Actualidad

Cinco preguntas sobre la venta de una participación del Manchester United

La familia Glazer de EE.UU. está considerando la venta de una porción minoritaria del club inglés

Avram Glazer y Joel Glazer.
Por David Hellier y Ruth David
18 de agosto, 2022 | 06:10 PM

Bloomberg — La oportunidad de invertir en una de las principales marcas del fútbol mundial ha surgido con la familia Glazer, que está considerando vender una participación minoritaria en el club inglés Manchester United FC. La empresa de capital riesgo Apollo Global Management Inc. y el empresario británico Jim Ratcliffe ya han manifestado su interés después de que Bloomberg News informara por primera vez que los propietarios estadounidenses estaban dispuestos a incorporar a un inversor.

Aquí cinco preguntas sobre la posible llegada de nuevo capital.

1. ¿Por qué los Glazer podrían estar buscando vender una participación ahora?

Los Glazer nunca habían sido tan impopulares entre los fanáticos como lo son ahora. El club está teniendo dificultades para desempeñarse en la cancha, a pesar de haber invertido mucho en jugadores estrella y altos directivos, y su infraestructura clave, incluido el famoso estadio Old Trafford, necesita mejoras. En sus dos primeros partidos de la temporada de la Premier League inglesa, el equipo sufrió vergonzosas derrotas, mientras que se pronostica que perderá el tercer partido el 22 de agosto contra su archirrival Liverpool FC. Al mismo tiempo, los fondos de capital privado y las personas de alto poder adquisitivo, principalmente de Estados Unidos, se volcaron hacia los equipos europeos, que se valoran en múltiplos de ingresos mucho más bajos que sus equivalentes estadounidenses.

PUBLICIDAD

2. ¿Los accionistas minoritarios en el fútbol son habituales?

Hay varios ejemplos de accionistas minoritarios en el fútbol europeo. Estos incluyen a Silver Lake en City Football Group, los dueños del Manchester City FC, y Orkila Capital en el equipo belga Club Brugge. Ocasionalmente, este tipo de inversores adquieren participaciones, como el estadounidense John Textor en el Crystal Palace FC, o los hermanos Reuben en el Newcastle United FC. Textor ha dicho que su inversión conlleva una parte equitativa del control con los otros tres propietarios del equipo. Los inversores minoritarios tienden a negociar un elemento de control, ya sea a través de uno o dos asientos en la Junta directiva, o mediante un veto sobre gastos importantes. Los Glazer poseen el 97% de las acciones con derecho a voto en el Manchester United.

3. ¿Se podría comprar directamente el Manchester United?

El dinero siempre habla, especialmente en el deporte profesional. Además, el apetito actual por la exposición al fútbol europeo es tal, con su lucrativo flujo de efectivo fruto de los derechos de transmisión, que los grupos de inversión podrían comenzar a poner a prueba la determinación de los Glazer de mantener el control del equipo. Su rival de liga, el Chelsea FC, se vendió este año por $4.250 millones de libras (US$5.100 millones) en lo que fue uno de los tratos más importantes y disputados del deporte mundial. El Manchester United probablemente tendría un precio mucho más alto. Jim Ratcliffe, fundador de Ineos Group Holdings S.A. estuvo entre los que pujaron por el Chelsea, aunque llegó un poco tarde al proceso, y al parecer sigue interesado en adquirir un equipo de fútbol inglés. También es hincha del Manchester United.

4. ¿Qué opinan los aficionados del Manchester United?

Una de las principales quejas sobre los Glazer ha sido la percepción de su falta de compromiso con el club. Por lo tanto, es poco probable que se apresuren a dar la bienvenida a otro inversor distante que opere detrás de escena. Muchos preferirían que los Glazer abandonaran el club por completo, como lo demuestra la protesta prevista para el próximo partido en casa contra el Liverpool. Un grupo de fanáticos, el Manchester United Supporters Trust, ha explicado lo que espera de un nuevo patrocinador: “Este tiene que ser el cambio correcto. Cualquier posible nuevo propietario debe estar comprometido con la cultura, el espíritu y las mejores tradiciones del club”, dijo el grupo en un comunicado este jueves. “Cualquier nueva estructura de propiedad debe incorporar seguidores, incluido un grado de propiedad compartida de los fanáticos, en su modelo operativo”. Tras darse a conocer el interés de Apollo en el equipo, los fanáticos no dudaron en dar opiniones negativas al respecto.

PUBLICIDAD

5. ¿Sería esto una apuesta por el regreso de una Superliga?

Los Glazer no se hicieron ningún favor con los seguidores del Manchester United el año pasado cuando respaldaron el proyecto de una Superliga europea. El plan fue rápidamente cancelado tras la reacción violenta de los fanáticos y los políticos, quienes dijeron que iba en contra de la tradición al garantizar un lugar a un pequeño grupo de los mejores clubes en una nueva y lucrativa competencia. Pero la justificación para los propietarios era clara: mayores ingresos por transmisión vinculados a una competencia europea de élite. Se prevé que los ingresos de la liga superen la marca de los $6.000 millones de libras esterlinas por primera vez, impulsados por los derechos de los medios. Para los propietarios estadounidenses en particular, este arreglo habría reflejado una similitud con los acuerdos de los deportes profesionales en casa. La Superliga también habría brindado a los clubes involucrados la oportunidad de vender los derechos de transmisión en vivo de algunos juegos directamente a los fanáticos, en lugar de hacerlo como colectivo. Eso sería una bendición potencial para el Manchester United, uno de los clubes con una de las mayores aficiones del mundo. A medida que crece la influencia de los estadounidenses en el futbol inglés, algunos creen que surgirá otro plan al estilo de la Superliga. Si alguna vez se adoptara tal modelo, ampliaría aún más la brecha financiera entre los mejores equipos y los más pequeños del viejo continente.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD