Finanzas personales

Dólar en Colombia: ¿es una buena época para comprar y qué estrategia debería aplicar?

Los especialistas en finanzas personales creen que a pesar de la volatilidad de los mercados sigue siendo una buena idea comprar dólares, pero en qué momento y con qué estrategia

Un trabajador cuenta billetes de dólares estadounidenses en una oficina de cambio de divisas en Yakarta, Indonesia, el miércoles 2 de marzo de 2022.
17 de agosto, 2022 | 03:00 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bogotá — El dólar en Colombia se ha estabilizado en las últimas semanas luego de que el pasado 12 de julio alcanzara máximos históricos y llegara a escalar por encima de los $4.600, aunque aún se mantiene en un punto alto y no logra regresar a los niveles promedio con los que se cotizó en 2021 de $3.720.

Alejado de sus máximos históricos, el dólar se mantiene como una importante alternativa de ahorro en medio de la depreciación que han sufrido las principales monedas locales en Latinoamérica este año.

En medio de la especulación sobre qué pasará con el dólar, muchos compradores se han volcado a las casas de cambio para adquirir la divisa estadounidense sin una estrategia definida, sino más bien motivados por el vaivén de los precios.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

En este sentido, muchos se preguntan ¿cuál es el mejor momento para comprar dólares y cuál debería ser la estrategia para tomar las mayores ventajas?

Juliana Matiz, fundadora de la plataforma de educación financiera Investopi, dice en conversación con Bloomberg Línea que en el largo plazo es una buena idea comprar dólares independientemente de la volatilidad de los mercados.

PUBLICIDAD

“Los históricos muestran cómo esta divisa se sigue fortaleciendo, no solo contra el peso colombiano, sino frente a la mayoría de monedas del mundo. Por eso, comprar dólares como un mecanismo de ahorro y cobertura contra la inflación es una estrategia que, además de usar los colombianos, también deberían contemplar otros países de la región”, explica.

Para la ejecutiva, es clave analizar el perfil de cada persona y sobre todo “el período en el que se quiere dejar este capital en dólares, ya que dependiendo de este tiempo la volatilidad puede afectar”.

“Se pueden adquirir stable coins (monedas estables), dólares físicos o incluso abrir cuentas de inversión en las que se puede rentabilizar más el dinero, por ejemplo, por medio de las acciones en Estados Unidos”, indicó.

Andrés Jiménez, CEO de la fintech colombiana Fridom, analiza en respuesta a este medio que antes de emprender cualquier estrategia de ahorro es importante entender el momento actual de incertidumbre en la economía ante los riesgos de recesión global.

Photographer: Kerem Uzel/Bloombergdfd

“Esto significa que muchos activos van a perder valor”, manifestó Jiménez al explicar que en un escenario como el actual es clave cuidar el patrimonio y “el dólar se convierte en una opción muy positiva”.

“Más que porque va a bajar o subir en el corto plazo, es el hecho de pensar en el dólar como moneda fuerte, con más del 82% de las transacciones a nivel mundial, que nos permite tener liquidez y también preservar de alguna manera el capital”, agregó.

PUBLICIDAD

En cuanto a la estrategia de compra de dólares, se refirió a la denominada Dollar Cost Averaging (DCA), que consiste en realizar compras recurrentes de la divisa, independientemente del precio.

Un ejemplo: se tiene X capital, se divide en cuatro o en cinco etapas, y cada semana, cada mes, se van haciendo compras independientemente del precio”, señaló. Esta estrategia, señala Andrés Jiménez, permite a las personas beneficiarse bien sea si el dólar empieza a promediar a la baja o al alza.

Juan Pablo Zuluaga, fundador de la plataforma de educación financiera Mis Propias Finanzas, resume en un video que es importante diversificar el riesgo moneda, comprando dólares de a poco y por etapas.

PUBLICIDAD

Así se van aprovechando “los picos y los valles, y va promediando en un precio, y de esa manera vamos a diversificar monedas, pero no vamos a entrar en ese juego de tratar de especular para dónde va el dólar que para mí es imposible”, señaló Zuluaga.

El CEO de Fridom coincide al afirmar que un tema “es analizar el dólar con respecto al peso, que tiene unos matices particulares en Colombia que pueden hacer que fluctúe en el corto plazo, a cómo se mueve el dólar a nivel internacional”.

PUBLICIDAD

“Lo más importante cuando analizamos el dólar es pensar en cómo se mueve en los mercados internacionales frente a otras divisas”, dijo.

Para eso, se utiliza el índice conocido como DXY, que analiza la variación del dólar en relación con una canasta de divisas globales, entre las cuales están algunas de las más fuertes del mundo como la libra esterlina británica, el yen japonés o el euro.

“Entonces cuando analizamos el dólar en esta canasta podemos ver que su tendencia en el mediano plazo, ya no tanto en el corto, no ha sido bajista, sino que por el contrario, ha sido alcista, tal y como ha sucedido con el dólar-peso en Colombia. Eso significa que puede continuar en una tendencia igual en el corto plazo de acuerdo a las siguientes subidas de las tasas de interés de la FED (Reserva Federal estadounidense)”, apuntó.

PUBLICIDAD

Sin embargo, matizó que, en el mediano y largo plazo, cuando estas tasas y la inflación empiecen a acentuarse, ahí se podría ver un retroceso importante del dólar.

“Más que verlo con fines especulativos la compra y venta del dólar en este momento, debería ser más como en ese activo en el cual me resguardo, me refugio, aseguro mi capital ante incertidumbre en los mercados financieros y espero a que el panorama esté un poco más esclarecido y poder tomar posiciones en otro tipo de activos de inversión”, remató.

PUBLICIDAD