Mercados

Acciones tecnológicas enfrentan una nueva tormenta de tasas altas

Analistas ven riesgo de nuevas pérdidas en acciones tecnológicas sensibles a las tasas de interés, ya que todos los indicios sugieren que Powell cumplirá su advertencia

Jerome Powell, Lael Brainard y John Williams, conversan en un descanso del simposio Jackson Hole. Photo: David Paul Morris/Bloomberg
Por Jessica Menton
28 de agosto, 2022 | 03:41 PM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — El más reciente mensaje de línea dura del jefe de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Jerome Powell, amenaza con abrir un nuevo frente en la batalla entre las acciones tecnológicas y los rendimientos del Tesoro, lo que podría representar un golpe para los gestores de carteras que acaban de volver a apostar en masa por las empresas de megacapitalización estadounidenses.

El referencial índice Nasdaq 100 registró su mayor caída desde la semana que terminó el 10 de junio, después de que Powell anunciara el viernes su férrea decisión de subir las tasas de interés hasta un nivel económico restrictivo para enfriar la inflación, que se encuentra en los niveles más altos de la década.

Los administradores del dinero, incluidos los inversores de largo plazo en el sector, ven el riesgo de nuevas pérdidas para las acciones tecnológicas sensibles a las tasas de interés, ya que todos los indicios sugieren que Powell cumplirá su advertencia, dado que los precios de los bienes y servicios siguen siendo obstinadamente altos en todo el mundo.

PUBLICIDAD
Las acciones de empresas de software, muy valoradas, se vieron afectadas a principios de año cuando los rendimientos se dispararondfd

La rápida subida del rendimiento de los bonos a 10 años este mes ya ha hecho tambalearse a la llamada renta variable de crecimiento, al tiempo que ha encendido una venta de activos cruzados tras el reciente repunte de las acciones de US$7 billones.

Los preocupados inversores de Wall Street se preparan ahora para que el índice de referencia del Tesoro vuelva a tocar el máximo del 3,5% alcanzado en junio o suba aún más al 4%, lo que amenaza con dañar de nuevo a las empresas de primera línea después de que el grupo se repusiera más del 20% desde el peor momento del mercado.

“Si los rendimientos vuelven a alcanzar el 3,5%, los mercados se verán sacudidos y será especialmente duro para los valores tecnológicos”, dijo Nancy Tengler, directora de inversiones de Laffer Tengler Investments. “Si llegamos al 4%, todo el mercado de valores se moverá y recalibrará”.

PUBLICIDAD

Todo esto amenaza con sorprender a los fondos de cobertura con la guardia baja, después de que datos del sector rastreado por Goldman Sachs Group Inc. (GS) elevaran las apuestas tecnológicas el pasado trimestre al nivel más alto desde el inicio de la pandemia de Covid-19, con la convicción de que una desaceleración económica en ciernes reavivaría las transacciones de seguridad de las empresas de megacapitalización.

Otra oleada de volatilidad sacudió a Wall Street el viernes, después de que Powell advirtiera en el simposio de Jackson Hole de una política restrictiva “durante algún tiempo”, dado que la historia “advierte fuertemente contra la relajación prematura de la política”. Los contratos de futuros que hacen referencia a la reunión de política monetaria de la Fed de septiembre fijaron un precio de 64 puntos básicos de endurecimiento en un momento dado el viernes, en comparación con los 59 puntos básicos antes del discurso.

Sin embargo, el mercado bursátil fue el más afectado por el mensaje de Powell de que las subidas de las tasas de interés podrían socavar el crecimiento económico, ya que el Nasdaq 100, con un elevado peso de empresas tecnológicas, cayó hasta un 4,1%, aunque el rendimiento a 10 años se mantuvo prácticamente estable.

En general, las empresas tecnológicas son especialmente susceptibles a los temores de un aumento de los tasas de interés porque muchas de ellas se valoran en función de los beneficios proyectados a años vista. El valor actual de esos beneficios futuros vale menos a medida que aumentan los rendimientos.

La subida de las tasas de interés también encarece la financiación de las operaciones. Esto no es un problema para empresas como Apple Inc. (AAPL) y Microsoft Corp. (MSFT) que tienen buen flujo de efectivo, pero aumenta los riesgos para las compañías más jóvenes que están quemando su liquidez en busca de un rápido crecimiento.

El rendimiento del Tesoro estadounidense a 10 años rondaba el 3% el viernes, frente al 2,57% de principios de agosto.

PUBLICIDAD

“Los inversores se empeñan en un cambio de rumbo, pero no lo van a conseguir hasta que la inflación caiga: ciertamente ha tocado techo, pero tiene que bajar de forma significativa”, dijo Sean Sun, gestor de carteras de Thornburg Investment Management. “Si la Reserva Federal tiene que subir los tipos de forma aún más agresiva para conseguirlo, entonces podríamos ver los 10 años volverse a alrededor del 3,5%”. Esta transición difícilmente será indolora para los valores tecnológicos”.

Los gestores de fondos con un enfoque a largo plazo son reacios a deshacerse de las exposiciones tecnológicas debido a la fiable generación de beneficios de la categoría, a los balances saneados y a la capacidad de aprovechar las tendencias desinflacionistas.

Para los inversores que deseen mantener su exposición a las empresas tecnológicas, Sun recomienda que adquieran acciones de empresas de servicios informáticos, mientras que se alejan de las actividades no lucrativas a largo plazo, como las empresas de software en fase inicial.

PUBLICIDAD

Tengler, de Laffer Tengler, considera que las empresas tecnológicas sufrirán a corto plazo, aunque está a favor de la categoría en los próximos tres a cinco años. Se inclina por las acciones de ciberseguridad y las empresas que invierten en servicios en la nube, como Amazon.com Inc. (AMZN), Microsoft y la empresa matriz de Google (GOOGL), Alphabet Inc, mientras que se aleja de las empresas de medios sociales en dificultades, como la empresa matriz de Facebook, Meta Platforms Inc. (META)

Mientras tanto, los precios de los productos electrónicos en el Índice de Precios Digitales de Adobe, una medida alternativa de las tendencias de los precios al consumidor, cayeron un 9,3% en agosto con respecto a hace un año, lo que podría ayudar a señalar una menor inflación en los próximos meses, según Jim Paulsen, estratega jefe de inversiones de The Leuthold Group.

PUBLICIDAD

Esa es una de las razones por las que es un alcista del sector.

“La verdadera cuestión para los inversores a largo plazo es si esto es la década de los 70, donde tenemos una inflación permanentemente más alta durante más tiempo. Si es así, entonces no se quieren acciones tecnológicas”, dijo Paulsen en una entrevista. “¿O se trata de un pico cíclico de inflación? Las probabilidades favorecen fuertemente que finalmente volvamos a la desinflación”.

--Con la ayuda de Jeran Wittenstein y Lu Wang.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD