidad del Trigo. Dakota del Norte representa aproximadamente la mitad de la cosecha de trigo de primavera de EE.UU.

El mundo cuenta con los suministros agrícolas estadounidenses para ayudar a rellenar los silos de grano, ya que la guerra en Ucrania sigue poniendo en peligro más del 25% de las exportaciones mundiales de trigo.

PUBLICIDAD

Aunque todos los indicios apuntan a una cosecha abundante, los problemas meteorológicos hicieron que los cultivadores plantaran la cosecha más tarde de lo que suelen hacerlo. Eso ha hecho que el trigo sea muy vulnerable a los problemas de final de temporada que podrían seguir perjudicando a la producción.

“Podríamos tener un buen potencial de rendimiento hasta el día en que se produzca una helada temprana”, dijo Neal Fisher, administrador de la Comisión del Trigo de Dakota del Norte.

Los precios retroceden al mejorar las perspectivas de las cosechasdfd

Los molineros y los maestros panaderos, como Ed Reinwald, estaban atentos esta semana a las señales de los granos que pueden ofrecer los niveles de proteína deseados y otras cualidades apreciadas por los productores de masas de pizza, croissants y otros artículos.

PUBLICIDAD

“Estoy muy entusiasmado con la cosecha de este año”, dijo Reinwald, explorador de cosechas y director del servicio técnico de Albany, Nueva York, para Ardent Mills, que suministra harina a las principales empresas alimentarias de Estados Unidos.

El trigo de primavera de este año ha sido objeto de una estrecha vigilancia para detectar posibles problemas después de que las plantaciones se vieran frenadas por los aguaceros y las inundaciones en las llanuras del norte. Los retrasos se produjeron tras la grave sequía del año pasado, que redujo las cosechas tanto en Estados Unidos como en Canadá.

Sin embargo, los agricultores pudieron ponerse al día, y desde entonces el tiempo, en gran medida favorable, ha aliviado las preocupaciones sobre el suministro. Las perspectivas de la gira de cultivos para Dakota del Norte están ligeramente por debajo de la estimación inicial de rendimiento del Departamento de Agricultura de EE.UU. de 51 bushels por acre, lo que supondría un salto respecto a los 33,5 bushels por acre del año pasado.

El trigo de primavera ha caído un 33% desde el máximo en más de una década alcanzado en mayo, aunque cualquier señal de problemas mientras el trigo está todavía en el suelo podría hacer que los precios se dispararan de nuevo y reavivar las presiones inflacionistas de los alimentos. Los futuros revirtieron las ganancias iniciales y cayeron un 0,4% el viernes.

“A seis semanas de la cosecha para muchos de estos campos es mucho tiempo, es una eternidad”, dijo Dave Green, vicepresidente ejecutivo del Consejo de Calidad del Trigo. “Nos preocupa que un cambio meteorológico o un cambio de patrón pueda perturbar lo que, por lo demás, parece ser una cosecha sobresaliente”.

PUBLICIDAD