Mercados

Libra se debilita; advertencia de recesión de BOE podría limitar alzas de tasas

La divisa cayó hasta un 0,5%, hasta US$1,2084, después de haber ganado esa cantidad antes de que los responsables de la política monetaria subieran las tasas

Libra esterlina
Por Naomi Tajitsu
04 de agosto, 2022 | 08:14 am
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — La libra esterlina revertía una subida contra el dólar de EE.UU. y los bonos del Reino Subían este jueves, luego de que el Banco de Inglaterra (BOE, por sus siglas en inglés) advirtiera por una larga recesión y dijera que su política monetaria no está determinada.

Esto opacó la subida de tasas de 50 puntos básicos por parte del banco central, ampliamente esperada por los inversores en libras. La divisa cayó hasta un 0,5%, hasta US$1,2084, después de haber ganado esa cantidad antes de que los responsables de la política monetaria subieran las tasas al 1,75%.

PUBLICIDAD

Los rendimientos de los bonos a diez años cayeron hasta ocho puntos básicos y parte de la curva de rendimiento se invirtió brevemente para reflejar los temores de una desaceleración económica.

Al mismo tiempo que realizaba su mayor subida de tasas en casi 30 años, el BOE sugirió que podría ser menos contundente a la hora de subirlas en los próximos meses. Advirtió que el Reino Unido se encamina a más de un año de recesión bajo el peso de una inflación disparada, lo que llevó a los operadores a refugiarse en los gilts.

PUBLICIDAD
El titular del Banco de Inglaterra, Andrew Baileydfd

“La libra esterlina seguirá en pie de guerra contra el dólar”, dijo Jane Foley, estratega de divisas de Rabobank. “Los mercados de divisas han querido ver una orientación más contundente sobre las subidas de tasas”.

Muchos analistas prevén que la libra esterlina tendrá dificultades para fortalecerse, ya que la debilidad de la economía británica probablemente mantendrá al Banco de Inglaterra en una senda más lenta de subidas de tasas en comparación con la Reserva Federal y otros grandes bancos centrales.

La libra ya se ha recuperado de un mínimo de dos años de US$1,1760 alcanzado a mediados de julio, sobre todo gracias a un dólar más débil. Este año sigue cayendo frente al billete verde, ya que los operadores tienen en cuenta la inflación galopante, la incertidumbre política y los trastornos posteriores al Brexit.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD